La foto 'censurada' de la lencería de la princesa de Asturias en un acto oficial
  1. Casas Reales
en un acto público dejó ver su ropa interior

La foto 'censurada' de la lencería de la princesa de Asturias en un acto oficial

El vestido que lució doña Letizia en Cáceres le jugó una mala pasada cuando intentaba acomodarse en su silla. El protocolo prohíbe cruzar las piernas

placeholder Foto: Doña Letizia durante un acto celebrado en Cáceres
Doña Letizia durante un acto celebrado en Cáceres

El estilismo de doña Letizia es a diario examinado con lupa. Unas veces es aplaudido y otras, criticado. El vestido plisado color coral que lució la Princesa en su último encuentro con los directores del Instituto Cervantes celebrado en Cáceres no gustó a todospor la escasa longitud de su falda, aunque eraadecuado para un acto oficial. El vestido, que ya había llevado en la recepción ala Selección Española de fútbol tras ganar la Eurocopa, complicó la movilidad de la mujer del Príncipe a la hora de sentarse y eso, unido al protocolo que prohíbe cruzar las piernas en este tipo de reuniones, provocó que en un descuido Letizia mostrase su ropa interior.

La imagen, como no podía ser de otra manera, dado el número de medios que congregan los actos de la Familia Real, fue captada por una agencia gráfica quela pusoa disposición de sus clientes. Pero pronto desapareció.

Durante el acto, los responsables de Casa Real que allí se encontraban pidierona los diversos medios de comunicación que fuesen cuidadosos con las fotografías. Sin embargo, un despiste hizo quela imagen de las braguitas de Letizia fuese accesible a los medios, error que en pocos minutos fue enmendado con la retirada inmediata de la instantánea. Pero ya era tarde, los abonados más ágilesse habían hecho con ella y comenzaban a difundirla. Por poco tiempo.

Distintos medios se hacían después eco de la presunta censura de Casa Real, asegurando que Zarzuela llamó a la agencia para pedir la retirada de la foto. No hizo falta.Laprohibición no vino del personal de la Casa sino que fue la propia agencia quien prefirió retirar la imagen por deferencia, ya que a ningún gráfico le conviene llevarse mal con los responsables de Palacio.

Ya se sabe cómo se las gasta el departamento de comunicación de Su Majestad. Cuando comenzó el escándalo del caso Nóos, los hijos de los Duques de Palma se convirtieron en el objetivo de los reporteros gráficos. Esto enfadó mucho a los representantes de prensa de la Casa que consideraron que fotografiando a los menores se estaba incurriendo en un delito contra la Ley del Menor. Y no dudaron en amenazar a las agencias con demandas judiciales o vetos en los actos reales.Por ello, para evitar posibles represalias, las braguitas blancas de Letiziahan sido retiradas del mercado fotográfico, dejando lainocente escena sin ilustración posible.

No es la primera vez que a la asturiana sus vestidos le juegan una mala pasada. En su visita al 300 aniversario de San Roque en Cádiz, en julio de 2006, una ráfaga de viento levantó su falda a lo Marylin Monroe.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Casa Real Protocolo Censura
El redactor recomienda