Logo El Confidencial
SE SEPARARON EN DICIEMBRE DE 2014

Rafael Spottorno, exjefe de la Casa Real, vuelve con su esposa, María Pía Rubio

En diciembre de 2014, el exjefe de la Casa del Rey decidió romper su matrimonio con María Pía Rubio. Llevaban 40 años casados y tenían dos hijas en común. Ahora han decidido darse una nueva oportunidad

Foto: Rafael Spottorno junto a su mujer, María Pía Rubio, en una imagen de archivo (Gtres)
Rafael Spottorno junto a su mujer, María Pía Rubio, en una imagen de archivo (Gtres)

En diciembre del 2014, Rafael Spottorno, exjefe de la Casa del Rey durante los últimos cuatro años y secretario general desde 1993 al 2002, se separaba de María Pía Rubio, con la que llevaba más de 40 años de matrimonio. Una decisión que sorprendió fuera de su entorno más privado, que parece que sí estaba al tanto de los desencuentros, aunque ambos seguían acudiendo juntos a reuniones y fiestas privadas. Una de las últimas apariciones de ambos antes de que se conociera la noticia de su separación fue la boda en Pamplona en el mes de octubre de un hijo de la familia Huarte con la hija del letrado de las Cortes Serrano Alberca.

Tiempo después, Spottorno se trasladaba a su nuevo domicilio de Madrid en la calle Goya y se dejaba ver en solitario en algunas cenas de amigos. Se convirtió en el 'soltero de oro' y algunas señoras de parecida edad se convirtieron en su paño de lágrimas, aunque no había más lágrimas que enjugar que la nostalgia de los años pasados. Durante ese tiempo no aparecieron junto a él amigas entrañables y el exjefe de la Casa del Rey tampoco hizo excesos públicos, ni apareció con ninguna señorita de buen ver.

Rafael Spottorno, en una imagen de archivo (Gtres)
Rafael Spottorno, en una imagen de archivo (Gtres)

No hubo sentencia de divorcio y este tiempo de separación parece que ha servido para que la pareja se replanteara un volver a empezar. El diplomático abandonó el piso de soltero y ha vuelto de nuevo a la casa familiar del barrio de los Austrias. Como era de esperar, esta vuelta también ha sido discreta y algunos de los amigos se han enterado al coincidir de nuevo en reuniones sociales. Hace unos días, al preguntar un conocido común quién acudía a la cena, el anfitrión le fue dando los nombres de los comensales. Cuál sería su sorpresa cuando le dicen: “Y también Rafael y Pía”. “¿Cómo?”, interrogó. “Sí, es que han vuelto”. La cena transcurrió como si la separación no hubiera existido. Días después, Rafael Spottorno acudía a la tienda de su mujer y regresaban juntos a casa.

La confirmación indirecta

Vanitatis se ha puesto en contacto con el exjefe de la Casa Real que, como en ocasiones anteriores, no ha querido tratar ningún tema relacionado con su vida privada. Sin embargo, al darle la enhorabuena por la buena nueva, ha respondido “gracias”.

En mayo de 1970, el diplomático y licenciado en Derecho Rafael Spottorno pedía la mano de Pía Rubio d´Hyver a los marqueses de Valdeflores. Los Spottorno estaban por aquel entonces de luto tras la muerte de un familiar y por eso la boda se celebró un mes después en San Sebastián y fue de carácter íntimo. Familiares y amigos; los justos. La discreción caracterizó el enlace y el posterior convite. El matrimonio tuvo dos hijas, Pía y Blanca, que se han mantenido al margen de la imagen pública del padre. La mayor es médico especialista en rehabilitación y la pequeña colabora con su madre en la tienda de menaje de lujo que regentan. Además, creó una empresa de repostería, Un bizcocho para Teo. El padre mantiene una excelente relación con sus hijas, y de hecho desde que se jubiló suele acudir al gimnasio con Blanca, que le hizo abuelo hace unos meses.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios