Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

La 'culpa' fue de Sarah Ferguson: así se gestó la polémica entrevista del príncipe Andrés

El 'Daily Mail' pone el dedo acusador en la exmujer del duque de York, quien habría sido la persona que lo habría convencido para hacer la entrevista, según ha confirmado una fuente de Buckingham

Foto: Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)
Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)

Como fichas de dominó que caen al dar un ligero toque a la primera. Así están siendo estos días para el príncipe Andrés, tras la emisión de la entrevista que concedió a la BBC para explicar su amistad con Jeffrey Epstein y su supuesta implicación en la trama de tráfico sexual de menores, por la que el millonario fue detenido y por la que el propio duque de York está en el centro de la polémica desde hace años. Aunque contó con el beneplácito de la mismísima reina Isabel -se grabó dentro de Buckingham-, Andrés no ha salido precisamente bien parado y ya han surgido las primeras consecuencias. Algunas organizaciones para las que colabora o de las que es patrono están pensando romper el vínculo, incluso ha habido protestas estudiantiles en la Universidad de Huddersfield -en la que es canciller- que hacen campaña para que sea despedido.

Muchos en Reino Unido se preguntaban quién había sido -más allá del propio príncipe Andrés- el responsable de la entrevista, ya que en lugar de hacer un favor al duque de York y limpiar de alguna manera su imagen, el efecto ha sido completamente el contrario, por lo que ha resultado ser una maniobra de relaciones públicas desastrosa. Y este miércoles, el 'Daily Mail' ha dado un nombre como mano ejecutora de ese último empujón que necesitaba el hijo de la reina Isabel. ¿Quién? Sarah Ferguson.

Uno de los momentos de la entrevista que el príncipe Andrés concedió a la BBC. (BBC News)
Uno de los momentos de la entrevista que el príncipe Andrés concedió a la BBC. (BBC News)

Una vez puesto el dedo acusador en Fergie, muchos ya se explican que el príncipe Andrés aceptara la entrevista y el resultado. Al parecer, se llevaba gestionando desde hace un año, mucho antes de que Epstein fuera detenido y encontrado muerto en su celda, un día después de que salieran a la luz más de 2.000 documentos con nombres muy conocidos implicados en la trama, entre ellos el del duque de York. A pesar la gravedad de todos los temas a los que se enfrentaba, Sarah Ferguson no tuvo duda y lo convenció para que siguiera adelante.

Así se lo ha confirmado una fuente de Buckingham Palace al 'Daily Mail': "Andrés confía mucho en Sarah. Cuando surgió la posibilidad de esta entrevista, ella sintió que podría ser la mejor manera de limpiar su nombre y presentar al público una mirada del verdadero Andrés". Muy buenas intenciones, sí, que no han tenido el efecto deseado. La falta de contundencia del duque de York al negar algunas de las acusaciones y su aparente falta de remordimientos han sido muy criticadas.

Así las cosas, parece que los grandes apoyos con los que cuenta el duque de York son la reina Isabel II y la propia Sarah Ferguson, mucho más expresiva a la hora de expresar su confianza en él, tal como vimos en su cuenta de Instagram solo unas horas después de la entrevista. Ni siquiera el príncipe Carlos parece seguro de la inocencia de su hermano, con quien se ha abierto una brecha aún mayor tras este sonado escándalo.

El príncipe Carlos y el príncipe Andrés, en una de sus últimas imágenes juntos. (Reuters)
El príncipe Carlos y el príncipe Andrés, en una de sus últimas imágenes juntos. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios