Logo El Confidencial
LOS HECHOS, MINUTO A MINUTO

Cronología de la muerte de Mario Biondo

Esta es la reconstrucción cronológica de lo que aconteció las horas previas y posteriores a la trágica desaparición del esposo de Raquel Sánchez Silva

Foto: Raquel Sánchez Silva y su marido, Mario Biondo, en una imagen de archivo (I.C.)
Raquel Sánchez Silva y su marido, Mario Biondo, en una imagen de archivo (I.C.)

La muerte del cámara italiano Mario Biondo el pasado 30 de mayo ha dado paso a más de cuatro meses de especulaciones e informaciones contradictorias publicadas por la prensa española y también, en última instancia, por la italiana. Esta es la reconstrucción cronológica de lo que aconteció las horas previas y posteriores a la trágica desaparición del esposo de Raquel Sánchez Silva. Todos los datos recogidos en este artículo han sido contrastados rigurosamente a través del testimonio de fuentes que han participado en la investigación. La mayor parte de ellos aparecen recogidos en el atestado policial firmado la noche de la muerte, en el informe forense, en el auto del juez que decretó el sobreseimiento de la causa o en otros documentos que tienen carácter 'oficial' a los que ha tenido acceso Vanitatis. Es un relato que puede resultar en ocasiones escatológico y que revela datos hasta ahora desconocidos. Una narración dura, pero necesaria para entender lo que sucedió aquella noche.

Miércoles, 29 de mayo de 2013. Horas previas a la muerte de Mario

19:00 h. aprox. Mario Biondo y Raquel Sánchez Silva mantienen una “pequeña discusión” en el domicilio de la presentadora, sito en la calle Magdalena, número 4, de Madrid. La propia presentadora reconocería los hechos ante la Policía horas más tarde, como así figura en el atestado policial redactado tras el hallazgo del cadáver de su esposo. “Manifiesta que la tarde de ayer había tenido una pequeña discusión con su marido”, recoge el escrito.

20:30 h. Superadas las diferencias, la pareja se despide en el garaje de su domicilio. Raquel parte hacia Plasencia, su tierra natal, en un viaje programado previamente por causas familiares.

20:35 h. Mario Biondo realiza tres llamadas consecutivas al mismo número de teléfono. Así queda registrado en su móvil, al que tuvo acceso la Policía. Mario tenía la intención de que la persona a la que llamaba le suministrara cocaína esa noche.

21:00 h. aprox. Mario mantiene una conversación durante unos minutos con su hermana Emmanuela, residente en Sicilia, a través de Facebook. El cámara de televisión le cuenta sus futuros proyectos profesionales. Prepara un programa para Telecinco. Planea viajar con Raquel Sánchez Silva por el mundo grabando con su cámara esos trayectos.

22:00 h. aprox. Mario Biondo acude a un cajero automático cercano a su domicilio y extrae 110 euros. Esta operación figura en el registro de movimientos de su cuenta corriente, al que también tuvo acceso la Policía. Ese dinero no se encontró en su casa durante la inspección realizada el día siguiente, por lo que todo indica que se lo gastó esa misma noche.

22:30 h. Una vecina del inmueble declara haberse cruzado con él en el rellano. La mujer le agradece haber paseado a su perro unos días antes. Declara ante la Policía que Mario muestra una cierta falta de atención y apenas le hace caso.

23:00 h. aprox. Mario Biondo habla con su mujer por teléfono.

23:45 h. El matrimonio inicia una conversación por el servicio de mensajería instantánea Whatsapp.

Jueves, 30 de mayo de 2012. Día de la muerte de Mario Biondo

00:06 h. El cámara mantiene una conversación vía Facebook con su hermano Andrea, que también se encuentra en Italia. Es muy breve. Vuelve a hablar de sus proyectos profesionales de futuro para televisión, tal y como ha revelado La otra crónica de El Mundo.

Hasta la 1:08 h. Mario Biondo sigue hablando con Raquel a través de Whatsapp. Lo hacen de forma intermitente. Se despiden cariñosamente, con un “te quiero” mutuo. Mario asegura en uno de sus últimos mensajes que se va a dormir. En verdad nunca lo haría.

Entre la 1:08 y las 2:00 h. Mario busca en Internet diversas páginas web. Así lo demuestra el historial de su ordenador, al que también tuvo acceso la Policía. Consume pornografía. Cerca de su cuerpo sin vida se encontrarían varios pañuelos de papel en los que había restos de semen.

2:00 h. Mario Biondo busca en Google Maps la ubicación exacta de un burdel situado en el centro de Madrid. Se desplaza hasta allí. Su visita al local se certifica gracias al extracto bancario. Paga con tarjeta de crédito tres copas, la última a las 2:53 h. de la noche. No hay constancia de que solicitara otros servicios. También se desconoce si fue en ese local donde adquirió finalmente la droga que consumió esa noche, como así demuestra el informe toxicológico remitido al juez, que también certifica que consumió alcohol y cigarrillos. Se encontraron en la casa un cenicero lleno de colillas y numerosas latas de cerveza vacías. El análisis de orina arrojó un resultado de 0,80 g/l de alcohol en su organismo y confirmó el positivo en cocaína. Fue la propia familia de Mario quien desveló en un programa de la RAI, la televisión pública italiana, las conclusiones de dicho informe.

Entre las 2:53 h. y las 5:59 h. Se desconoce la hora exacta a la que Mario abandonó dicho local y regresó de nuevo a casa. Cuando entró en el domicilio, cerró la puerta con llave, y así declara haberla encontrado la persona de servicio que un día después halló el cadáver. Consume pornografía en su ordenador y escribe el que sería su último documento: un presupuesto desglosado para el programa que prepara para televisión.

5:59 h. Mario se conecta por última vez al Whatsapp. No mantuvo conversación alguna. Sólo lo consultó.

Pasadas ligeramente las 6:00 h. Es la hora aproximada a la que la Policía y el forense decretan que murió.

15:30 h. aprox. Después de haber intentado localizar en vano a su marido, Raquel recibe una llamada de un empleado de 'MasterChef', programa para el que éste trabajaba como cámara, para preguntarle los motivos por los que Mario no ha acudido esa tarde. Preocupada, desde Plasencia Raquel llama a su empleada de hogar, Vilma, para pedirle que se persone en el domicilio, tal y como ella misma narró posteriormente a la Policía.

17:00 h. Vilma llega a la calle Magdalena, 4. Llama a Raquel, que en esos momentos viaja hasta Madrid. Abre la puerta de la casa mientras habla con la presentadora por teléfono. Descubre el cuerpo y sale corriendo a la calle, donde para un coche de Policía que en esos momentos transitaba por la zona. 

17:10 h. La Policía entra en el domicilio. El cuerpo “se encuentra en suspensión parcial, vestido con una camiseta roja y pantalón de pijama verde oscuro a rayas, con un pañuelo anudado en un extremo alrededor de su cuello y el otro en una de las estanterías del salón”. Se realiza posteriormente “requisa superficial del inmueble, que el domicilio se encuentra en orden, no observando signos de lucha, que tampoco se encuentra nota de suicidio, que las ventanas están cerradas y la puerta no parece estar violentada”. Así se describe la escena en el atestado.

17:35 h. El SUMMA, uvi 4, certifica la defunción.

18:15 h. Se persona el médico forense del Juzgado de Instrucción número 21, que determina el traslado del finado al Instituto Anatómico Forense.

18:30 h. Se persona el Indicativo de Policía Científica Lofos 8. Se interroga a la vecina que vio a Mario y a la empleada de hogar.

20:15 h. Raquel Sánchez Silva llega al inmueble. La familia de Mario insinúa que pudo haber manipulado pruebas, pero ni siquiera entra al domicilio. Es atendida en el edificio por el psicólogo e interrogada brevemente por la Policía.

Noche del 30 de mayo: En el instituto anatómico forense se le hace la autopsia. Esta revelará días después que se trata de una “muerte por ahorcamiento”. No hay signos de violencia en el cuerpo de Mario. Apenas unos moratones en sus piernas. Los expertos especulan por primera vez esa noche con la posibilidad de que Biondo hubiese muerto de forma accidental, realizando un juego sexual. La familia del cámara confirma que realizaba ese tipo de prácticas desde pequeño. El forense, ante la imposibilidad de determinar hasta qué punto la muerte fue voluntaria o no, concluye en su informe apelando al suicidio. Esa noche se decide no incinerar a Mario, a propuesta de su familia, profundamente religiosa, que se ha desplazado desde Italia. El cuerpo se embalsamaría posteriormente y recibiría sepultura siete días después en Palermo, tras cerrar todos los trámites de repatriación.

Los días posteriores a la muerte de Mario

1 de junio. Aferrada a la más que probable posibilidad de que Mario hubiese fallecido practicando un juego sexual, algo que nunca se sabrá con toda certeza, Raquel Sánchez Silva escribe en su espacio personal de Twitter: “Mario era un hombre feliz y estábamos profundamente enamorados. Las investigaciones siguen su curso y os rogaría que no sacaseis conclusiones precipitadas. Mario quería vivir y no se quitó la vida. Todo apunta a un desgraciado accidente. Os ruego prudencia y respeto por la memoria de mi marido y el dolor de todos los que le amamos”.

3 de junio. La familia y la esposa de Mario firman un comunicado de prensa conjunto en el que hacen hincapié en la teoría del accidente. “Mario no se suicidó. Mario quería vivir”, se decía en ese texto.

6 de junio. Mario es enterrado en su pueblo natal, Taormina, en presencia de su familia y su viuda. Posteriormente la buena sintonía se rompió. La familia comenzó a defender la tesis de un asesinato, se desconoce en base a qué pruebas objetivas, nunca presentadas. Raquel Sánchez Silva renunció voluntariamente en un documento oficial firmado por su letrado a la herencia de su marido.

5 de septiembre.
El ‘caso Biondo’ queda definitivamente cerrado. El Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, atendiendo a las conclusiones de la Policía y el forense, remitía a las partes un auto en el que les comunicaba el “sobreseimiento libre y el archivo” de las actuaciones practicadas para esclarecer las causas que provocaron la muerte del cámara de televisión. En dicho auto, al que tuvo acceso Vanitatis, se especificaba que “el hecho denunciado no reviste caracteres de infracción criminal”, por lo que no ha lugar a seguir con la investigación. La familia no recurrió dicho auto. Ahora intenta reabrir el caso en Italia. Aseguran que el fiscal de Palermo exhumará el cuerpo, pero no hay confirmación oficial. La tesis del asesinato quedó descartada por las autoridades españolas desde un primer momento, pero ellos aún se aferran a ella, a pesar de que todos los hechos, desgranados con detalle en este artículo, en base a los documentos oficiales de la investigación -todos en poder de los Biondo-, niegan rotundamente esa posibilidad. 
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios