Logo El Confidencial
NOTICIAS

Rosalía Mera, a ritmo de jazz en Chueca

A pesar de ser la mujer más rica de España, Rosalía Mera no es la típica millonaria al uso. Ni alterna con las Koplowitz o la

Foto: Rosalía Mera, a ritmo de jazz en Chueca
Rosalía Mera, a ritmo de jazz en Chueca
Autor
Tiempo de lectura3 min

A pesar de ser la mujer más rica de España, Rosalía Mera no es la típica millonaria al uso. Ni alterna con las Koplowitz o la duquesa de Alba ni posa con estilismos de Naty Abascal en la revista de cabecera de Isabel Preysler presumiendo de dinero o éxito social. Aquellos que la conocen dicen sobre ella que no practica la egolatría ni la vanidad; le profesa mayor cariño al anonimato.

 Es sencilla, cercana, y, sobre todo, nada ostentosa pese a haber amasado una gran fortuna. Tampoco le gusta que le doren la píldora ni los panegíricos acerca de su vida y obras. Una opinión que comparten los que pudieron echar un baile a ritmo de jazz con ella esta semana en el Hotel Óscar Room Mate, que el empresario Quique Sarasola regenta en pleno barrio de Chueca de Madrid, y del que Mera también es accionista.

Desde que se separó de Amancio Ortega, junto a quien fundó el imperio Zara, se dedica, al margen de sus asuntos empresariales, a practicar la filantropía a través de la fundación Paideia Galiza, que lanzó motivada en parte por el nacimiento de su hijo Marcos con una grave discapacidad congénita. Ayudan a jóvenes en su misma situación, a lanzar pequeños proyectos empresariales con el mundo rural como hilo conductor y siempre tienen en mente muchas cosas más. Esa es la razón por la que Rosalía Mera, cuya fortuna está valorada en más de 3.500 millones de euros, ha estado estos días en Madrid, alojada en el Óscar de la madrileña Vázquez de Mella, donde ha presidido el jurado de un concurso de jazz fusión para músicos noveles, que han sido premiados con la grabación de un disco en su Coruña del alma, donde vive discretamente.

Progresista, de ideas liberales y, afirman personas cercanas a su círculo, más cómoda con la izquierda, la exmujer de Amancio Ortega lo mismo teoriza sobre el movimiento 15- M que se permite soltar perlas como: “Tener dinero me ha dado la posibilidad de ser más libre, pero eso no quiere decir que sea positivo. Lo económico debilita las mentes de la gente. Yo lo he vivido”. Otros millonarios en su caso -hay constancia de ello-, no demuestran ningún tipo de cercanía y prefieren pasear por la milla de Oro para cumplir con el shopping o refugiarse en sus elitistas restaurantes para disfrutar de los placeres de un magnate en toda regla. A Rosalía, en cambio, le da igual dejarse ver por el barrio rosa de la capital, donde ha destacado por su ecléctico estilo a la hora de vestir, su don de gentes y no por los incalculables ceros de su cuenta corriente. 

Noticias relacionadas

- La cofundadora de Zara da el salto a los medios

- Rosalía Mera, ex mujer de Amancio Ortega hace acto de presencia

- Ortega, los Alba y Onassis: reunión de ricos herederos en el hipódromo de Amancio

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios