Las decoraciones de boda más bonitas para los enlaces de otoño
  1. Novias
Luces y colores especiales

Las decoraciones de boda más bonitas para los enlaces de otoño

Aprovecha la magia del otoño para crear una decoración de boda especial, diferente y cargada de la esencia de una de las estaciones del año más bellas

Foto: Las decoraciones de boda más bonitas del otoño. (Instagram @rockmywedding)
Las decoraciones de boda más bonitas del otoño. (Instagram @rockmywedding)

Al pensar en una época del año ideal para bodas, tendemos a dejar que nuestra mente nos lleve a la primavera o al verano. Sin embargo el otoño y sus bodas tienen un encanto especial que nada tiene que envidiar a las demás. Estos meses en los que el mundo cambia frente a nuestros ojos, abandona los verdes y se viste de rojos, naranjas y amarillos, pueden ser la inspiración que necesitamos para organizar la boda de nuestros sueños.

Cada estación tiene sus cosas buenas y sus cosas malas para organizar y celebrar una boda y el otoño no es una excepción. ¿A su favor? Todo lo demás, no hay duda de que esta época, sus colores, aromas y, sobre todo su luz, son perfectos para un momento tan mágico como una boda.

Abrazando por completo la experiencia otoñal encontramos ejemplos como este, en el que no solo la novia ha adaptado su calzado, luciendo unos divertidos botines, también el arco que rodea a la pareja ha sido creado específicamente para reflejar esta estación.

Estos arcos elaborados con flores naturales son una de las tendencias que más fuerza está tomando en las bodas al aire libre, ya sea con esta forma o adoptando otras geométricas, como triángulos o hexágonos. Una forma especial de dejar claro que la fecha no ha sido escogida al azar.

Escoger flores en tonos rojizos y hojas secas puede parecer demasiado evidente, por eso se puede optar por otra forma de crear un mundo mágico, como el que han diseñado para este original Seating plan.

Una mezcla de verdes con los metales más brillantes, y todo ello bañado con pequeñas luces, como si de luciérnagas se tratara, ideal para disfrutar de la naturaleza incluso cuando la celebración tiene lugar en interiores y que se aleja de los tradicionales adornos florales. Lo mejor de los dos mundos y sin tener que temer que la lluvia estropee la fiesta.

Por supuesto, esta forma de acercarse a la naturaleza no es la única posibilidad, los clásicos no llegan a serlo por nada, sino porque son una opción segura y con la que siempre acertaremos.

Por eso las flores, sus colores y significados, siempre son una buena idea. Si en primavera y verano los colores llamativos son la norma, llega el otoño y las flores secas, los colores tenues y las ramas de hojas verdes toman el control para crear espacios tan llenos de vida como los de las imágenes.

En algunos lugares, no es raro que los días de otoño terminen en tormenta y por eso no es mala idea tener preparado un plan B, porque si nuestro plan principal es una boda al aire libre, las luces pueden ser nuestras mejores aliadas.

No solo ayudarán a disfrutar durante más tiempo de la velada, sobre todo una vez que el sol ha dejado de alumbrar, también logran dar una mayor sensación de calidez, que es aún más agradable cuando las temperaturas comienzan a descender.

Hablamos de las flores, de las luces y los centros de mesa, pero el resto de materiales también pueden ayudarnos a crear una decoración otoñal. Los asientos de mimbre trenzado, con cierto aire cannage, nos ayudan a construir un ambiente agradable, pero también más cálido y acogedor, gracias a las tonalidades amarillas que se mezclan con la iluminación para recordarnos que estamos en una época ideal para abrazarnos y compartir momentos especiales.

Adaptamos la decoración al instante en el que se celebra la ceremonia, escogiendo las flores que están en su mejor momento, con el menú pasa algo parecido. Es el momento de organizar la comida alrededor de esos productos que ahora son más frescos, más ricos y sabrosos, algo que también puede afectar a la tarta de bodas.

Diseños como los naked cakes, que parecen nunca pasar de moda, son ideales para esta época del año, en la que además encontramos frutas tan vistosas y deliciosas como los frutos rojos, que de nuevo nos recuerdan a los bosques encantados.

Lo ideal es seleccionar lo mejor de cada estación para aprovecharlo a favor, y la luz de los meses de otoño es digna de señalar. Ese brillo especial, esos colores que bañan el mundo son únicos y por eso conviene emplearlos de la mejor manera posible, por ejemplo, incluyéndolo en la sesión de fotos de la pareja, un recuerdo único en un momento cargado de una energía nueva. Un momento de cambio para el mundo y para los novios, que comienzan una nueva vida.

Bodas Tendencias Decoración
El redactor recomienda