Ana Torroja salda su deuda con Hacienda hipotecando sus casas
  1. Noticias
los inmuebles están valorados en 1.3 millones

Ana Torroja salda su deuda con Hacienda hipotecando sus casas

Ha admitido dos delitos fiscales y embarga sus inmuebles por un valor de 1.3 millones de euros que se suman a los 600.000 euros que ya ha entregado

Foto: Ana Torroja en una imagen de archivo (I.C.)
Ana Torroja en una imagen de archivo (I.C.)

La causa abierta contra Ana Torroja en la que estaba imputada por delitos fiscales da estos días un giro de 360 grados. La cantante ha admitido, mediante un escrito de defensa, que durante los años 2006 y 2007 cometió delitos fiscales al no pagar correctamente sus impuestos en España. Según informa Diario de Mallorca, la exvocalista de Mecano ha puesto a disposición de la Justicia 1.3 millones de euros procedentes de la hipotecas de sus bienes inmuebles que, añadido a los 700.000 euros que ya había adelantado, saldaría su deuda con Hacienda. Mediante este escrito, Torroja solicita además de la multa, dos condenas de unos meses de privación de libertad, una pena que no, necesariamente, conllevaría su entrada en prisión. Con este gesto, la cantante pretende minimizar el peso de la Justicia sobre ella.

Enmarcado dentro del "Caso Relámpago", Ana Torroja fue acusada de defraudar, en un primer momento, 600.00 euros fruto del impago de los impuestos en 2006 y 2007. Sin embargo, pesquisas posteriores ampliaron dicho impago a 1.2 millones de euros en sus declaraciones del IRPF de 2001, 2002, 2003, 2006 y 2007. Este fraude se llevó a cabo gracias a los consejos del bufete de abogados mallorquín de Gabriel Feliu que asesora a la cantante cuyo abogado también está encausado y donde la empresa de Torroja que habría cometido los delitos fiscales está domiciliada.

La ya admitida culpabilidad de la exlíder de Mecano da un vuelco radical al proceso que ya alcanza su sexto año. Con esto, Ana demuestra un cambio de actitud que contrasta mucho con el que llevó a cabo al principio. Cuando estalló el "Caso Relámpago" en 2009, Ana optó por dar la callada por respuesta, no sólo ante los medios, sino ante el propio juez. Pero su silencio y su posterior negación de los hechos asegurando que había pagado religiosamente sus impuestos, no le trajeron buenas consecuencias ya que pronto se amplió su acusación en el presunto fraude. De ahí que la madrileña en una evidente intención de terminar con este periplo judicial que no hace más que dañar su imagen lo antes posible, haya admitido sus delitos y embargado sus casas.

Deuda IRPF
El redactor recomienda