Logo El Confidencial
LA PRESENTADORA VUELVE A ESTAr SOLTERA

Sonia Ferrer: "Llámame tonta, no serás el primero"

Tras su ruptura con Muñoz Escassi, continúa creyendo en el amor verdadero, Cecilia Gómez está en ello y Miguel Abellán ya lo ha encontrado

Foto: Sonia Ferrer (Gtres)
Sonia Ferrer (Gtres)

No hay nada que hacer. Álvaro Muñoz Escassi vuelve a volar libre como un halcón y los palomares tiemblan de nuevo. “Hoy en el programa hablábamos de eso, si las relaciones que no duran toda una vida son una equivocación, y yo creo que no. Creo que hay personas que te pueden hacer muy feliz durante un trozo de tu camino en la vida y yo lo he sido con Álvaro y también con el padre de mi hija. No me arrepiento”. Sonia Ferrer, que ha vuelto a televisión de mano de Mariló Montero en Amigas y conocidas, el microespacio de La mañana de TVE, se esfuerza tanto en despejar dudas sobre terceras personas de sexo femenino en su ruptura que habrá que creerla.

Embutida en un vestido negro ajustadísimo, tenía ganas de hablar anoche en la entrega de unos IX Premios Nº 1 Cadena 100, a los que Ana Torroja no pudo asistir porque perdió un avión. Insiste la presentadora en que su relación se terminó porque funcionaban mejor como amigos que como pareja. Y porque el caballo se metió por medio. La competición hípica, entiéndase. “Nuestra ruptura no ha sido porque Álvaro sea más o menos mujeriego. Hay muchos hombres mujeriegos en este país, pero yo soy una romántica. Creo que al final cuando alguien encuentra lo que quiere, se comporta. Llámame tonta, no serás el primero”. Hoy son tan amigos como para que el jinete le perjure que la joven rubia con quien lo vimos en el Masters Tenis de Madrid no era sino un pasatiempo.

La bailaora y el joyero

Quien está en línea de salida para presumir de novio es la bailaora Cecilia Gómez. Como informaba este miércoles Vanitatis, su relación incipiente con el joyero Emiliano Suárez, fruto de compartir entorno común, va por buen camino. “El amor nunca se busca, aparece y si coincides, hay que estar ahí. Yo siempre estoy receptiva. De un hombre me conquista que sea buena persona y coincidamos en valores. Y que sea educado. Pero no hago un balance previo; llega y te toca el corazón. A Emiliano todavía lo estoy descubriendo porque es muy pronto. Ahora digamos que estoy ilusionada y feliz”, declara Cecilia.

La flamenca, que estrenará el 2 de junio su homenaje a Chavela Vargas en el teatro Reina Victoria de Madrid, asegura que no son tan dispares el artisteo de la industria joyera high-class. “Eh, que los artistas también somos personas normales. Con las giras sí viajas muchísimo, pero mis horarios son más de producción. El teatro no es como los tablaos: es poco rato en escena y terminas pronto”.

La miss Desiré Cordero ha roto con el hijo de Fernando Hierro

Igual de sonriente, aunque con menos motivos, estaba la miss Desiré Cordero. Una buena forma de preguntarle abiertamente por sus desavenencias con Álvaro Ruiz fue saber si estaba bien de hierro en sangre o más bien al borde de la anemia. “Anemia, anemia”, afirmaba a Vanitatis como si la vida fuese un chiste. Ruptura confirmada con un lacónico “cuando no se puede, no se puede”.

El torero Miguel Abellán caminaba a tientas, deslumbrado por la belleza de la miss y de su buena amiga Adriana Abenia –sin quitar ojo a Sonia Ferrer–, aunque se confesó inofensivo como un jilguero pues su corazón ya está ocupado. Con una prometedora temporada de toros por delante (y por detrás; hace unas semanas indultó un toro en Venezuela) y tres tardes de éxito en San Isidro, tuvo la posibilidad de brindarle un astado a Don Juan Carlos: “Darle un trofeo a un rey es lo más. Ha sido un honor. Yo es que soy juancarlista. Le lancé la montera y la cogió a la primera. Tuve tino y él, acierto”, recuerda como si de Manolo Molés se tratara firmando una crónica taurina.

Aún le escuece, como a todo el entorno de Natalia Verbeke, lo rana que le salió quien por fin la llevaría al altar. Jaime Renedo dejó de ser príncipe contando miserias en un Deluxe que dejó a la profesión boquiabierta. “Yo quise a Natalia, la quiero y la querré. Era imprevisible lo que le ocurrió. Ella creía que era el hombre de su vida y se iba a casar pero… Fue una sorpresa. Yo lo conocí poco, afortunadamente. Me dieron ganas de darle con algo más que con el estoque”.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios