Logo El Confidencial
primer acto oficial de la princesa

Leonor y Sofía, casi clónicas y de 'tweed' en su viaje a Asturias

Las hermanas, en un acto de igualdad, visten con corte y peinado similar. Algo que hace sentir a la infanta cómoda y muy mimada por la reina Letizia, muy pendiente de ella

Foto:  Leonor y Sofía, con su madre. (EFE)
Leonor y Sofía, con su madre. (EFE)

Más allá de la trascendencia institucional de los tres actos celebrados hoy en Covadonga, era la presencia de la princesa Leonor -absoluta protagonista de la jornada- la que acaparaba todas la miradas, y no era para menos. Recibía el legado de su padre, Felipe VI, a la edad de 12 años, tres más tarde que éste, quien con ya nueve años recibía la investidura rodeado de su familia.

La Familia Real, durante la misa. €€)
La Familia Real, durante la misa. €€)

La heredera, que se presenciaba por primera vez de forma oficial en la tierra que lleva por nombre su título, debutaba como Princesa de Asturias en su primer acto, evento al que asistía arropada de sus padres, Felipe VI y doña Letizia, además de la importante presencia de su hermana, la infanta Sofía. Ambas niñas, en un acto igualitario al que sus padres ya nos tienen acostumbrados, se ataviavan con vestidos de corte similiar hechos a medida para ellas, de tela estilo 'tweed' y manga francesa, perfecta para la temperatura que disfrutaban en el Principado. Leonor en azul cielo, mientras que Sofía luce uno tonalidad rosada con bolsillos; ambas lucían unas bailarinas de la firma Pretty Ballerinas a juego con su indumentaria. Sorprende comprobar que, además, comparten continuamente peinado y corte de pelo incluso en días tan remarcados, en un acto que demuestra que las hermanas no buscan diferenciarse.

Letizia, muy pendiente de Sofía en este día

Esta circunstancia no es casual, ya en enero éramos testigos de cómo la reina Letizia se volcaba personalmente en darle su lugar a Sofía, hermana pequeña que ve hoy cómo su hermana comienza su andadura institucional y el camino hacia el Trono. Nos referimos a la ceremonia en la que la heredera recibía el Toisón de Oro, cuando la reina acariciaba y ponía especial atención a la infanta, que con una educación y presencia intachable cedía protagonismo a Leonor.

Los Reyes y sus hijas, en Covadonga. (EFE)
Los Reyes y sus hijas, en Covadonga. (EFE)

Hoy también hemos presenciado cómo la Reina, que se encontraba en misa sentada al lado de la infanta, extendía su mano de forma repetida para hacer sentir cómoda e integrada a la pequeña de la familia. Después, al levantarse de sus asientos y acudir a saludar al coro, ella guiaba a la misma, haciéndole saber que su madre se encontraba pendiente de la misma.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios