Es noticia
Menú
Quiero una boda retro: claves, trucos y 'deco' para conseguirla
  1. Novias
TEMÁTICA DE TENDENCIA

Quiero una boda retro: claves, trucos y 'deco' para conseguirla

Descubre cuáles y cómo son los elementos esenciales para recrear un enlace de estilo vintage, sigue nuestros consejos y disfruta de una boda de otra época

Foto: Una boda de temática vintage. (Instagram/ @greenweddingshoes)
Una boda de temática vintage. (Instagram/ @greenweddingshoes)

Estamos completamente seguras que si, en 2022, viajar en el tiempo fuese una práctica real y no un imaginario de ficción, muchos novios se teletransportarían al pasado para celebrar su boda. Los alocados años 20 y su estética 'flapper', la elegancia del 'new look' ideado por Christian Dior en la década de los 40, el estilo hippie y desenfadado de los 70 y por qué no, la opulencia y el maximalismo vivido en los 90. ¿Conclusión? Cualquier tiempo anterior fue mejor y hoy, la inspiración perfecta para una boda en clave retro.

Este año os casáis y os encontráis justo en ese punto de la organización en el que os toca decidiros por una temática que, además de servir como hilo conductor del enlace, os represente, sea fiel a vuestro estilo y a simple vista, hable de vosotros y vuestra relación como pareja. Las nuevas tendencias, aunque sorprendentes y rompedoras, no son para vosotros y después de mucho indagar, habéis pensado que la opción que más os representa es una boda de estilo vintage. Enhorabuena: época, sofisticación, elegancia, ¡y acierto seguro!

placeholder Una pareja de novios de estilo retro. (Instagram/ @ph_lilyfox)
Una pareja de novios de estilo retro. (Instagram/ @ph_lilyfox)

Ayudados o no por los consejos de un wedding planner, la decisión está tomada y es mutua: queréis una boda retro y nuestro objetivo es ayudaros a conseguirla. ¿Cómo? Ofreciéndoos las claves, los trucos y la decoración necesaria para sorprender a vuestros invitados y de paso, ambientar y enclavar vuestro enlace en una época histórica concreta.

Empezaremos por advertiros que nada, ningún detalle, por ínfimo o relevante que sea, debe dejarse al azar. Desde la elección de los looks nupciales, pasando por la complicada selección del sitio adecuado de la celebración, hasta la atmosfera que allí vais a recrear. Todo tiene que respirar un estilo pasado, siempre con gusto y sofisticación.

A diferencia de otras temáticas inspiradas en momentos concretos del año, por ejemplo, motivos tropicales para verano, o bodas de cuento teñidas de granate y blanco nieve para invierno, la ventaja de lo retro es que no entiende de temporadas ni estacionalidades. Es imposible fallar.

En líneas generales, además de por la incursión de ciertos elementos antiguos, esta temática se define por una sintonía cromática en tonos suaves como los marrones, los neutros, la familia de los pasteles y salpicando, notas subidas de color. Todo para componer un ambiente que de golpe nos traslade a otra dimensión.

Fundamental que el mobiliario, es decir, las mesas y las sillas para el banquete, los muebles auxiliares, y las barras para el cóctel y el baile, sean de madera y a poder ser, con aspecto desgastado. No confundir con la tendencia rústica más propia de enlaces campestres, en este ámbito los acabados son todo.

El menaje (vajilla, cubertería y cristalería) y la mantelería que acompañarán a los invitados en la comida o la cena de vuestra boda también debe ir acorde. Apuesta por dorados envejecidos, tejidos naturales en color marfil, copas de cristal labrado y platos decorados con filamentos de bronce o flores en tamaño liberty, todo el conjunto otorgará ese sabor retro a la mesa.

Turno para la decoración. Aquí es donde podréis dejar volar vuestra imaginación y jugar con todos los elementos con los que disponéis para crear espacios mágicos: un mapa antiguo a modo de 'seating plan', un 'candy bar' dispuesto en un aparador antiguo, un photocall con cámaras antiguas, utilizar pilas de maletas antiguas o libros vintage, componer un rincón de firmas con una máquina de escribir como protagonista de la escena, una zona de descanso con un sofá tipo Chester sobre una alfombra y todo aquello hasta lo que alcancen vuestros sueños de época.

Otra manera clave de representar esa estética retro es alquilando un coche antiguo, bien para hacer una entrada triunfal como conductores, o bien aparcado en una zona de la celebración y que sirva también de elemento decorativo. Hay novios apasionados de esta tendencia que optan por caravanas y 'food trucks' para servir parte del aperitivo o el almuerzo.

Ya que estamos hablando del catering, os animamos a combinar tarros y botes de cristal para la 'deco', no olvidaros de una tarta de estilo 'naked cake' presidiendo la mesa dulce y como idea original, una barra libre de limonadas.

Para ir concluyendo, una variedad de opciones para una única y misma inspiración: una boda vintage, mágica, romántica, bonita y lo más importante, inolvidable para todos.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Estamos completamente seguras que si, en 2022, viajar en el tiempo fuese una práctica real y no un imaginario de ficción, muchos novios se teletransportarían al pasado para celebrar su boda. Los alocados años 20 y su estética 'flapper', la elegancia del 'new look' ideado por Christian Dior en la década de los 40, el estilo hippie y desenfadado de los 70 y por qué no, la opulencia y el maximalismo vivido en los 90. ¿Conclusión? Cualquier tiempo anterior fue mejor y hoy, la inspiración perfecta para una boda en clave retro.

Bodas Decoración
El redactor recomienda