Logo El Confidencial
DE BUENA FAMILIA

Laura Corsini cambia el 'ladrillo' por encajes

Pertenece a una importante saga de empresarios, los Corsini, fundadores de la constructora Corsán-Corviam, pero ella optó por hacer realidad su sueño: dedicarse al diseño de moda

Foto: Laura Corsini
Laura Corsini

Laura Corsini pertenece a una importante saga de empresarios. Los Corsini son los fundadores de la constructora Corsán-Corviam y varios de sus miembros son altos ejecutivos de relevantes empresas españolas. Pero ella optó por hacer realidad su sueño: dedicarse al diseño de moda. A los 22 años empezó desde cero vendiendo camisas a su entorno más próximo; meses más tarde, gracias a la buena acogida que tuvieron sus diseños, invirtió el dinero que tenía ahorrado y se embarcó en un coqueto proyecto empresarial de gran éxito: Biombo 13. En dos años ha vendido más de 10.000 camisas.

Pregunta: ¿Cómo comienza a fraguarse Biombo13?

Respuesta: Todo empieza porque quería camisas básicas para mí en distintos colores. Di con un tejido que me encantaba y diseñé una que encargué a una modista en varios colores. Me di cuenta de que gustaban mucho en mi entorno, y compré más tela para hacer 25 y venderlas durante el verano en Comillas (Cantabria), donde veraneo.

P: ¿El nombre Biombo13 tiene algún significado especial?

R: Cuando surgió la primera venta, en el verano de 2013, me daba rabia no llamar a las camisas de ninguna manera, aunque por aquel entonces no pensaba que el proyecto fuera a tener continuidad. Estaba en mi casa de veraneo y buscando nombres vi un biombo que tenemos decorando el salón, me gustó cómo sonaba la palabra y le añadí el 13, que es mi número de la suerte. ¡Nací un martes 13 a las 13:13! (risas). No fue algo meditado, si lo hubiese pensado más, quizás habría creado una palabra que no existiera.

Mi padre quiso invertir dinero al principio, pero no le dejé, quería que fuera algo exclusivamente mío y ahora, viendo el éxito que estamos teniendo, sigue empeñadoP: Pero acababas de terminar Empresariales, ¿justo al terminar la carrera es cuando te das cuenta de que lo tuyo es el diseño?

R: Qué va, me costó mucho tomar la decisión de qué carrera estudiar porque me tentaba mucho hacer diseño de moda en Londres o París. Al final, opté por Empresariales. Creo que es importante tener una base empresarial para cualquier actividad. Ahora lo agradezco, porque si no tuviera ni idea de por qué se vende, o del margen que tengo que tener en las ventas, por ejemplo, no funcionaría este negocio. Lo mejor de la carrera es que estuve dos años en España y dos en Francia. Aquí en Madrid hice 6 meses de prácticas en Agatha Ruiz de la Prada y ella me inspiró muchísimo en colores o en la importancia de la variedad; aprendí mucho. Ha sido un poco mi madrina y mi mentora. ¡No sabes la ilusión que me hizo que viniera al primer desfile que hicimos! Terminé Empresariales y decidí que tenía que estudiar diseño de moda, encontré un curso intensivo de un año en la Escuela Marangoni en París y no lo dudé.

P: Cuando decides marcharte a París justo empezabas a tener pedidos tras las ventas en Comillas y Madrid, ¿pensaste que Biombo13 se extinguiría?

R: No sabía de qué forma compaginarlo. Después de la venta del verano había vendido 3.000 camisas más en Madrid y tenía un montón de pedidos pendientes. El curso era intensivo y no me dejaba mucho tiempo para dedicarlo a Biombo13; pero gracias a la ayuda de mi amiga Rocío de Palacio (actual directora general de Biombo13), que estaba conmigo en París, lo fuimos sacando adelante. Al principio todo muy casero: mi hermana hacía las fotos, la modelo era mi prima, mis padres entregaban pedidos… En enero hicimos el primer desfile, coincidiendo con exámenes semestrales y tuve que confesarle a un profesor que había creado una marca de ropa y que ¡se me estaba yendo de las manos! Desde ese momento todo el equipo de profesores se volcó en ayudarme. Mi trabajo final fue el desfile que presenté en Madrid en enero.

Laura Corsini, en una imagen exclusiva cedida a 'Vanitatis'
Laura Corsini, en una imagen exclusiva cedida a 'Vanitatis'

P: ¿Entonces desde un primer momento tu familia te apoyó en el proyecto?

R: Empecé acaparando la cocina de casa de mis padres con el taller, me ayudaban a entregar las camisas… Actualmente me siguen ayudando mucho, las decisiones importantes que cambian el rumbo de Biombo13 las medito con ellos; si no se lo cuento, no me quedo tranquila. Mi padre quiso invertir dinero al principio, pero no le dejé. Quería que fuera algo exclusivamente mío y ahora, viendo el éxito que estamos teniendo, sigue empeñado.

P: Has vendido más de 10.000 camisas en dos años, una cifra más que relevante para una emprendedora tan joven como tú, que además no cuenta con apoyos económicos ni financiaciones externas. ¿Cuál crees que es la clave de tu éxito?

R: Vendemos una prenda exclusiva a un precio bastante asequible con un diseño muy cuidado. Son además camisas que se pueden personalizar y muy versátiles (hay camisas que se pueden poner de cuatro maneras distintas). Además creo que las clientas valoran el trato cercano y sincero que reciben. Si a alguna no le queda bien una camisa le prohíbo que se la lleve (bromea). Prefiero vender menos camisas, pero que la clienta quede 100% satisfecha. Me atrevo a decir que un 75% de las clientas repite, y eso es una satisfacción.

P: ¿Cómo es tu día a día?

R: Vengo al taller a las 10:00 y contesto emails o surgen cosas puntuales. El equipo de Biombo13 consta de cuatro personas fijas: Rocío, Almudena, Valentina y Ángela, que me ayudan en diseño, compras y ventas, confección y diseño gráfico.

También voy a los talleres de producción y posteriormente a los de confección, que son externos, y para los que hemos supuesto una inyección de trabajo en estos tiempos difíciles. A última hora es cuando Rocío de Palacio (la directora) y yo nos dedicamos a “lo divertido”, que es diseñar y crear nuevas prendas. Nos solemos quedar hasta muy tarde, porque sabemos que es necesario luchar para crear algo grande, pero es algo que hacemos encantadas.

P: ¿Cómo es la mujer a la que van dirigidos tus diseños?

R: A mis clientas las suelo llamar “biombas” coloquialmente. No hay un tipo concreto, cualquier mujer. Vienen desde señoras de 80 años a niñas de 16 y eso me encanta.

P: ¿A quién te gustaría ver con una de tus camisas?

R: A Olivia Palermo, pero más que nada para ver cómo la conjuntaría y seguramente la convertiría en otra cosa.

Imagen de la nueva colección de Biombo13
Imagen de la nueva colección de Biombo13

P: La camisa es la prenda estrella indiscutible de vuestra colección, pero también podemos encontrar pantalones y monos, ¿tienes pensado confeccionar alguna otra prenda para las próximas colecciones? (Vea aquí imágenes de su colección).

R: Nos dimos cuenta de que era una pena que las clientas no pudieran vestir enteras de Biombo13, y diseñamos un pantalón ancho alto que sienta muy bien y un mono para eventos o bodas. De cara a verano introducimos muchas novedades: tops, vestidos largos y cortos, vestidos reversibles, una camisa que te puedes poner de muchas maneras…

P: ¿Cuáles son los retos que tienes en el futuro?

R: A corto plazo mejorar la página web, y a largo plazo me encantaría internacionalizar Biombo13.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios