La familia real noruega, un año después de la muerte de Ari Behn
  1. Casas Reales
TRISTE ANIVERSARIO

La familia real noruega, un año después de la muerte de Ari Behn

Fue el día de Navidad cuando el escritor decidió quitarse la vida, marcando así para siempre las navidades de sus tres hijas y de la familia real

Foto: Ari Behn, en 2015. (EFE)
Ari Behn, en 2015. (EFE)

El 25 de diciembre de 2019 se hacía pública la noticia del suicidio de Ari Behn, quien en el momento de su trágico fallecimiento contaba con 47 años de edad. El escritor y pintor estuvo casado con la primogénita de los reyes de Noruega desde 2002 a 2017. De hecho, el divorcio fue anunciado en un comunicado oficial durante el verano de 2016, pero no se hizo efectivo legalmente hasta el año siguiente. Marta Luisa y Behn tuvieron tres hijas en común: Maud Angelica, de 17 años; Leah Isadora, de 15, y Emma Tallulah, de 12. Su divorcio fue el primero que se produjo en la Casa Real noruega en dos siglos.

El funeral de Behn, nacido en Copenhague y criado en Inglaterra y Noruega, se celebró en la catedral de Oslo a las 12 del mediodía del 3 de enero de este año. La familia real al completo asistió al evento, así como decenas de personas anónimas que querían dar su último adiós al malogrado escritor.

Durante la ceremonia, que fue además retransmitida en directo por la televisión pública, Maud Angelica leyó unas conmovedoras palabras en recuerdo de su padre. Su discurso acabó con un bello mensaje especialmente dirigido a aquellas personas que sufren depresión: "Nunca podríamos imaginar que nuestro padre nos dejaría. Un suicidio no es culpa de nadie. No podemos culparnos a nosotros mismos. Es como una enfermedad mortal. Papá debe de haber estado tan cansado que no vio otra salida. Pero siempre hay una salida. Quiero decirles a todos que siempre hay una salida". El tema del suicidio también estuvo presente en el tradicional discurso de Año Nuevo que el rey Harald dirigió al país.

placeholder Marta Luisa, con sus tres hijas y la princesa Ingrid Alexandra. (Cordon Press)
Marta Luisa, con sus tres hijas y la princesa Ingrid Alexandra. (Cordon Press)

En Noruega, la normativa establece que las cenizas han ser enterradas antes de que transcurran seis meses de la fecha de la incineración, así que la familia planeaba realizar el entierro en una ceremonia íntima en primavera. La celebración no pudo llevarse a cabo debido a las restricciones dictadas por la pandemia. Fue finalmente el 1 de octubre, día en que Behn hubiese cumplido 48 años, cuando pudo darse sepultura a sus cenizas en el cementerio de Nuestro Salvador, cumpliendo así con la última voluntad del fallecido. La princesa Marta Luisa y sus tres hijas presidieron la ceremonia. En este cementerio oslense están enterrados personajes célebres como el dramaturgo Henrik Ibsen y el pintor Edvard Munch.

Ari Behn lidiaba contra la depresión desde hacía años. En su último libro relataba lo duro que había resultado para él el divorcio y reflexionaba sobre la muerte. Su obra más famosa es el libro de relatos 'Trist som faen' -'Triste como el infierno'-. Un título premonitorio para la mañana de Navidad de hace un año, cuando el cuerpo sin vida de Behn fue encontrado por su padre en su casa en Lommedalen, a las afueras de Oslo. Un trágico suceso que marcó para siempre las navidades de la familia real noruega.

placeholder Harald y Sonia, en el funeral de Ari Behn. (EFE)
Harald y Sonia, en el funeral de Ari Behn. (EFE)
Ari Behn Familia Real de Noruega
El redactor recomienda