Logo El Confidencial
JUEGOS OLÍMPICOS

Jinetes españoles vips rumbo a Río de Janeiro

Desde Sidney, España no lograba estar en la categoría de saltos. Acudirá lo mejor de lo mejor: Sergio Álvarez, Pilar Gordón y Eduardo Álvarez Aznar, entre otros

Foto: Algunos de los jinetes olímpicos más vips del mundo (Fotomontaje: Vanitatis)
Algunos de los jinetes olímpicos más vips del mundo (Fotomontaje: Vanitatis)

Rostros anónimos y otros que no lo son tanto representarán a nuestro país en un deporte que muchos asocian con las grandes fortunas. En la lista de los deportistas elegidos para la cita olímpica por el Comité Olímpico Español (COE) figuran Sergio Álvarez, jinete y ex de Marta OrtegaPilar Lucrecia Cordón, hija del empresario Publio Cordón, y Eduardo Álvarez, hijo de uno de los jinetes 'made in Spain'.

Dicen que Sergio Álvarez es el mejor jinete de España y su montura, Carlo 273, la que le cedió su exsuegro Amancio Ortega y por la que se publicó que pagó 12 millones de euros (fue alguno menos), una de las más caras de nuestra historia. El caballo, hijo de Contender, otro competidor, es de de raza Holsteiner y su dueño asegura que, como él, siempre sale a ganar. No hay más opción. Asturiano, criado en el colegio de San Fernando junto a sus hermanos Pablo y Julio, su padre tenía negocios en la construcción y en el juego de las máquinas tragaperras, además de alguna incursión en la explotación de una mina. Empezó a entrenar en el pequeño y familiar club El Forcón, situado cerca de su casa familiar en Heros.

El jinete Sergio Álvarez en una imagen de archivo (Gtres)
El jinete Sergio Álvarez en una imagen de archivo (Gtres)

El 'hobby' se transformó en pasión y de ahí a Holanda, un destino muy habitual para los jinetes profesionales. Ortega vive de concurso en concurso, de salto en salto, aunque con residencia fija en la capital por aquello de las conexiones con aeropuertos internacionales que le permiten acudir a los concursos. Siempre ha dicho que es hombre de caballos, aunque su empresa, Alvarez Moya Horses, constituida en 2005, en la que consta como administrador único, cosecha también beneficios con compraventa y cría de caballos, y también con la venta de semen de los sementales que cría a clientes situados en cualquier parte del mundo. Saltó a los grandes medios no por ser el mejor saltador, sino por su boda con la heredera de Inditex y sobrevivió al naufragio de su matrimonio entregado a su carrera, que no ha hecho más que consolidar. Desde la ruptura, solo se le relacionó con la ex Miss francesa y también amazona, Charlotte Murray.

La polémica Pilar 

La amazona Pilar Cordón (Gtres)
La amazona Pilar Cordón (Gtres)

Desde los 27 años, Pilar Cordón forja sus saltos en Haras de Wisbecq, a 30 kilómetros al sur de Bruselas, lejos del glamour de los concursos hípicos junto al entrenador Nelsson Pessoa, emblema de la hípica brasileña. Disciplinada desde los 16 años, edad a la que decidió que lo suyo eran los caballos y pagando el coste de la lejanía de una familia que quedó tocada por el secuestro de su padre, el empresario zaragozano Publio Cordón, se volcó en entrenar. “Mi familia es una de mis grandes pasiones; la otra, los caballos. En mi profesión y en mi vida personal, la conexión con los caballos es fundamental y profunda, las palabras sobran, todo discurre en un mundo emocional, en una relación de alma con alma que busca constantemente la perfección”, se lee en su Facebook. Discreta, trabajadora, la amazona de 43 años no es una habitual del papel cuché por sus relaciones (se la ha asociado con el marchante de caballos Gilbert De Roock y los jinetes Rafael Tapias y David Usón, aunque su primer novio oficial fue Alberto Honrubia), pero en el último mes ha visto cómo su nombre se asociaba a un divorcio multimillonario por el supuesto romance con Doda Miranda, marido de Athina Onassis, más que por sus competiciones en Alemania, Suecia, Francia, Holanda, España… Lo cierto es que es una amazona de reconocida fama en foros ecuestres y posee una cuadra de caballos con los que hace negocio y le permiten, junto al patrocinio de Cavalería Toscana y Hermès, seguir presente en los concursos de medio mundo. Su nuevo tesoro es el pequeño Diamante de Coriana, aunque a Río irá con Gribouille de Lys y su manta para evitar el estrés que le ocasionan los viajes. Pilar siempre soñó con unas Olimpiadas.

Athina Onassis en una imagen de archivo (Gtres)
Athina Onassis en una imagen de archivo (Gtres)

Eduardo Álvarez Aznar creció con caballos en una familia en la que lo raro era no trotar a lomos de uno. Hijo de Luis Álvarez Cervera, seis veces olímpico, monta y concursa desde los tres años, cuando su padre lo hacía en Holanda. Desde entonces lo suyo ha sido cosechar medallas, aunque tiene el listón muy alto. Luis Álvarez, ya retirado y al frente de la finca El Duende, en Aranjuez, en la que crían caballos de carreras, es toda una referencia en el mundo de la hípica, aunque no logró la medalla olímpica tan ansiada. Su hijo eligió Suiza para curtirse y labrar una trayectoria que apadrina Marqués de Riscal. Aunque vivió una temporada alejado de las cuadras en 2012 por un accidente de esquí, ha logrado llegar a ser el segundo español en el 'ranking' mundial y miembro del equipo olímpico de saltos. Se le ha relacionado con Leticia Pérez de Seoane, hija de Santiago Pérez, instructor de la infanta Elena, fallecido en 2001 en un accidente automovilístico. Su aliado en esta nueva carrera y quien debe hacerle saltar los dos metros es Rokfeller de Pleville. Estos juegos serán su estreno en una cita de este calibre, pero si la logra habrá cumplido su sueño y el de su padre.

Eduardo Álvarez Aznar (primero por la izquierda) (Gtres)
Eduardo Álvarez Aznar (primero por la izquierda) (Gtres)

El más anónimo del equipo de saltos es Manuel Fernández Haro, un sevillano que empezó a montar en la finca de su padre en Sevilla “por tradición” y se aficionó en el club Pineda que estaba situado cerca de su casa. “No hay día libre, es muy sacrificado aunque, desde fuera, solo se vea el glamour de las gradas vips”, ha dicho en alguna entrevista. Lo que más le gusta de su trabajo es que es su propio jefe. Aficionado al Betis, además de los caballos, se enternece con sus perros, su película favorita es 'Gladiator' y se mueve a ritmo de U2. Manuel fue proclamado campeón de saltos de obstáculos el año pasado. Para saltar Río, montará a U Watch.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

 
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios