Logo El Confidencial
Sigue la polémica

Belén Esteban: “Ojalá no hubiera cogido la llamada de Campanario”

La princesa del pueblo reconoce que se arrepiente de haber contado algunas de las cosas que contó sobre la llamada que le hizo la mujer de su ex, Jesulín de Ubrique

Foto:

Belén Esteban ha vuelto. En realidad nunca se fue. Ha vuelto a sentarse en la silla de 'Deluxe' con solo una semana de diferencia. El sábado 9 de septiembre lo hizo para contarle a María Patiño que María José Campanario la había llamado para pedirle una cita a espaldas de su marido, Jesulín de Ubrique. Aquella revelación provocó un debate nacional entre los que pensaban que la de Paracuellos hacía mal sacando a la luz una conversación con una mujer mentalmente enferma y los que opinaban que Belén no hizo nada que no haya hecho toda la vida: contar su vida como quiere y cuando quiere.

Y en mitad de la controversia, y a mitad de semana, María José Campanario protagoniza una portada en su revista de cabecera (la quinta en lo que va de año) hablando de su fibromialgia y de esa llamada que ella misma, con el consentimiento de su marido, hizo a Belén para pedirle que dejara que sus hijos se despidieran de su hermanastra, es decir, de Andreíta.

Belén Esteban con Jorge Javier en 'Sábado Deluxe'.
Belén Esteban con Jorge Javier en 'Sábado Deluxe'.

Belén Esteban ha desmentido esa versión y ha explicado que, aunque en un principio se sintió mal por haber contado lo que contó, después de la portada de la Campa tiene la conciencia más tranquila. También Jorge Javier Vázquez, que ayer volvió como presentador oficial del programa con Ruth Lorenzo como telonera versionando el 'Show must go on' de Queen, con coro gospel incluido (a lo grande), compartía opinión con su compañera y amiga: Tu entrevista fue un espanto, pero es verdad que la Campanario ha perdido una oportunidad de oro para dejarte una temporada defenestrada', afirmaba.


Pocas cosas sacamos en claro de una entrevista que tenía más de puesta en escena (el reencuentro de Jorge Javier y Belén, la semana de calvario de la colaboradora…) que de chicha informativa. Belén valió más por lo que calló que por lo que contó: dijo una cosa (“me arrepiento de haber cogido esa llamada porque hay que ver la que se ha liado") y se calló otras (“si hubiera contado el total de la llamada, se hubiera liado tres veces más. No voy a contar si ha habido más llamadas. No quiero que me llame nadie y si una persona no puede tener un teléfono, que le quiten el teléfono").

Jorge Javier intentó sonsacar a su amiga esa otra (u otras) llamadas que (supuestamente) la mujer de Jesulín le habría hecho, pero ella se aferró a su derecho a no declarar y la duda quedó en el aire. Hasta que Mila Ximénez la agarró al vuelo y sentenció: “Campanario no la vuelvas a llamar más”.

Solo una cosa dijo Belén que nos dejó con la mosca tras la oreja: que le parece raro que Campanario haya salido sola en el reportaje. Sin su marido, se entiende. Le huele mal. Eso y que algo hay en esa llamada que se le escapa... ¿Crisis en la pareja?, ¿ruptura? Ella no lo sabe. Nosotros tampoco, El tiempo dirá.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios