Exclusiva: Dulceida y Alba Paul nunca estuvieron casadas
  1. Famosos
HABLAMOS CON ELLAS

Exclusiva: Dulceida y Alba Paul nunca estuvieron casadas

¿Por qué cinco años después de aquella boda no han pasado por el Registro Civil para hacer constar de manera legal su unión?

placeholder Foto: Dulceida y Alba, el día de su boda. (Redes)
Dulceida y Alba, el día de su boda. (Redes)

Siete años juntas y toda una trayectoria de la mano en redes sociales unen a Dulceida (Aída Domenech), Alba Paul y sus más de dos y millones y medio de seguidores en redes sociales. Followers que llevaban semanas sospechando que algo pasaba entre la hasta ahora feliz pareja, lo que ha provocado que ambas, el pasado lunes 5 de julio, decidieran explicar la situación y confirmaran que se han tomado un descanso en la relación.

Los motivos que las han llevado a este punto solo ellas los conocen. Como en la vida de cualquier influencer, hay una parcela muy grande que queda para su intimidad, tanto que hasta la fecha todos pensábamos que llevaban cinco años casadas y, aunque en la práctica así es, lo cierto es que Vanitatis ha podido confirmar en exclusiva que sobre el papel no lo es: jamás formalizaron su unión en el Registro Civil.

"Es un trámite que hemos ido alargando porque en realidad somos un desastre"

¿Por qué cinco años después de aquella boda no han pasado por el Registro Civil para hacer constar de manera legal su unión? Desde este digital, sorprendidos al conocer esta información, nos hemos puesto en contacto con Aída, que nos ha explicado los motivos por los que a día de hoy no son, a efectos legales, un matrimonio. "Es cierto que no hemos formalizado nuestra unión firmando un papel, es un trámite que hemos ido alargando porque en realidad somos un desastre. Lo teníamos pendiente desde hace tiempo, nunca nos ha parecido que fuera tan importante, la verdad, pero por supuesto era algo que íbamos a hacer. De todas formas, nuestro matrimonio se celebró el día que decidimos darnos el 'sí, quiero', rodeadas de la gente que queremos y que nos quieren. Desde ese momento estamos unidas, y de eso no hay lugar a dudas. Además, fue la boda más bonita del mundo".

Sus palabras lo dejan claro, jamás fueron un matrimonio oficial, pero sí se sentían como tal y su vida, y su día a día, que hacían en la mayor parte juntas, así lo demostraba. Han pasado casi cinco años desde aquel momento y entonces ninguna pensaba que a día de hoy podrían llegar al punto de replantearse la relación.

Así fue su 'boda'

El 10 de septiembre de 2016, Alba y Aída, nombre real de Dulceida, se dieron cita, junto a sus familiares y amigos, en la paradisiaca cala Morisca en Sitges. Allí se dieron un ‘sí, para siempre’ oficiado por el actor Javier Calvo y con el cantante Carlos Sadness poniendo la banda sonora al momentazo. El grupo de invitados fue bastante reducido: solo los más cercanos pudieron vivir en directo una boda llena de emociones que en diferido y en diferentes momentos han ido compartiendo a lo largo de estos años con todos nosotros.

Se trató de una celebración muy emotiva y muy personalizada en la que cada pequeño detalle tenía una historia detrás y en la que ambas quisieron compartir sus sentimientos hacia la otra y hacia quienes las acompañaban. Las sorpresas y los momentos emocionantes no faltaron.

Vestidas de blanco con diseños de Ze García, vivieron uno de los días más importantes de sus vidas, y es que, aunque como adelantábamos en las líneas anteriores no tiene validez legal alguna, sí la tiene emocional. De hecho, una de las prioridades tras el anuncio de su separación es conseguir reconducir su relación de nuevo.

Una nueva oportunidad

Ambas, con lágrimas en los ojos y muy afectadas, confirmaban este lunes que se iban a dar un mes de espacio para ver si podían reconducir su historia. “Grabo esto sin muchas ganas de hacerlo, pero llevamos muchos días recibiendo comentarios con exigencias, comentarios muy feos que, en estos momentos, nos duelen. Hemos hablado y hemos decidido hacerlo así. Alba y yo no estamos pasando un buen momento en nuestra relación. Hemos decidido pasar este mes separadas. Yo voy a estar en Ibiza y ella va a hacer sus cosas. No sabemos qué va a pasar, creo que es algo muy nuestro y por eso os pido que, por favor, nos respetéis. Son momentos difíciles", aseguraba Dulceida en sus redes sociales.

"Sé que nos queréis y, sobre todo eso, necesitamos que nos respetéis, no juzguéis y no hagáis daño, porque estamos muy sensibles y al mínimo comentario nos duele más de lo normal. Ya sabéis que no somos de poner nuestras penas por aquí ni ponernos a llorar ni nada, entonces vamos a estar compartiendo lo que hagamos y los momentos buenos, y ya está. Muchas gracias por estar ahí siempre”, decía Dulceida para explicar la situación a través de Instagram. Minutos más tarde, Alba lanzaba un mensaje prácticamente idéntico en el que, igual que su hasta ahora pareja, dejaba la puerta abierta a la reconciliación.

Quién sabe, a veces un mal momento es el punto de inflexión para replantearnos todas aquellas cosas que nos quedan por hacer. Y quizá Alba y Dulceida consigan superar este bache y decidan celebrarlo por todo lo alto con otra de sus fiestas épicas y, esta vez sí, dejar constancia de su amor en el Registro Civil.

Dulceida