Logo El Confidencial
boda blindada en un pueblo suizo

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se casan un día después de bautizar a su hijo

Este sábado, contraían matrimonio por la vía religiosa tras la boda civil del pasado agosto. El enlace ha estado custodiado por fuertes medidas de seguridad

Foto: Fotografía de la primera boda (I. C)
Fotografía de la primera boda (I. C)

Llegó el gran día. En la tarde de este sábado, Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo contraían matrimonio por la vía religiosa después de la boda civil que tuvo lugar el pasado mes de agosto. La boda, celebrada la localidad suiza donde se sitúa la estación de esquí Gstaad ha sido decarácter privado, ya que todo estaba blindado y se había dispuesto un amplio dispositivo de seguridad que ha impedido que los fotógrafos pudiesen captar a muchos de los invitados, protegidos de la lluvia y del mal tiempo con enormes paraguas. Pese a esas medidas, varias fotografías han acabado en la red gracias a algunos usuarios de Instagram. Un día antes, la pareja bautizó a su hijo de diez meses, Sacha. Según la revista Hello! se vio a la pareja el viernes en las inmediaciones de la iglesia St. Joseph celebrando lo que, a todas luces, era un bautizo, aunque tampoco han trascendido más datos.

The Eagle Ski Club y la Iglesia de San Nicolás  Leer más:  Andrea Casiraghi y Tatiana se dan el segundo 'sí, quiero' en Gstaad, refugio de los Botín - Noticias de Casas Reales  http://bit.ly/1bi6y3D
The Eagle Ski Club y la Iglesia de San Nicolás Leer más: Andrea Casiraghi y Tatiana se dan el segundo 'sí, quiero' en Gstaad, refugio de los Botín - Noticias de Casas Reales http://bit.ly/1bi6y3D

Alrededor de las siete y media de la tarde de este sábado comenzaba a celebrarse el enlace en la capilla romana de la localidad suiza de Rougemont. Vestida de Valentino y con una capucha que le protegía la cabeza, Tatiana Santo Domingo era la última en llegar a una ceremonia a la que habían asistido alrededor de 350 invitados. La novia ha entrado del brazo de su hermana Julia Santo Domingo, caminando por un pasillo lleno de rosas blancas y con el Ave María de fondo musical.

Por su parte, Andrea llegaba del brazo de su madre, Carolina de Mónaco, y después de él entraban sus hermanos Pierre y Carlota. Los paparazzis, situados en primera línea para captar a muchos de los invitados, vieron cómo se colocaba un cordón policial que impidió que pudiesen realizar fotografías. La mayoría solo pudo identificar, en el interior de un coche, al príncipe Alberto de Mónaco. También se encontraban allí la hermana del novio, Carlota Casiraghi, la princesa Carolina y amigos de la pareja como Margherita Missoni, que subió varias fotografías de sus preparativos para la boda a su cuenta de Instagram. Otra que dejó constancia de su presencia en Gstaad a través de las redes sociales fue la actriz Macarena Gómez, subiendo a su cuenta personal de Twitter una fotografía en la que aparece en la estación con su marido, Aldo Comas, que es muy amigo de Andrea Casiraghi. La actriz de La que se avecina lució un vestido de Lorenzo Caprile. En la boda también han estado Borja Benjumea, Juan Figueroa o Alejandra de Rojas. Además, llevaba un boplero y un abrigo de Miguel Marinero.

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, cumpliendo los pronósticos, los invitados se han desplazado hasta el hotel Palace ya que allí, a las 2 de la tarde del domingo, se celebra un ‘brunch’ para despedir a los invitados. Allí, la música ha sido elegida por Julio Mario III; un conocido DJ de Estados Unidos.

Interior del hotel Palace (Página web)
Interior del hotel Palace (Página web)

Como ya informó Vanitatis, a los 350 invitados se les han reservado habitaciones y suites en los hoteles más exclusivos de esta villa, como el Grand Hotel Belleuve, el Palace, Le Grand Chalet y The Alpina. En este último se alojan las familias Casiraghi y Santo Domingo, así como el matrimonio, que ha reservado un dúplex de tres dormitorios con chimenea repartidos en 400 metros cuadrados y que dispone de una amplia cocina, televisión en los espejos y un spa privado. Además de las otras 55 habitaciones, el hotel dispone de una sala de juegos destinada a niños y un amplio cine. El pueblo suizo de Gstaad es el lugar que ha utilizado la familia Botín para festejar el Fin de Año. Ahora, ha sido el escenario de una boda colosal pero blindada.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios