Raquel Sánchez Silva y su pesadilla interminable con el caso de Mario Biondo
  1. Noticias
DEBERÁ TESTIFICAR EL PRÓXIMO 13 DE JUNIO

Raquel Sánchez Silva y su pesadilla interminable con el caso de Mario Biondo

De nuevo los medios italianos intentan poner en jaque la versión oficial sobre la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva, que declarará el 13 de junio

Foto: La presentadora Raquel Sánchez Silva, en una imagen de archivo (Gtres)
La presentadora Raquel Sánchez Silva, en una imagen de archivo (Gtres)

De nuevo los medios italianos intentan poner en jaque la investigación realizada por los agentes españoles respecto a la trágica muerte de Mario Biondo. A finales del pasado mes de diciembre se producía la exhumación de los restos del cámara italiano, marido de Raquel Sánchez Silva, con el objetivo de practicarle una segunda autopsia y así esclarecer las preguntas que aún seguían sin encontrar respuesta para la Fiscalía de Palermo, no así para la justicia española, que cerró el caso de forma inmediata.

La presentadora con Mario Biondo (Gtres)Ahora la RAI se apunta a la investigación y en breve emitirá un reportaje que desmonta, según sus datos, todos los extremos confirmados por la Policía española. La revista Lecturas ha publicado este miércoles algunas de las supuestas incongruencias existentes entre las investigaciones realizadas en España tras su muerte y en Palermo meses más tarde. La versión oficial refleja que Raquel Sánchez Silva viajó a Plasencia en la tarde del 29 de mayo, un día antes de la muerte de su marido, para visitar a un familiar recién operado, mientras que la RAI mantiene que la presentadora se encontraba en Madrid durante esa jornada.

No quedan ahí las diferencias entre ambas investigaciones. La versión oficial (vea la cronología exacta de su muerte) asegura quer el 30 de mayo a la 16:00 horas la presentadora “no puede comunicarse con su marido y recibe una llamada del trabajo de Mario avisándola de que el cámara no se ha presentado. Raquel telefonea a su asistenta para que se acerque al piso a comprobar si está allí. También llama a su representante, Guillermo Gómez, que acude al piso”, escribe Lecturas. Cuando la asistenta llega al domicilio de la pareja encuentra al cámara ahorcado en el salón, por lo que avisa a la policía y a los servicios médicos, que certifican su muerte a las 17:00 horas. No es hasta las 20:15 horas cuando Raquel se persona en el lugar de los hechos. En julio de 2013 el informe del forense da carpetazo al caso descartando “la participación de un tercero” en su muerte y sentenciando que Mario se suicidó.

La claridad del atestado

Sin embargo, la RAI, después de varios meses de investigación, asegura que a las 12:00 horas del mismo día “encuentran el cuerpo sin vida de Mario y se recibe una llamada en su lugar de trabajo en la que alguien comunica la muerte del cámara”. Este es el momento, según la misma versión, en el que Raquel pone rumbo a Plasencia y desde allí realiza las citadas llamadas a su representante y su asistenta, quien encuentra el cuerpo sin vida de Mario a las 17:00 horas y avisa rápidamente a la policía. Sin embargo, alguien lo había encontrado antes, aseguran desde la RAI.

placeholder La presentadora junto a la familia de Biondo en su funeral (Gtres)

El atestado de la Policía española (Vanitatis ha sido el único medio que ha tenido acceso a él) niega todas las revelaciones de la RAI. Según fuentes de la investigación consultadas por Vanitatis, “se trataba de un suicidio de libro”. Tanto la autopsia como la investigación así lo acreditaban. Pero la familia Biondo se niega a creer esta versión.

En un principio, la presentadora y la que era su familia política quisieron zanjar las especulaciones surgidas durante los primeros días remitiendo a los medios un comunicado en común: “En mi nombre, Raquel Sánchez Silva, y en nombre de toda la familia de Mario Biondo, nos vemos en la obligación de comunicar que las primeras interpretaciones publicadas, en una ausencia absoluta de sensibilidad, no son ciertas. Mario no se suicidó. Mario quería vivir. Las circunstancias que rodean su muerte apuntan claramente a un trágico y desafortunado accidente”. Pero esta cordialidad se vendría abajo con el tiempo.

La investigación se reabrió en Italia y el fiscal que lleva el caso, Francesco Messineo, ha citado a declarar el próximo 13 de junio a Raquel Sánchez silva, a Guillermo Gómez, representante de la comunicadora, y a Vilma Graciela, la asistenta que supuestamente se encontró con el cuerpo sin vida del cámara en la tarde del 30 de mayo, además de a otras personas. Tras su regreso de Supervivientes, que está previsto para el 9 de junio, la presentadora deberá prestar declaración. Será un día clave. Pero de momento continúa la pesadilla de Raquel.

Muerte Investigación Suicidio
El redactor recomienda