La boda religiosa de Jaime Ostos y Grajal
  1. Noticias
NOTICIAS

La boda religiosa de Jaime Ostos y Grajal

Por estas fechas la mayoría de las firmas comerciales organizaban su copita de Navidad y colocaban a su cabeza de lista como reclamo prioritario del encuentro.

placeholder Foto: La boda religiosa de Jaime Ostos y Grajal
La boda religiosa de Jaime Ostos y Grajal

Por estas fechas la mayoría de las firmas comerciales organizaban su copita de Navidad y colocaban a su cabeza de lista como reclamo prioritario del encuentro. En estas ocasiones la estrella no solía cobrar porque se trataba de un gesto de buena voluntad y además se aseguraba la renovación del contrato anual.  

Dependiendo de la categoría económica de la firma la fiestas se montaban más o menos rumbosas.  Desde Preysler a Naty Abascal pasando por las beautygirls (las niña monas que ejercen de relaciones públicas) hasta empresarios de primera fila que también tienen que vender imagen eran algunas de las figuras que compartían árbol, espumillón y brindis con la prensa.

Pero llegó la crisis y desaparecieron los actos multitudinarios y ostentosos, dejando paso a las reuniones sociales de toda la vida donde los ricos y vips de siempre prefieren no dar el cante. Entre otras cosas, porque nunca lo han hecho. 

La aparatosidad que supone el caviar a cucharadas y las ensaladas de langosta con polvo de oro forma parte de la puesta en escena de lo que Josemi Rodríguez-Siero denomina en su divertidismo libro 'Cuestión de ricos', los ostentosos irrefrenables y que a estas alturas sólo lo practican los capos rusos porque hasta los saudíes están a la baja. Todo este previo viene a
cuento porque las últimas reuniones sociales que se han celebrado en Madrid tienen nombre y apellido propio y no la marca de un perfume, un cava o un plan de pensiones que corra con los gastos. 

De esta manera, el anfitrión convida a los amigos que quiere y no tienen que dar explicaciones a nadie. Por ejemplo, una de las cenas más divertidas de Madrid la organiza Maika Pérez de Cobas y su hija Blanca Ulloa en su casa de Puerta de Hierro. (Ver álbum)

Aunque ejerció durante pocos años el periodismo, Maika es empresaria internacional y sobre todo una enciclopedia andante. Mejor dicho, una hemeroteca virtual y conoce absolutamente todas las historias (buenas, malas y regulares) de la mayoría de los personajes del mundo político y social. Arropó a Tita Cervera cuando era madre soltera y la gente le daba la espalda. Vivió la carrera ascendente de Isabel Preysler y las de muchos políticos que, demasiadas veces, olvidan sus orígenes. Sus recuerdos y vivencias reflejadas en unas memorias (si llegara a escribirlas) se convertirían en un best seller.

En su fiesta navideña no faltó la música en vivo y en directo. Entre los invitados el conde Capronni, el escultor Santiago de Santiago, la cónsul general de Colombia Candela Palacio Chomali, Maribel Yébenes y Antonio García-Ordoñez, Rosa Malumbres, la decoradora Carmen Ruiz, el empresario Fernando Peña y su hija Ana, Chukri, embajador del Líbano en España que canta rancheras como si fuera Alejandro Fernández, Jaime Ostos y Ángeles Grajal, que preparan boda religiosa en cuanto el torero reciba la anulación; el embajador colombiano Carlos Rodaro, Alicia Viladomart, los duques de Aveiro, la cantante Glenda Gaby, Emilio Muñiz, Ana María García Miranda, Alicia Lombardía y su hija Alicia, que días después ejercieron de anfitriones.

En este caso eligieron para festejar las navidades el restaurante de José Luis de Solaguren. Su hijo César lleva con mano firme la cocina y ha heredado la alegría y el buen hacer del  padre, que sigue prefiriendo que le llamen tabernero a restaurador. Ese día José Luis embarcaba rumbo a Miami. Su imperio gastronómico no tiene fronteras y como el de Carlos V en los suyos tampoco se pone el sol. 

Y como no hay pastel sin guinda, en esta ocasión viene de la mano de Josemi Rodríguez-Sieiro. La presentación de su libro fue de primera con Carlos Herrera desmitificando el glamour, el ex ministro Arias Cañete, reivindicando los años compartido con el autor, Pilar Medina Sidonia Pedro Trapote hombre generoso y cauto.

No pierdan de vista este libro que puede ser un estupendo regalo para estas navidades. Al menos la sonrisa está garantizada. Dos perlas cultivadas de Josemi: "Las ricas diferencian las joyas de invierno de las de verano y en Mallorca, el que tiene un barco no se contamina caminando por la costa”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más