Conmoción en el Palacio de Las Dueñas: la familia al completo arropa a la duquesa
  1. Noticias
LA DUQUESA ESTÁ SEDADA Y CON MORFINA

Conmoción en el Palacio de Las Dueñas: la familia al completo arropa a la duquesa

El dolor se instala en el Palacio de Dueñas. Este martes, el parte médico facilitado por el hospital Sagrado Corazón daba cierta esperanza a los familiares

El dolor se instala en el Palacio de Dueñas. Este martes, el parte médico facilitado por el hospital Sagrado Corazón daba cierta esperanza a los familiares y amigos de la duquesa de Alba; sin embargo, a primera hora de la tarde todo se precipitó. Doña Cayetana sufrió una crisis y su estado de salud volvía a empeorar, un síntoma que a sus 88 años hizo que sus hijos se plantearan qué hacer, si trasladarla o no a su residencia de Sevilla, una decisión que no se ha tomado de manera unánime.

En torno a las diez de la noche, la duquesa era trasladada en una UVI móvil al Palacio de Dueñas, donde se encontraba su confesor y amigo personal, Ignacio Sánchez-Dalph, que, además de ser el capellán de la Casa de Alba, fue quien ofició su enlace con Alfonso Díez en octubre de 2005. El monseñor Giovanni Lanzafame, capellán de la Archidiócesis de Sevilla, también ha pasado parte de la noche junto a la duquesa, que se encuentra en su habitación particular atendida por un equipo médico y varias enfermeras.

A lo largo de este miércoles, familiares y amigos se han desplazado hasta Sevilla para acompañar a la duquesa en su residencia de Dueñas. Además de los seis hijos de Cayetana –Jacobo ha llegado en la mañana de este miércoles procedente de Girona–, también se han presentado algunos de sus nietos, como es el caso de Cayetana Rivera, hija de Eugenia Martínez de Irujo, y Jacobo y Brianda Fitz-James Stuart. A media tarde ha llegado a palacio la exnuera favorita de la duquesa de Alba, Genoveva Casanova, que mantiene muy buena relación con la aristócrata desde que finalizase su matrimonio con el conde de Salvatierra.

placeholder El confesor de la duquesa de Alba y su hijo Jacobo o su esposa, Inka Martí (GTres)

Sedada y con morfina y calmantes, la duquesa de Alba se encuentra rodeada por su marido Alfonso Díez, cuya profunda tristeza a la salida del centro hospitalario a última hora de este martes por la tarde era un síntoma de la complicada situación que vive su esposa, y sus hijos, que han ido llegando a Sevilla por separado. De hecho, el último en hacerlo ha sido Jacobo, que ha llegado este miércoles alrededor de las 11 de la mañana.

placeholder Eugenia Martínez de Irujo (Gtres)
Eugenia Martínez de Irujo (Gtres)

Durante toda la noche, el ajetreo en el palacio ha sido una constante. Alrededor de las tres de la mañana, la secretaria de la Casa de Alba, Lola Maroli, llegaba a la vivienda. Unas horas después, cuatro coches de la Policía Local de Sevilla se apostaron a la entrada ante el gran número de periodistas, fotógrafos y curiosos que se encuentran esperando noticias sobre el estado de salud de la duquesa. También la Hermandad del Cristo de los Gitanos, de la que duquesa es hermana mayor, ha querido mostrar su cariño a Doña Cayetana mandándole un pañuelo de la Virgen de las Angustias.

El Ayuntamiento de Sevilla es el encargado, desde esta madrugada, de seguir el protocolo establecido por los hijos. De hecho, los primeros movimientos ya han llegado a las puertas del Palacio de Dueñas, donde se han comenzado a descargar vallas para colocar un perímetro de seguridad.

Duquesa de Alba Cayetana de Alba Alfonso Díez Tana Rivera
El redactor recomienda