ERTE y créditos: Samantha, Jordi y Pepe ('MasterChef') rozan el 'crack' en pandemia
  1. Famosos
TELEVISIÓN

ERTE y créditos: Samantha, Jordi y Pepe ('MasterChef') rozan el 'crack' en pandemia

Como el resto del sector, Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz están sufriendo las consecuencias del cierre de la hostelería o las limitaciones de aforo

Foto: Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez. (EFE)
Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez. (EFE)

“Yo doy gracias a Dios todas las mañanas, soy un privilegiado por tener curro”, reconocía Pepe Rodríguez en una entrevista reciente con la agencia EFE. El querido cocinero, rostro emblemático de todos los formatos de 'MasterChef' y sus compañeros de 'tribunal' han sido portavoces de su sector siempre que han podido, denunciando la falta de ayudas directas y reconociéndose siempre como privilegiados. "Si solamente tuviésemos los restaurantes, estaríamos hablando de otra cosa y sufriríamos de otra forma. No lo quiero ni pensar. Hemos tenido suerte".

Rodríguez duda hasta de la viabilidad de su famoso El Bohío (Illescas, Toledo), que lleva en pie desde que lo fundara su abuela en 1934. Pepe y su hermano Diego han tenido que tomar medidas drásticas para mantenerlo en pie. Según los datos, su facturación ha disminuido entre un 40% y un 50%. Los cierres perimetrales, las restricciones de aforo y demás obligaron a los hermanos a solicitar un ERTE en lo peor de la pandemia para los trabajadores e incluso a despedir a algunas personas de la plantilla. "Ahora todos trabajan, pero ha estado entrando y saliendo gente del ERTE todo el año", explica.

Foto: Victoria Abril, Premio Feroz de Honor 2021. (EFE)

El suyo es un caso prototípico dentro del sector, que ha perdido 70.000 millones de euros por el desagüe de la pandemia, según datos de la patronal de hostelería de España. Negocios que iban bien, como el suyo, que en 2019 logró unos beneficios de más de 300.000 euros, ahora no saben si tendrán un futuro. El caso del catering de Samantha Vallejo-Nágera es aún más sangrante, como ya contamos en estas páginas y ha reconocido ella en varias entrevistas. "Nos ha afectado bastante más que a los demás. La pandemia al sector del catering nos ha fulminado porque no se pueden reunir personas. Nosotros somos expertos en bodas y fiestas de empresa, y ahora los catering han desaparecido de todos los sitios", asegura.

La cocinera, fundadora del famoso catering que lleva su nombre y que funciona desde hace 25 años, lo explicaba en las cuentas anuales del último ejercicio, disponibles en el Registro Mercantil. La situación, en palabras de la empresa, era "crítica" para 2020 "y siguientes". "Desde el punto de vista productivo -señalan-, nos encontramos ante una bajada muy importante de actividad que, desafortunadamente, no se va a limitar al periodo del estado de alarma, sino que se va a prolongar en el tiempo por diversos factores, entre los que se encuentra: i) las prohibiciones de reuniones de grupos más o menos multitudinarios; ii) el miedo que permanecerá entre muchos de nuestros potenciales clientes a formar parte de este tipo de eventos sociales, y iii) la importante pérdida de ingresos que afectará a muchos de nuestros potenciales clientes y que impedirá la organización de eventos o reducirá su volumen".

Foto: Samantha Vallejo-Nágera, embajadora de Fairy, en la campaña que ella misma protagoniza.

La empresa se ha enfrentado a "una bajada drástica" de la producción y, por consiguiente, de la facturación (en torno a un 65% menos) que "compromete de manera importante la viabilidad" del catering que fundó la empresaria en el año 1995. La empresa ya ha tenido que tomar algunas medidas 'dolorosas' a lo largo de estos meses, prescindiendo de parte de su personal. Se "ha visto obligada a amortizar determinados puestos de trabajo y a ajustar los salarios de parte de la plantilla", señala el informe de las cuentas anuales. Además, solicitó un ERTE en marzo del año pasado por fuerza mayor.

Samantha ha tenido que echar mano de financiación externa para salir adelante. Su empresa recurrió a los préstamos avalados por el ICO para conseguir 800.000 euros y "asegurar y reforzar su fondo de maniobra a corto plazo". Hay que apuntar que, en 2019, Samantha ya había solicitado otro crédito a Bankia por importe de 400.000 euros, y empleaba en su catering a cerca de 50 personas.

Antes de que entrara en escena la pandemia, la vida (económica) sonreía a Samantha Vallejo-Nágera. En 2019 consiguió una cifra de negocio de 3.675.397 euros, frente a los 3.152.307 de 2018. Ella es la administradora, accionista mayoritaria y directora de esta empresa gastronómica que empezó desde abajo y ha conseguido situarse como una de las opciones de referencia del sector. Vallejo-Nágera es de natural optimista y, pese a todo, en diciembre decidió abrir un nuevo hotel-restaurante en Pedraza (Segovia), Casa Taberna. Además, ya tiene firmados agunos eventos para la temporada de bodas que empieza ahora.

Foto: Jordi Cruz. (EFE)

En Cataluña, las restricciones provocadas por pandemia han sido especialmente severas con la hostelería y la restauración. Y, sin embargo, Jordi Cruz se ha considerado siempre como un privilegiado, porque "la fortaleza de la empresa" le permite dormir relativamente tranquilo. El restaurante AbAC de Cruz en Barcelona (tres estrellas Michelin) lleva meses cerrado y con “ciento y pico personas en ERTE”, según explicó él mismo en la misma entrevista con la agencia Efe.

“Dentro de lo malo lo estamos viviendo con serenidad. Nuestro negocio es un barco grande que tiene que hacer todas las paradas. Si solo hace la mitad del trayecto, no nos sale a cuenta. No quiero abrir con medio menú, ni dándoles prisas a los comensales. Quiero abrir donde lo dejé, con el mismo nivel”, confesaba. Su tono más tranquilo quizá tenga que ver con que, en su caso, los números son cosa de Josep Maria González Simó, el empresario que está detrás del grupo ABaC.

En 2017 (últimos datos disponibles), el restaurante logró unos beneficios de 485.159 euros, pero ahora está perdiendo dinero, como el resto de las empresas del sector. En sus cuentas destacan los casi siete millones de euros en activos, dado que los locales son en propiedad. Este hecho les está salvando la vida -literalmente hablando-, dado que no tienen que cumplir con un alquiler como otros negocios del sector.

“Yo doy gracias a Dios todas las mañanas, soy un privilegiado por tener curro”, reconocía Pepe Rodríguez en una entrevista reciente con la agencia EFE. El querido cocinero, rostro emblemático de todos los formatos de 'MasterChef' y sus compañeros de 'tribunal' han sido portavoces de su sector siempre que han podido, denunciando la falta de ayudas directas y reconociéndose siempre como privilegiados. "Si solamente tuviésemos los restaurantes, estaríamos hablando de otra cosa y sufriríamos de otra forma. No lo quiero ni pensar. Hemos tenido suerte".

MasterChef Samantha Vallejo Nágera Pepe Rodríguez Jordi Cruz
El redactor recomienda