Logo El Confidencial
LA PRINCESA ESPIRITUAL

Marta Luisa de Noruega: de la casa que no vende al novio que no convence

La hija de Harald y Sonia tiene varios frentes abiertos en su país, donde se analiza cada movimiento de la princesa, cada vez más lejos de la vida real

Foto: Marta Luisa de Noruega, en una imagen reciente. (EFE)
Marta Luisa de Noruega, en una imagen reciente. (EFE)

Hace un mes, Marta Luisa de Noruega anunciaba a través de redes sociales su noviazgo con el chamán Shaman Durek, lo que supuso todo un revuelo mediático en el país, donde se mira con lupa todo lo que hace. La espiritualidad de su nueva pareja, que afirma que ha sido un rey en una de sus vidas anteriores y ha resucitado de entre los muertos, no convence del todo a los noruegos. Una relación que se une a las críticas que ha recibido la hija del rey Harald por su trabajo, también muy espiritual y totalmente desvinculado de las obligaciones palaciegas.

El único que se ha pronunciado de la Casa Real sobre el noviazgo de su hija ha sido el monarca, quien no tuvo más remedio que contestar a los medios cuando iba a cumplir con uno de sus compromisos de agenda. Harald afirmó que estaba muy contento y que era 'agradable' que Marta Luisa tuviera de nuevo pareja, sin entrar ni en la profesión del muchacho ni en sus cualidades sobrenaturales. Si les disgusta el chico o no, se queda de puertas para adentro, como ya pasó con Mette-Marit o con Ari Behn, quienes no cumplían los paradigmas del consorte perfecto.

Marta Luisa y Shaman Durek. (Reuters)
Marta Luisa y Shaman Durek. (Reuters)

La hija del rey Harald ya había sido muy criticada por utilizar su título como reclamo publicitario para 'La princesa y el chamán', las charlas espirituales que ambos imparten por diferentes países y que recientemente les han llevado a Suecia y Noruega, donde se supone que Marta Luisa ha tenido ocasión de presentar a su nuevo novio a la familia. A pesar de las voces en contra -incluida la del propio príncipe-, parece que la hermana de Haakon de Noruega no tiene intención ninguna de dejar de utilizar su título, ya que para ella no es incompatible el ser princesa -algo que le ha venido dado de nacimiento- con su sensibilidad especial, que a lo largo de estos años le ha llevado a escribir varios libros sobre sus 'poderes' y a crear una 'escuela de los ángeles', que tuvo que cerrar el pasado mes de mayo, lo que disparó las especulaciones sobre su difícil situación económica.

Y precisamente, las cuestiones monetarias son otro de lo frentes abiertos que tiene Marta Luisa de Noruega. El año pasado, puso a la venta su residencia de verano Blocksberg, lo que le supuso muchas críticas, ya que se trata de una mansión que compró su abuelo, el rey Olaf, y que pasó a manos de su padre, el rey Harald. La decisión de la princesa de deshacerse del patrimonio familiar no gustó nada en el país, aunque ella sigue con su intención de venderla. Pero, de momento, parece que lo tiene bastante difícil. La casa lleva un año en el mercado sin que haya encontrado un comprador. Y es que los 40 millones de coronas suecas -unos 4 millones de euros- no lo están poniendo fácil.

Marta Luisa y Shaman Durek en una de sus charlas. (EFE)
Marta Luisa y Shaman Durek en una de sus charlas. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios