Logo El Confidencial
bautizo real en mónaco

El atípico bautizo de Mónaco en el que los mellizos y sus padres iban por separado

Durante el sagrado sacramento celebrado este domingo, Alberto y Charléne apenas estuvieron con Jacques y Gabriella, pues los pequeños estaban a cargo de sus niñeras

Foto: Alberto y Charlène junto a sus mellizos (Reuters)
Alberto y Charlène junto a sus mellizos (Reuters)

Este domingo, Mónaco vivía una gran celebración: el bautizo de sus dos nuevos príncipes, el príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella. A las 10:30 horas de la mañana, los protagonistas de la ceremonia, los mellizos, vestidos con trajes nuevos de Baby Dior, llegaban a la catedral de San Nicolás en brazos de sus niñeras, dos mujeres de mediana edad vestidas idénticamente. Minutos más tarde, sus padres, Alberto II y Charlène, hacían lo propio entre los vítores y aplausos de los cientos de monegascos que habían salido a la calle para conmemorar tan importante evento.


GIFSoup

Esta llegada al templo de padres e hijos por separado ya sucedió en los bautizos de Alberto y la princesa Carolina, así que puede tratarse de una tradición que el soberano ha querido continuar. No obstante, durante la mayor parte de la ceremonia, oficiada por Monseñor Bernard Basi, los mellizos tampoco estuvieron con sus padres. Y es que las dos niñeras se los llevaron a una sala aparte mientras Alberto y Charlène y el resto de los familiares escuchaban la Santa Misa en la que Andrea Casiraghi leyó la Carta de San Juan.

Jacques y Gabriella
Jacques y Gabriella

El único momento en el que padres e hijos estuvieron juntos fue cuando los pequeños recibieron el agua bautismal. Pero una vez bautizados, Jacques y Gabriella volvieron a desaparecer. En un momento dado de la ceremonia, cuando los invitados recibían el cuerpo de Cristo, Charlène también se esfumó para ir a ver cómo se encontraban sus pequeños.

Tras la ceremonia, se prosiguió con la parte más formal del bautizo en la que Moseñor Basi y Alberto y Charlène firmaron la partida de bautismo de Jacques y Gabriella. También Christoper Le Vine y Diana de Polignac Nigra, padrinos del príncipe, y Gareth Wittstock y Nerine Pienaar, padrinos de la princesa, firmaron el documento.

Las ausencias de Carlota y Tatiana Santo Domingo

Para el bautizo del próximo soberano de Mónaco y su hermana, la familia Grimaldi hizo pleno. Tan sólo se echó en falta a Carlota Casiraghi, quien no acudió al bautizo porque se encuentra en Asia junto a su pareja y padre de su hijo, el actor Gad Elmaleh. Tampoco Tatiana Santo Domingo, quien hace apenas un mes daba a luz a una niña llamada India, asistió al evento. Durante toda la celebración se pudo comprobar que las rencillas que hace años distanciaban a Carolina y Estefanía son algo del pasado y que la buena relación entre sus hijos, en especial entre Louis Ducruet y Pierre Casiraghi, es más que cordial.

Los pequeños con sus niñeras
Los pequeños con sus niñeras

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios