Los Verdasco acusan la crisis: cierran definitivamente el Café de Chinitas
  1. Famosos
EMPRESAS

Los Verdasco acusan la crisis: cierran definitivamente el Café de Chinitas

La familia ha decidido solicitar el concurso de acreedores para el emblemático local de flamenco, que lleva un año cerrado por la pandemia

Foto: Sara Verdasco, su marido Juan y sus padres, Olga y José. (Gtres)
Sara Verdasco, su marido Juan y sus padres, Olga y José. (Gtres)

Mucho antes de que el tenista Fernando Verdasco se dedicara al tenis profesionalmente, el apellido Verdasco era ya muy conocido en Madrid. La familia del popular deportista era famosa por derecho propio, tras haber perpetuado y sacado adelante varios negocios de restauración a lo largo de cuatro generaciones, negocios y locales que a día de hoy son una institución en la capital. Suyo es el centenario La Bola, por ejemplo, donde el cocido madrileño se escribe con letras doradas.

Pero a ellos, como a todo el sector, se les ha atragantado la pandemia. Tal y como publicó el INE recientemente, miles de empresas han llegado al agotamiento financiero y las quiebras en el mundo de la hostelería se han disparado. En los bares y restaurantes crecieron un 67% respecto al otoño. A pesar de la frialdad de las cifras, cada día conocemos un negocio nuevo que no ha superado este reto que es ya tan largo. Uno de ellos es el Café de Chinitas, uno de los templos del flamenco en Madrid, que gestionaban los Verdasco y que acaba de solicitar el concurso de acreedores.

"Hemos decidido cerrar definitivamente", admite Mara Verdasco, representante de la cuarta generación de esta familia de raíces asturianas y copropietaria del local. La empresaria, que también gestiona La Bola y los otros intereses de la familia, atiende a este medio cuando la llamamos para preguntar por ese anuncio del BOE en el que solicitan el concurso. El tablao lleva cerrado al público prácticamente desde que se decretó el confinamiento en marzo de 2020, y aunque en un principio creyeron que volverían en unos meses, la realidad se ha impuesto.

Foto: José Verdasco. (Gtres)

En su caso, se han unido varias circunstancias. Por un lado, la mayor parte de su clientela se componía de turistas interesados por conocer el flamenco de cerca. Por otro, tal y como reveló el diario 'ABC' hace unos meses, la propietaria del local quería destinarlo a otros usos. Aunque estuvieron un tiempo buscando otros locales, al final la decisión ha sido abandonar.

La empresa Verdasco Hermanos SA declaró el concurso voluntario el pasado 11 de marzo. En 2019 facturaron más de un millón de euros, pero cerraron con pérdidas. Las actuales socias de esta empresa son María del Carmen Mira Zapatero, Carolina Verdasco Mira y Mara Verdasco García-Arévalo. José Verdasco (padre del tenista) y su hermano Fernando, los artífices del Grupo Wamba, donde se integran La Bola, el Café de Chinitas o el restaurante La Cañada, aparecen también en la gerencia, aunque están más desvinculados de la gestión.

En su página web se cuenta la historia de cómo surgió la idea de poner un tablao flamenco donde antes había un restaurante llamado El Senado. "Más de un siglo después de la apertura del famoso Café Chinitas de Málaga, la familia Verdasco se encontraba disfrutando de la música de un artista ambulante en una terraza que tenían en la plaza de Oriente y debían tomar una decisión trascendental, motivados por la crisis de los años 60, necesitaban transformar uno de los negocios que tenían en la cercana calle de Torija. Inspirado por el músico que tocaba cerca, uno de ellos preguntó: '¿Por qué no montamos un tablao flamenco?' 'No sabemos de este negocio, pero seguro que podemos pedir ayuda a gente que conocemos', dijo otro…". Y así "pusieron en marcha la aventura".

Foto: Olga Carmona y su hija Ana Verdasco en su centro de belleza. (Foto: Manu Torres)

La familia no sabría mucho de flamenco, pero sí de restauración. Lo aprendieron de Cándida Santos, la bisabuela y fundadora de la saga familiar. "Nos enseñó que lo importante es emprender el camino hacia los sueños y no rendirse nunca, tal y como ella hizo en 1870, cuando vino de su Asturias natal y abrió La Bola, el primer restaurante de la familia y que sigue abierto desde entonces".

Desde su apertura en un palacete del S.XVIII han contado con grandes nombres del cante y el baile flamenco como José Mercé, La Chunga (que ayudó a poner en marcha el local) o Enrique Morente. Y entre sus mesas se han sentado desde los Reyes de España a celebrities internacionales como la misma Lady Di, Bill Clinton o Hussein de Jordania. Con el cierre de Casa Patas hace un año y el anuncio del cierre definitivo del Chinitas, Madrid se queda sin dos referencias fundamentales del flamenco.