Look ochentero y casi en secreto: la boda de Almudena Grandes y Luis García Montero
  1. Famosos
25 ANIVERSARIO

Look ochentero y casi en secreto: la boda de Almudena Grandes y Luis García Montero

La autora de 'Malena es un nombre de tango', y el poeta granadino se casaron el 6 de diciembre de 1996, tras dos años de relación

Foto: Luis García Montero y Almudena Grandes, el día de su boda. (EFE/Fototeca Carmen Tello Nazario)
Luis García Montero y Almudena Grandes, el día de su boda. (EFE/Fototeca Carmen Tello Nazario)

Su boda fue como su vida y como su relación, discreta. Este 6 de diciembre hubieran celebrado 25 años de ese enlace que se celebró en el ayuntamiento de Santa Fe, en la provincia de Granada, al que asistieron los más íntimos y del que quisieron que trascendieran los menos detalles posibles. Luis García Montero había sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía en 1995 y Almudena Grandes ya había publicado tres novelas, dos de ellas grandes éxitos de ventas: 'Las edades de Lulú', que llevaría al cine Bigas Luna un año después de su publicación, en 1990, y por la que consiguió el Premio Sonrisa Vertical, y 'Malena es un nombre de tango', cuya adaptación cinematográfica llegaba poco después de su publicación, en 1994 con Ariadna Gil de protagonista.

Aportaban a la pareja dos hijos de relaciones anteriores, Mauro e Irene, y Almudena estaba embarazada de su hija Elisa ("esperan un hijo para dentro de mes y medio", como rezaba en la escueta crónica que publicaba 'El País', medio para el que el poeta era columnista en la sección de Andalucía). Llevaban ya dos años conviviendo a medio camino entre Granada y Madrid.

placeholder Almudena Grandes, el año pasado en Segovia. (EFE/Archivo Pablo Martín)
Almudena Grandes, el año pasado en Segovia. (EFE/Archivo Pablo Martín)

Según desvelaban, "tanto la escritora como el poeta pretendían que la boda, una de las más literarias del país, pasara inadvertida". Tanto es así que el banquete también se celebró en la intimidad familiar e incluso no hicieron el tradicional viaje de novios. "Siempre estamos de un lado para otro y ahora aprovecharemos para parar un poco", manifestaba entonces el artífice de 'Una melancolía optimista', 'Habitaciones separadas' o 'Las palabras rotas'.

Una fotografía inolvidable

De la boda hay un testimonio gráfico de la agencia EFE, un plano medio en el que se ve a los novios, ya convertidos en marido y mujer, compartiendo ese momento de felicidad sin mirar a cámara. Almudena lució para la ocasión un vestido bordado con cuello en pico con sobrecapelina de tul, abrochada con una joya vintage, un corte de pelo trapezoidal ochentero con raya al lado y un maquillaje suave con sombra nacarada.

Este enlace civil llegaba en un momento excelente de creatividad para ambos. No en vano, Almudena publicaba uno de sus libros más celebrados de esa época, 'Atlas de geografía humana', que veía la luz en octubre de 1998, y en la dedicatoria quedaba más que patente el gran cambio vital que había vivido desde que su camino se cruzó con el del poeta granadino.

"A Luis, que entró en mi vida y cambió el argumento de esta novela. Y el argumento de mi vida", escribía Grandes, quien de nuevo vería otra de sus novelas convertida en película, en este caso bastante más tarde, en 2007, dirigida por Azucena Rodríguez, aunque tres años antes en Chile se estrenó una serie basada en ella, bajo el título 'Geografía del deseo'.

placeholder Luis García Montero despide a su mujer en el cementerio civil de Madrid. (EFE/Fernando Villar)
Luis García Montero despide a su mujer en el cementerio civil de Madrid. (EFE/Fernando Villar)

Tan fulgurante fue la entrada de Luis García Montero en su vida que cuando le preguntaron en una entrevista en 'Magazine Digital' hace dos años sobre el mejor recuerdo de su vida, no sabe decantarse por uno en concreto, porque son muchos, pero entre ellos destaca una fecha, "la noche del 20 de abril de 1994, la primera que compartí con Luis García Montero".

Son muchas las dedicatorias, las palabras de amor que se intercambiaron a través de la literatura, de las cuales el epítome es 'Almudena ', libro en el que el autor recopilaba todos los poemas que le había dedicado a su esposa a lo largo de los años y cuya dedicatoria ahora que la escritora ya no está estremece: "Si alguna vez la vida te maltrata, acuérdate de mí, que no puede cansarse de esperar aquel que no se cansa de mirarte".

Una despedida llena de amor

No podemos pasar por alto tampoco la dedicatoria de su 'Poesía completa', en la que afirma: "A Almudena, que me abriga con una mirada de mis silencios y que me defiende con una sonrisa de mis palabras". Ni tampoco el mensaje de agradecimiento en Twitter al apoyo recibido tras la inesperada muerte de su mujer: "Gracias por todo el cariño en la muerte de Almudena. Supongo que estar hundido es un modo de seguir enamorado y de empezar una nueva vida con el amor de siempre".

En su emotiva despedida, que tuvo lugar en el cementerio civil de Madrid, Luis depositó sobre el féretro de su mujer un ejemplar de 'Completamente viernes: 1994-1997', en un gesto simbólico que sobrecogió a los asistentes, familiares, amigos y numerosos lectores que esgrimían como homenaje libros escritos por la autora de 'Inés y la alegría' y 'Estaciones de paso'.

En el punto de mira
El redactor recomienda