La relación entre los miembros de la Familia Real, a examen en la Quirón
  1. Casas Reales
se espera la visita de la infanta cristina

La relación entre los miembros de la Familia Real, a examen en la Quirón

Si en las dos últimas intervenciones al Monarca se dieron situaciones que evidenciaron claros distanciamientos entre distintos miembros de la Familia Real, esta vez se mostrará una imagen de unión que sirva de bálsamo en la opinión pública

placeholder Foto: La Reina, los Príncipes y las Infantas en una imagen de archivo (I. C.)
La Reina, los Príncipes y las Infantas en una imagen de archivo (I. C.)

Este martes, el Rey Juan Carlos se somete a su decimotercera operación, en el Hospital Universitario Quirón de Pozuelo de Alarcón (Madrid), tras detectarle una infección en su cadera izquierda. La intervención estará dirigida por el doctor Miguel Cabanela, experto en cirugía ortopédica y traumatología que trabaja en la Clínica Mayo de Estados Unidos.

Esta nuevo ingreso hospitalario no es sólo una forma más de reabrir el debate de si el Monarca debe o no abdicar o cederle el poder al príncipe Felipe durante su convalecencia tras el vacío de poder que queda la Jefatura del Estado; es, también, una manera de poner sobre la mesa cuál es la relación que existe entre los miembros de la Familia Real.

Se espera, según fuentes cercanas, la visita de la infanta Cristina, que volaría desde Ginebra a Madrid en las próximas horas, algo que Casa Real ni confirma ni desmiente a Vanitatis.

Quienes con seguridad se dejarán ver por la Quirón serán la Reina –sobre todo tras el fugaz beso el pasado miércoles durante la recepción de los Reyes de los Países Bajos–, los Príncipes de Asturias y la infanta doña Elena, evidenciando una unión que muchos medios han puesto en entredicho y que ellos mismos han alimentado evitándose en actos públicos con presencia de prensa gráfica.

Así, Casa Real continúa con sus planes de mejorar la imagen de Don Juan Carlos y evitar, de esta manera, que se vean las rendecillas que sí pudieron observarse en sus anteriores operaciones.

Fue el caso del 17 de abril de 2012, fecha en la que, dicen, la reina Sofía mostró su verdadera cara al visitar al Rey tres días después de someterse a una operación de la cadera derecha tras caerse durante un viaje privado en Botsuana. En aquel momento, Doña Sofía dejó atrás su faceta de mujer conciliadora en los problemas familiares para mostrar públicamente su desdén viajando, el mismo día de la operación, a Grecia para participar en la Pascua ortodoxa.

Otro caso que dejó bien claro el distanciamiento entre algunos miembros de la familia fue cuando el 25 de noviembre de 2012 el Rey recibía las visitas tras serle intervenido para implantarle una prótesis en la cadera izquierda. Las puertas y los pasillos del hospital San José de Madrid fuerontestigos de la profunda brecha que el ‘caso Noos’ e Iñaki Urdangarin han abierto en el seno de la Familia Real.

Para evitar el encuentro y, sobre todo, la fotografía de los Príncipes de Asturias con la infanta Cristina y su marido, Casa Real preparó una estrategia con la que, además, se contentabaa los medios de comunicación. La visita de los duques de Palma, además de dejar boquiabiertos a la prensa allí presente –llegaron y se fueron junto con la Reina y la infanta Elena– evidenció la nula relación que existe con los príncipes de Asturias. De hecho, y según pudo saber este portal, don Felipe puso como condición a la visita de Urdangarin no aparecer en la foto de familia junto a él, lo que hizo que los príncipes retrasaran su salida del hospital varios minutos para evitar que las cámaras inmortalizaran ese momento. El Rey, informado de ello, dio el visto bueno, mostrando así que tanto él como el heredero al trono no quieren tener vinculación, al menos gráfica, con Urdangarin.

Esta vez hay indicios suficientes para pensar que la intervención del Rey servirá para ofrecer una imagen familiar que ejerza de efecto balsámico en la opinión pública, tras las continuas informaciones que demuestran que un absoluto distanciamiento.

Continúan con la agenda

A pesar de la operación del Rey por la tarde, tanto el propio Monarca como el Príncipe van a apurar al máximo sus agendas y participarán en distintos actos oficiales. Su Majestad recibe en audiencia a 16 embajadores que le entregarán sus cartas credenciales y don Felipe acude a la Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz) para visitar al Ala nº 23 del Ejército del Aire.

En un primer momento se valoró la posibilidad de suspender el acto del Rey, sin embargo, no ha podido ser puesto que los embajadores no pueden ejercer como tal si no reciben las credenciales de manos del Monarca. Horas después, a última hora de la tarde, Don Juan Carlos ingresará en la Clínica Quirón para someterse a la intervención.

Durante esta semanala Reinatendrá tres actos. El primero de ellos tuvo lugar este lunesdurante la apertura del Congreso Internacional de Investigación e Innovación en Enfermedades Neurodegenerativas. Los otros dos que restan no serán ni este martes, día de la operación, ni el día siguiente. Así, sus últimos compromisos serán este jueves a las 19.00 horas, donde inaugurará en la Biblioteca Nacional una exposición dedicada al 300º aniversario de la Real Academia de la Lengua y el viernes a las 12.00 horas, cuando acudirá a la inauguración del Encuentro Acción Magistral en el Centro de Formación del BBVA en Alcobendas.

El príncipe Felipe será quien asuma las tareas de representación y los actos oficiales que no requieran la presencia o la firma del Jefe de Estado. De esta forma, el jueves a las12.00 horas viajará a Vigo para presenciar el lanzamiento al mercado de dos nuevos modelos de PSA Peugeot Citröen. Por su parte, la Princesa de Asturias tendrá su primer y último acto de esta semana elmiércoles en un audiencia en el Palacio de la Zarzuela con los participantes en la jornada de trabajo organizada por el Proyecto Internacional para la Juventud My Europe.

Príncipe Felipe Casa Real Reina Sofía Infanta Elena Rey Don Juan Carlos Infanta Cristina Ginebra
El redactor recomienda