Muere Peret, el padre de la rumba catalana
  1. Noticias
a los 79 años

Muere Peret, el padre de la rumba catalana

El músico padecía cáncer y él mismo anunció su retirada el pasado mes de julio. Estaba preparando un nuevo disco de temas cantadas en catalán

La capilla ardiente con los restos mortales dePeretse instalará este jueves por la mañana en el Ayuntamiento de Barcelona, ha informado el consistorio de la ciudad.El féretro será trasladado a las 10.00 horas al Salón de Cent del ayuntamiento, que estará abierto entre las 11 y las 21.30 horas de la noche para que el público pueda despedir al artista.Asimismo, la familia del cantante ha informado de que el próximo viernes se celebrará un funeral íntimo en memoria del fallecido.

El que ha sido el padre de la rumba catalana ha fallecido a los 79 años al no lograr vencer la batalla que libraba contra el cáncer, según ha confirmadoVanitatis. El intérprete deBorriquitoestaba ingresado en el Hospital Quirón de Barcelona y en el momento de su fallecimiento se encontraba acompañado por su mujer, Fuensanta Escudero, su hija y sus nietas.

El propio cantante anunció su enfermedad el pasado 30 de julio. El músico contó que se estaba sometiendo a un duro tratamiento para combatirla, pero quelo afrontaba con optimismo. En una entrevista que concedió a la revistaLecturas, decía: “Una enfermedad como esta hay que afrontarla con entereza. ¿No era acaso yo quien cantaba que es preferible reír que llorar y que así la vida se debe tomar? Pues en elloestoy”.

Peret llevaba una semana ingresado muy grave. Tanto que se llegó a anunciar precipitadamente su muerte este mismo miércoles por un malentendido y la familia tuvo que apresurarse a desmentirlo, aunque reconociendo que el estado de salud del catalán era de máxima gravedad y que el desenlace era inminente.

Pedro Pubill Calaf, que era su verdadero nombre, anunció su retirada cuandoestaba preparando el lanzamiento de un nuevo discocon las que fueron susprimeras canciones cantadas íntegramente en catalán. Dijo que la enfermedad que padecía le obligaba a despedirse, pero que una vez superada volvería a los escenarios.

El anuncio de su adiós a la música fue tan sorprendente como inesperado. Tanto es así, que la Fira Mediterrània, una fiesta que trata de captar la esencia del Mediterránea de la mano de varios artistas,tuvo que suspender a última hora el espectáculo 'Peret als barris de Manresa' al conocer la retirada del cantante.

Del mercadillo a Eurovisión

Nacido en el seno de una familia gitana humilde, Peret se crió en el mercadillo en el que su padre trabajaba como vendedor ambulante. De niño le acompañaba pero con los años encontró en la música el sector en el que desarrollar su carrera.

En los años 60 se trasladó a Madrid donde grabó el que sería su primer éxito musical: Una lágrima. Ya convertido en el artífice de la que fue la canción del verano en 1968 se consolidó como cantante participando en Eurovisión en 1974 con la canción Canta y se feliz. Toda una declaración de intenciones.

Su curriculum sentimental ha sido más tranquilo que el profesional. Se casó en 1957 con Fuensanta Escudero con la que tuvo dos hijos, Rosa y Pedro. De ella se separó temporalmente en 2008 para comenzar una relación con Cris, una estudiante de 19 años a la que le llevaba 54 y con la que dijo estar viviendo una segunda juventud.

Peret Optimismo
El redactor recomienda