Estefanía de Mónaco y sus hijas conviven por primera vez en años (y nos lo cuentan)
  1. Casas Reales
ENCANTADAS DE ESTAR JUNTAS

Estefanía de Mónaco y sus hijas conviven por primera vez en años (y nos lo cuentan)

Han sido Pauline Ducruet y Camille Gottlieb quienes han desvelado los detalles de esta vida en común, a consecuencia del coronavirus

Foto:  Estefanía de Mönaco, con sus dos hijas. (Getty)
Estefanía de Mönaco, con sus dos hijas. (Getty)

En los últimos días, el príncipe Alberto de Mónaco ha sido el principal centro de preocupación de los Grimaldi, por haber dado positivo por coronavirus, y también ha tenido que dar la cara ante los que le acusaban de haber sido quien contagiara el Covid-19 al príncipe Carlos y ha asegurado que, aunque mantuvieron una reunión de la fundación del príncipe de Gales, nunca llegaron a darse la mano. Mientras tanto, su hermana pequeña, con quien siempre se ha dicho que mantenía una relación mucho más estrecha que con Carolina, está quedándose con el lado bueno de esta durísima situación.

Estefanía de Mónaco está pasando estos días de reclusión acompañada por sus dos hijas, Pauline Ducruet, fruto de su matrimonio con Daniel Ducruet, y Camille Gottlieb, fruto de su relación con el también guardaespaldas e instructor de esquí Jean-Raymond Gottlieb. El único que no está con ella en estos días de confinamiento es Louis Ducruet, quien lo está pasando con su mujer, Marie, y su mascota, su inseparable perro Pancake, de quien comparten con profusión en sus perfiles de Instagram imágenes capaces de enternecer incluso a quienes no les gustan los animales.

Louis Ducruet y su mujer. (Reuters)
Louis Ducruet y su mujer. (Reuters)

Han sido las dos hijas de Estefanía quienes han desvelado cómo están llevando estos días, y quien más explícitamente lo ha hecho ha sido Pauline Ducruet, que está muy volcada en su firma de moda, Alter Designs. "Desde que me marché de Mónaco, no hemos estado tanto tiempo seguidas juntas. Hemos pasado algunas semanas juntas en la misma ciudad, pero no bajo el mismo tejado", ha manifestado en estos días ante los micrófonos de Monaco Info.

Pauline Ducruet ha pasado los últimos años entre Nueva York, donde se marchó a estudiar diseño en la prestigiosa Parsons School of Design, y en París, donde ha sido habitual de los front rows de la Semana de la Moda. Ahora se presenta una buena oportunidad de compartir vivencias bajo un mismo techo, aunque matiza que "intentamos no estar las unas encima de las otras, salvo a la hora de las comidas".

Carolina y Estefanía de Mónaco, con Camille Gottlieb. (Reuters)
Carolina y Estefanía de Mónaco, con Camille Gottlieb. (Reuters)

Una norma que parece destinada a que no surjan las posibles fricciones derivadas de la convivencia que, parece, está funcionando a las mil maravillas. Además, así encuentran tiempo para dedicarse a sus propias actividades, como también ha contado su hermana menor, Camille Gottlieb: "Yo dibujo un montón y camino durante al menos una hora con mi perro, sola".

Ambas hermanas han establecido dos rituales diarios que les ayudan también a desarrollar un sentimiento de unión con los monegascos. A las siete de la tarde salen cada día al balcón con la bandera del principado y cantan su himno. Una hora más tarde vuelven al mismo lugar para aplaudir a los sanitarios que están luchando contra el Covid-19.

"Siempre pensamos que no va a pasarnos a nosotros, y y cuando le llega a alguien cercano de nuestra familia, nos damos cuenta de que no hay barreras. Que todo el mundo puede ser afectado. Esto nos hace ser conscientes de que es algo realmente serio y que no hay que tomárselo a la ligera", ha confesado Pauline.

Estefanía de Mónaco Pauline Ducruet Camille Gottlieb
El redactor recomienda