Noticias de Famosos: Ibiza, al ritmo de los Matutes. Noticias de Noticias
REPASO AL IMPERIO DEL POLÍTICO

Ibiza, al ritmo de los Matutes

Terratenientes, hoteleros, banqueros, navieros… No hay palo que no toque esta familia que ha reinventado la Isla Blanca con sus hoteles de hasta 10.000 euros al día, caviar y champán que visitan las 'celebrities' de medio mundo

Foto: Abel Matutes en un fotomontaje realizado en Vanitatis
Abel Matutes en un fotomontaje realizado en Vanitatis

Ibiza trabaja a destajo estos meses en los que su apenas 150.000 habitantes se transforman en tres millones. Ibiza era llamada Pitiusa (isla de pinos) por los griegos, pero hoy sus habitantes son una intensa mezcla de culturas en la que todos han dejado su pequeño legado. Desde la ‘colina de oro’, como la llaman los payeses, los Matutes han construido un imperio en la isla. Allí está la blanca casa y centro neurálgico de la vida familiar de Abel Matutes y Nieves Prats (fallecida hace unos meses), donde crecieron Carmen, María, Stella y Abel, sus cuatro hijos, a los que ahora acompañan diez nietos. La colina está situada en un paraje natural escondido del bullicio y ajetreo de la Ibiza más indómita y ruidosa que vive en temporada estival de cara al puerto y las discotecas más modernas. Y allí, la residencia de don Abel reina en una posición privilegiada sobre el municipio de San Jesús. El apellido de los Matutes está ligado a la isla y la isla despierta y se acuesta a ritmo de los Matutes.

El fundador de esta saga fue Abel Matutes Torres, fusilado en el castillo de Eivissa en 1936 al inicio de la Guerra Civil española. Tras su muerte, la gestión de los negocios recayó en sus tres hijos varones, especialmente en Antonio Matutes Noguera, padre de cinco hijos, entre ellos el hoy patriarca. Eran años en los que la Banca Matutes se convirtió en la principal fuente de financiación de los empresarios que abrían negocios en la isla. Abel Matutes Juan fue el sucesor. La primera empresa de Abel Matutes fue Suministros Ibiza. Fue la primera piedra de un entramado empresarial que creció al mismo ritmo que imponía el 'boom' turístico en la Ibiza de los años 60 y 70 y que en la actualidad se extiende al Caribe, Brasil, Italia, Madrid u Holanda. Hoy esa actualidad tiene dos pilares y los dos son Abel.

El padre, al que muchos llaman el Cacique (aunque a él no le guste) o el Don de Ibiza, es la base angular de este imperio. El hijo, Abel Junior, es quien lo ha proyectado al futuro. El patriarca tiene ya 74 años y una vida llena de retos logrados. Lo ha sido casi todo. Alcalde de la Isla Blanca, senador, diputado, comisario, europarlamentario, ministro de Exteriores. Un infarto lo obligó a volver a la isla, pero no lo frenó. Piscifactorías, inmobiliarias, constructoras, alimentación, la única distribuidora de bebidas de la isla, agua de la isla, puertos deportivos, parques acuáticos… El delfín se ha convertido con 39 años en el relevo de su padre como director general de Palladium Hotel Group y vicepresidente del Grupo de Empresas Matutes. Desde su sillón, su mayor éxito hasta el momento es reinventar hoteles viejos con diseños vanguardistas, discotecas y clubes ante el mar. Casado con la norteamericana Linda Scaperotto, con la que tiene dos hijos, le hubiera gustado ser piloto de carreras, además de empresario. De lo primero se disuadió pronto aunque se le solía ver con su deportivo rojo por las carreteras de la isla. Seguidor del Real Madrid y del Español (en el que jugó su padre), viste trajes de Massimo Dutti y no tiene un perfil mediático alto.

Imagen del Palladium Hotel Group
Imagen del Palladium Hotel Group

Del hotel tradicional a las fiestas con David Guetta

Para entrar y salir de la isla, es necesario que llamen ustedes a la puerta del imperio de don Abel. La 'famiglia' controla un 42,5 de Balearia, una de las grandes navieras del país y líder de las rutas marítimas en Baleares. Y, por si no les bastara, participan en Transmediterránea, otra de las grandes. Globalia es otra de sus inversiones estratégicas y así es que controlan parte de Air Europa, Travelplan o Halcón Viajes para impulsar la conectividad de la isla con nuevas rutas. Pero decíamos que la isla despierta y se acuesta con esta familia porque el núcleo duro de sus empresas son los hoteles. Aunque el Tribunal Supremo ordenó demoler su primer hotel en la playa d’en Bossa, allá por 1971 (aunque luego le indemnizaron), hoy gestiona  a través de la sociedad Fiesta Hotels&Resorts camas bajo diferentes marcas. Los tiene usted de todo tipo: del hotel familiar tradicional hasta el Ushüaia Beach Club, que se ha convertido en el símbolo del ocio caro y de la fiesta con mayúsculas. Los establecimientos Fiesta Hotel (hoy bajo la marca Palladium Hotel Group) se gestaron entre los años ochenta y noventa para un turista que buscaba unas vacaciones en un destino nacional sin muchas pretensiones.

Ushüaia Beach Club (Foto: página web)
Ushüaia Beach Club (Foto: página web)
Paris Hilton promocionando una de sus fiestas en Ibiza (Gtres)
Paris Hilton promocionando una de sus fiestas en Ibiza (Gtres)

Los Matutes no se quedaron estancados en este concepto. A Abel Matutes Jr. le costó convencer al patriarca. Hacían falta 21 millones y unos dos años para reconvertir el viejo y destartalado hotel en playa d’en Bossa, en el municipio de Sant Josep, en el Ushuaïa Beach Club, el hotel que ama a los vips. Su éxito dejó en papel mojado aquella frase del padre cuando su hijo le planteó el proyecto. “Nos va a arruinar a todos”, dijo. Copas en hamacas a ritmo de los mejores DJ rodeados de ‘gente guapa’ que busca mirar y ser visto. Ushuaïa bien puede ser la imagen del resurgir de la isla como destino ‘obsceno’ del lujo y la fiesta. No es apto para cualquiera. Habitaciones de 300 a 10.000 euros la noche, una suite de 200 metros como paradigma del lujo, botellas de champán a 6.000 euros, servicio de jet privado y quien no pueda alojarse en el establecimiento puede optar por pasar un rato en su discoteca por unos 70 euros en algunas de sus sesiones de 'clubbing non stop'. Ahí no verán a los jóvenes de pelo rapado que ahorran todo el año para pasar una semana en Ibiza y asistir a una sesión de su DJ favorito, pero sí a Paris Hilton, Naomi Campbell o Dennis Rodman para disfrutar de las sesiones al aire libre de David Guetta, Avicci o Swedish House Mafia. El éxito de Ushuaïa fue lo que hizo que la 'famiglia' iniciara la restauración de otros hoteles ya casi en desuso en la zona de Sant Josep.

A tan solo 15 kilómetros, Sa Talaia es un pequeño hotel rural un tanto 'chill out' que nada tiene que envidiar al anterior, pero con otro concepto de lujo; el de la paz y la tranquilidad de una isla que permite momentos y viajeros de toda índole. Sa Talaia esconde recuerdos de sus dueños que solo ellos saben. Las 14 habitaciones de esta casa rural de paredes blancas y suelos de barro construida en los 60 tienen unas vistas espectaculares al campo ibicenco pero a tan solo diez minutos de la playa de San Antonio. Aquí las copas son 'detox' (si se cumple alguno de sus programas de bienestar) y los bailes a pie de piscina se pueden sustituir por talleres de yoga, pilates…, aunque sus clientes pueden cambiar el chip durante la noche y disfrutar la noche en un club con pase gratuito. Pero si no les ha gustado ninguno en el Hard Rock Ibiza, aseguran que por 90 euros puedes alcanzar el cielo en el 'gastro show' del Hard Rock, un hotel en primera línea de playa, muy cerca de las discotecas Space y Ushuaïa. Abel Junior fue el artífice también de este hotel de cinco estrellas con conciertos en vivo, el primer Hard Rock Hotel de Europa. Y este 2016 puede ser la última temporada de la icónica discoteca Space, la más premiada del mundo. Fundada en 1989 por el empresario de la noche Pepe Rosselló, Abel Matutes Junior tomará el timón de la sala para transformarse en 2017 en el club nocturno del Ushuaïa.

Imagen de la página web de Sa Talaia Ibiza
Imagen de la página web de Sa Talaia Ibiza

De navieros a alquilar el yate Fortuna

Si el abuelo de don Abel era armador, el nieto disfrutaba surcando las aguas cristalinas mediterráneas y pescando atún en el yate 'Aiglon' en el que han navegado entre otros el expresidente del Gobierno, José María Aznar. Su empresa también será la que intente devolver al mar al yate real 'Fortuna’ para convertirlo en un yate de alquiler. En el 'Aiglon', los Matutes navegan hasta Conejera, ‘su isla’ cercana a la Isla Blanca que usaban los piratas para enterrar a sus muertos. En el faro de este pequeño enclave de tan solo 7 kilómetros cuadrados en el que no vive nadie quiso instalar un hotel de alto nivel solo permitido a adultos. Un retiro perfecto que los ecologistas no vieron con buenos ojos. Tampoco pudieron acometer su plan de lavar la cara a la playa d’en Bossa con un centro comercial y un campo de golf que el ayuntamiento no aprobó. Pero ya saben que todo empezó en esta playa allá en 1971 y por aquí siguen parte de los planes de expansión de la 'famiglia'.

Imagen del yate 'Aiglon'
Imagen del yate 'Aiglon'

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios