Victoria Abril, participante de 'MasterChef': la musa de Almodóvar que se expatrió por amor
  1. Famosos
ANTIVACUNAS

Victoria Abril, participante de 'MasterChef': la musa de Almodóvar que se expatrió por amor

Es un clásico de nuestro cine y una de las históricas de nuestra cultura pop. Ahora también será una de las estrellas del programa culinario más famoso

Foto: Victoria Abril, Premio Feroz de Honor 2021. (EFE)
Victoria Abril, Premio Feroz de Honor 2021. (EFE)

Es un clásico de nuestro cine, una de las musas indiscutibles de Pedro Almodóvar y una de las presencias de nuestra cultura pop. Este jueves, se ha anunciado que también será una de las participantes sorpresa de 'MasterChef Celebrity'. Hace poco, además, fue noticia por algo que nada que ver con sus éxitos cinematográficos. Victoria Abril sorprendió a propios y extraños durante la ceremonia de entrega del Premio Feroz de Honor 2021 (a la que ha llegado sin mascarilla) con sus comentarios sobre la crisis sanitaria y la pandemia ("plandemia", en palabras de la actriz).

"Si tengo que pasar por conspiracionista, paso", confesó, tras asegurar a pesar de los reparos de la organización que "las vacunas son unos experimentos sin probar que nos meten rapidito", que "no están funcionando" y que "están testando directamente en seres humanos como cobayas". Un evento en el que el cine no fue ni mucho menos el protagonista pese a los esfuerzos de los responsables de la ceremonia.

Finalmente, el homenaje 'feroz' a Victoria Abril transcurrrió en calma durante una gala en la que se repasó toda su trayectoria. Y es que esta gran musa de Almodóvar, de azafata del 'Un, dos, tres', pasó a convertirse en la cara más bonita de nuestra pantalla, aquella chica secuestrada de '¡Átame!' que también podía ser la maquiavélica mujer fatal del 'Amantes', de Vicente Aranda.

Expatriada por amor... Y por trabajo

Una carrera que comenzó en España pero que ha continuado con éxito lejos de nuestras fronteras. Victoria Mérida Rojas, su nombre real, hace años fijó su lugar de residencia es París, la ciudad en la que lleva casi cuarenta años sintiéndose como en casa.

Ella misma ha confesado, sin pelos en la lengua, que en España siente que la han "olvidado". Sin embargo, ese olvido no siempre ha sido la justificación para residir en Francia. Cuando Victoria se mudó a la capital gala, en 1982, las razones de aquella mudanza fueron estrictamente amorosas. Tras su matrimonio con el exfutbolista Gustavo Laube, la actriz conoció a Pierre Edelman y comenzó a compaginar su vivienda francesa con la española.

placeholder La actriz, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La actriz, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

En aquel momento, no se puede decir que estuviese precisamente olvidada. Una vez pasada la fiebre del 'Un, dos, tres', la actriz triunfaba a lo grande: había iniciado una fructífera relación profesional con Vicente Aranda. Aparte del cineasta, la televisión patria la reclamaba para series como 'El Lute: camina o revienta'. Después de '¡Átame!', llegaron 'Tacones lejanos' o 'Kika'. Para el cine español fue, de hecho, una especie de sustituta de Carmen Maura en el imaginario almodovariano. El enamoramiento de Francia con Almodóvar corrió en paralelo al de los franceses con ella.

No son pocas las entrevistas en las que ha confesado que se trasladó a París "por amor". Por su amor a un hombre y por su amor a la ciudad de la Torre Eiffel. Ese romance ha sido una de las claves para permanecer allí. Tras su divorcio, también salió con otro francés: el director Gérard de Battista. Con él tuvo a sus hijos Martín y y Félix. Musa de Jean Paul Gautier, en muchas de sus declaraciones se deja ver cierto resquemor hacia su declinante fama en nuestro país. "Aranda se ha muerto, Agustín Díaz Llanes ya no rueda y Pedro (Almodóvar) no se ha muerto pero yo sí para él", dijo divertida hace dos años sobre la falta de ofertas en España.

Con una presencia menguante en el cine, Victoria Abril ha ido ganando peso en los escenarios franceses. En 2017, justo cuando declaró sus impresiones sobre España, presentó 'Patrika', obra en la que daba vida a Eva, una mujer que se ve sorprendida por la aparición de un hijo al que abandonó tiempo atrás. Para acercarse a él, se convierte en una señora de la limpieza.

placeholder Victoria Abril, en los Premios del Cine Europeo 2018 celebrados en Sevilla. (EFE)
Victoria Abril, en los Premios del Cine Europeo 2018 celebrados en Sevilla. (EFE)

El personaje, humano y descarado, era tan Victoria Abril como la propia Victoria Abril: la misma mujer que se quejó amargamente de que hace de todo "menos en España", o que confesó que tiene ganas de "seguir dando por culo". Una actriz que, pese a argumentar que no es profeta en su tierra, sigue siendo uno de los iconos sexuales de este país. Una presencia que ya es historia de nuestro cine.

El redactor recomienda