Logo El Confidencial
VOLVIÓ A SER OPERADA HACE CUATRO MESES

La justicia pone fecha para dar ‘carpetazo’ al drama de Esther Arroyo: 16 de mayo

Ese día se celebra la vista judicial en la que se determina la cuantía que percibirá por su invalidez permanente, consecuencia de su accidente de tráfico

Foto: Esther Arroyo en una imagen de archivo (I.C.)
Esther Arroyo en una imagen de archivo (I.C.)

16 de mayo. La justicia ya ha puesto fecha al juicio que esperaba desde hace tiempo la exmodelo Esther Arroyo. Tras cinco años y medio de lucha, por fin se celebrará la vista en la que se determinará la cuantía de la indemnización que había solicitado por su invalidez permanente tras el fatal accidente que casi le cuesta la vida en la carretera de Cádiz, el 10 de octubre del año 2008. La consignación judicial ya ha sido efectuada y es sólo cuestión de trámites burocráticos que la actriz cobre el montante que le corresponde, según han confirmado a Vanitatis fuentes del proceso.

Esther Arroyo con muletas meses después de su accidente (2009)
Esther Arroyo con muletas meses después de su accidente (2009)

La justicia le dará la razón. “Claro que es normal que perciba ese dinero”, señala Esther en conversación con este medio, sin querer precisar la cuantía solicitada, que se estima en cerca de dos millones de euros. “Ese accidente ha supuesto el fin de mi carrera. Con la invalidez permanente ya no puede volver a trabajar y mi pierna ha quedado maltrecha y la muevo con dificultad”, añade. “Mi última operación fue hace cuatro meses y ha salido fenomenal, pero he tenido que despedirme de los escenarios y de todo lo que significaba mi profesión”.

A partir del 16 de mayo se abre otro horizonte para la modelo. Asegura que el accidente la dejó sin trabajo y la larga recuperación le está ocasionado grandes gastos, hasta el punto de que tuvo que vender una de sus propiedades para poder subsistir. “Hemos tenido muchos problemas económicos”, afirma la ex Miss España 1990. “Una aprende a vivir con lo que tiene y este periodo de mi vida me ha enseñado mucho desde el punto de vista emocional. Pero estoy deseando que todo acabe. Entre otras cosas he aprendido a saborear la calma, los días de sol junto a mi hija y mi perro y sobre todo a no tener prisas por nada”, apostilla. Esther y su marido, el decorador Antonio Navajas, viven actualmente en Marbella junto a la pequeña Ainoa.

La exmodelo y su marido el pasado sábado en Marbella (Vanitatis)
La exmodelo y su marido el pasado sábado en Marbella (Vanitatis)

El accidente que le cambió la vida

Aquel 10 de octubre, Esther iba en el asiento del copiloto y su marido, Antonio Navajas, al volante. En las plazas traseras, Ana Torroja, su marido Rafael Luque y dos amigos más. Uno de ellos, Ulises, falleció tras el impacto frontal contra un segundo vehículo. La cantante de Mecano salió ilesa, pero la actriz y modelo, que fue rescatada por los bomberos, tuvo que ser intervenida de urgencia en el Hospital Universitario de Puerto Real (Cádiz) con pronóstico reservado. En enero del año siguiente recibió la invalidez permanente que había solicitado. Algo que le dejó “un sabor agridulce”, como declaró en su momento. La justicia le daba la razón pero, a su vez, eso significaba el fin de su carrera. Con la invalidez permanente en la mano ya no podía volver a trabajar jamás.

El coche en el que viajaban Esther Arroyo y Ana Torroja tras el accidente en octubre de 2008 (I.C.)
El coche en el que viajaban Esther Arroyo y Ana Torroja tras el accidente en octubre de 2008 (I.C.)

Desde que la gaditana sufriera el accidente, la disciplina ha sido su aliada. Aún hoy tiene que realizar rehabilitación diaria. Clases de Pilates, deporte y recibir periódicamente sus tratamientos médicos son ahora su nuevo trabajo. Se mantiene de una manera discreta apartada de la vida social de Marbella. Durante meses intentó no ser fotografiada por el estado en el que había quedado. No en vano, un día fue coronada como la mujer más bella del país. “Nunca me ha gustado aparecer en los medios, pero por mi profesión no me quedaba más remedio. Ahora que aquella etapa quedó atrás, prefiero no tener presencia en la prensa”, declara. No obstante, ha acudido durante estos años en alguna ocasión a los platós de televisión para paliar sus problemas económicos.

Tantas operaciones y hospitales la han esculpido aún más fuerte de lo que era y ahora tiene claro lo que quiere y lo que no quiere. “Eso es un galón que nos da la edad”, comenta sonriendo. Su positividad la ha alejado de aquella fatídica mañana de octubre. Ahora todas esas imágenes teñidas de colores oscuros vuelven a ser añiles y sueña con un viaje a California y, en definitiva, con solucionar sus problemas económicos y volver a vivir tranquila.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios