Logo El Confidencial
Aceites

Aceite Abbae de Queiles, el aceite de oliva virgen extra, que se recoge a mano

Las temperaturas extremas, que se alcanzan en invierno y verano, dan un fruto único que crece en olivares plantados sobre hierba y no directamente en tierra

Foto: Aceite Abbae de Queiles, el aceite de oliva virgen extra, que se recoge a mano

Al sur de Navarra, el río Queiles baja en torrente por las estribaciones del Sistema Ibérico donde descolla entre cumbres nevadas el Moncayo. Tras recorrer y dar nombre al valle pedregoso y ventoso por el que discurre, desemboca, ya más calmado, en el más caudaloso río Ebro. Las temperaturas extremas, que se alcanzan en invierno y verano, dan un fruto único que crece en olivares plantados sobre hierba y no directamente en tierra.

En la Hacienda Queiles la aceituna se recoge temprano, entre la segunda mitad del mes de octubre y la primera quincena del mes de noviembre, y solo se utilizan frutos de la propia hacienda, y a diferencia de la gran mayoría de los olivares, aquí se recoge a mano y no vareando ni el árbol ni el fruto, para no dañarlas.

El preciado zumo de la aceituna se obtiene en apenas dos horas desde que se recoge el fruto. Las aceitunas de la variedad arbequina se molturan en dos molinos propios que trabajan a baja velocidad para evitar así el calor que se genera en la fricción y que dañan el zumo.

El aceite extra virgen Abbae Queiles es un aceite frutado que desprende un aroma a huerta y a campo; es fluido, y da un punto de amargor y picor. Es idóneo para ensaladas y platos en crudo, y es muy apreciado por algunos de los mejores chefs españoles como Pedro Subijana, Paco Roncero o Sergi Arola.

Además, es el único aceite de oliva virgen extra de España que se vende en botellas numeradas y etiquetadas con la fecha de la cosecha.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios