Andrew MacGregor Marshall: "Cualquiera que contradiga al rey de Tailandia corre un riesgo enorme"
  1. Casas Reales
ENTREVISTA

Andrew MacGregor Marshall: "Cualquiera que contradiga al rey de Tailandia corre un riesgo enorme"

Némesis de Rama X, es una de las figuras que desde el exterior del país del sudeste asiático más está contribuyendo a poner luz sobre el día a día del controvertido monarca

Foto: El rey de Tailandia. (EFE)
El rey de Tailandia. (EFE)

El periodista escocés es una de las voces más autorizadas del mundo para diseccionar la monarquía de Tailandia y una de las principales fuentes de la prensa internacional para acreditar los movimientos del rey Rama X, cuyo errático devenir ha situado al país del sudeste asiático en una situación inusual. Desde hace meses, miles de tailandeses están reclamando en las calles reformas a la monarquía y hacen frente a posibles penas de cárcel ya que criticar al monarca puede conllevar hasta 15 años de prisión, según aparece estipulado en una desproporcionada ley de lesa majestad. Ahora la pandemia ha impedido estas manifestaciones, también dirigidas contra el primer ministro Prayut Chan-ocha, para quien piden la dimisión, pero sus precursores se preparan para que vuelvan con más fuerza una vez las circunstancias sanitarias lo permitan.

Andrew MacGregor Marshall, que ha pagado un elevado precio profesional y personal por convertirse en el azote del controvertido rey, acaba de lanzar Secret Siam, una newsletter en la que informa en profundidad, gracias a sus numerosas fuentes, sobre la actualidad de un país que adora y que le permitirá burlar la férrea censura: "Tenía una website, pero ellos pueden bloquear los contenidos que allí se pueden leer, así que mi mejor manera de comunicarme ha sido Facebook y Twitter. Además de intentar rentabilizar mi trabajo, al que le pongo mucha dedicación, también es una manera de que los tailandeses que están dentro del país puedan leer estos contenidos, porque no pueden bloquear los correos".

PREGUNTA: Rama X no deja de generar titulares... El más insólito de los últimos meses es que habría dado estatus de segunda reina a su consorte Sineenat Wongvajirapakdi, a quien en su día retiró su confianza e incluso llegó a encarcelar. ¿No es una situación un tanto extraña?

RESPUESTA: Sí, es una situación muy rara, pero hay que dejar claro que no ha sido nombrada segunda reina todavía. Algunos tabloides en Alemania y el Reino Unido copiaron esta noticia, pero no es cierta. Creemos, sin embargo, que sí lo hará próximamente, aunque se creía que lo iba a hacer coincidir con el cumpleaños de ella, el 26 de enero. Sé, por mis fuentes, que mucha gente en la Casa Real se opone a ello. Son una famiia muy jerárquica, obsesionados por su posición. Si esto sucediera, bajarían de ranking todos los que van detrás del rey y la reina, y odian esa idea.

P: Otro escenario que podría derivarse de esa situación es que si tuvieran hijos, también pasarían a estar en la línea sucesoria, lo que complicaría aún más las cosas...

R: Podríamos estar hablando una hora sobre los problemas de sucesión en Tailandia. En realidad, la rivalidad entre la reina Suthida y la consorte no está relacionada con la sucesión, porque ninguna de las dos ha tenido ni va a tener, según me han dicho, hijos con el rey. Desde luego que si Sineenat se quedara embarazada supondría un gran cambio, pero no hay indicios de que eso vaya a pasar. Sin embargo, sí hay un enorme problema con la sucesión, porque no hay un sucesor obvio. Eliminó a cuatro de sus hijos y los envió a Estados Unidos. Su hija mayor no va a ser reina y su hijo con su tercera mujer parece tener algunos problemas de desarrollo, podría ser autista, aunque no lo sabemos con exactitud, así que cuesta creer que se pueda convertir en monarca. El actual rey está muy obsesionado por incrementar su poder, pero cuando muera, no hay nadie que pueda reemplazarle.

placeholder Andrew MacGregor Marshall. (Cortesía)
Andrew MacGregor Marshall. (Cortesía)

P: El Gobierno de Tailandia está recibiendo muchas críticas por cómo está gestionando la pandemia y, según parece, por tratar de poner el foco en los intereses del rey.

R: En 2020, lo hizo bastante bien para contener el virus, porque la gente lleva mascarillas y tiende a ser obediente. Incluso aunque mucha gente de Wuhan en China había visitado Tailandia a principios de año. Sin embargo, la vacuna se ha convertido en un gran problema en Tailandia, porque la mayoría de los países se han regido por dos variables, inocular lo antes posible y también lo más barato posible. En Tailandia han intentado glorificar la monarquía y han dado el único contrato para las vacunas a una empresa de la que es propietario el rey. Y ha sido un desastre, porque no van a producir ninguna vacuna antes de junio, como pronto. Los tailandeses esperan recibir suministros de Europa antes, pero, como sabes, hay problemas de desabastecimiento y controversia entre el Reino Unido y la Unión Europea, porque AstraZeneca está teniendo dificultades para producir suficientes dosis. Países del entorno como Bután o Nepal están vacunando y recibiendo las dosis desde la India. Así que la estrategia de vacunación para glorificar al rey ha sido un desastre y Tailandia va muy por detrás de los países de la región.

P: Después de años sin aplicarla, se está recurriendo a la ley de lesa majestad, con unas penas enormes solo por criticar al rey. ¿Crees que la comunidad internacional puede presionar para revertir esta situación?

R: Esperemos que sí. El ministro de Asuntos Exteriores dice constantemente que es algo normal que todos los países hacen, que hay que proteger al jefe de Estado, pero todos sabemos que esto no es cierto. Diversos países en Europa, incluyendo el vuestro, tienen una familia real y los periodistas pueden escribir sobre ellos abiertamente e investigarlos. Esta ley es algo que no tiene parangón con otros países, especialmente en una democracia. Durante algunos años dejó de utilizarse porque el rey consideraba que era una mala idea, pero después de lo que pasó el año pasado, está en shock, porque la monarquía tailandesa nunca había alcanzado este nivel de críticas en toda su historia. Así que decidió volver a utilizarla. Es un desastre, porque no va a contener las protestas silenciando a la gente. Lo único que va a conseguir es que se oigan más fuerte esas voces.

Foto: Rama X, en una imagen de archivo. (Getty)

P: Las largas estancias del rey en Alemania han llegado al Parlamento, donde el ministro de Asuntos Exteriores ha tenido que responder que, al ser un jefe de Estado, Rama X no necesita visado para entrar en el país.

R: Sí, es un desastre. Creo que realmente no quieren que el rey esté en Alemania, porque supone muchos problemas. Incluso antes de todas las controversias, debían tener a agentes federales siguiéndole por todas partes. Cuando tienes a un jefe de Estado en tu territorio tienes que hacerlo, garantizar su seguridad. Además de que es algo muy costoso, por lo que creo que los alemanes estarían encantados con que no volviera. En Alemania están muy comprometidos con el cumplimiento de la ley y admiten que es un ciudadano libre y que puede volver cuando quiera. Están atascados en esta posición.

Uno de los problemas es que hay periodistas como yo que hemos estado informando sobre los abusos de su régimen, pero es difícil encontrar pruebas concluyentes. Las autoridades alemanas no las tienen de que esté traficando con mujeres allí, incluso aunque sabemos que tenía un gran harén. Gente de Palacio se ha comunicado conmigo y me dicen que por qué no hablo con las autoridades alemanas, pero no puedo, porque mi familia en Tailandia podría ser llevada a los tribunales y encarcelada. Lo último que quieren las autoridades alemanas es tener a alguien odiado y que causa problemas en su territorio. Estuvo allí en octubre y no ha podido volver desde entonces. No se sabe cuándo regresará.

placeholder Rama X, en una imagen de archivo. (EFE)
Rama X, en una imagen de archivo. (EFE)

P: ¿Crees que el motivo por el que ha permanecido tanto tiempo en Tailandia, cuando prácticamente vivía en Alemania, es el nivel de protestas que se estaba alcanzando en el país?

R: Creo que está en Tailandia por diversas razones. La situación es tan crítica allí que se tiene que quedar, pero más específicamente porque se cree que podría haber un golpe militar en los próximos dos años. En Tailandia ahora mismo no se pueden plantear elecciones con el clima actual, pero tienen que ser de aquí a 2023, como máximo. Si hubiera un golpe de Estado y el rey se encontrara en Alemania, sería intolerable para ellos tenerle allí, dando sus bendiciones a este alzamiento. Así que creo que la razón fundamental por la que se queda en su país es que considera probable que este golpe se produzca y no puede salir hasta que lo haya aprobado.

P: ¿Crees entonces que la violencia acabará por llegar al país, más tarde o más temprano?

R: Probablemente, a corto o medio plazo habrá algún tipo de violencia o golpe de Estado. El rey no va a ceder y la gente ha demostrado que no se va a dejar intimidar. Nadie va a dar un paso atrás. Es obvio que a largo plazo la monarquía tendrá que reformarse, porque, aunque de alguna manera haya aterrorizado a la gente de Tailandia para que acepte su reinado, cuando él muera, no habrá nadie que continúe haciendo lo que él hace. Cualquiera que entienda el funcionamiento de una monarquía sabe que las que han sobrevivido en el siglo XX fue porque tuvieron que adaptarse y cambiar. Lo llamativo de la tailandesa es que están volviendo al pasado tratando de crear un sistema absolutista.

P: ¿No tiene el rey nadie alrededor que le contradiga o le aconseje adecuadamente?

R: Muchos de la aristocracia y la alta sociedad tailandesa pueden ver el desastre y querrían pararlo. Son conscientes de que si la monarquía hiciera algunas concesiones podría sobrevivir. El problema es que, como es notorio, el rey no quiere escuchar ningún tipo de consejo. Y si alguien le dice algo que no quiere escuchar, sabe que es muy peligroso hacerlo. Gente del círculo más íntimo de Palacio ha sido asesinada recientemente. Cualquiera que contradiga al rey corre un riesgo enorme.

P: ¿Será Rama X un rey que muera en su cama o la presión de la sociedad civil podría propiciar cambios antes de que llegue ese momento?

R: La sociedad ya se ha movido, y en 2020 vimos a la gente en las calles, burlándose de la monarquía, haciendo chistes sobre ella... Es algo que no se había producido en toda la historia de Tailandia. No sabemos si realmente acabará muriendo en su cama o lo feas que se pueden poner las cosas, así que no quiero hacer ningún tipo de predicciones. Creo que la situación es crítica. Cuanto más tiempo se mantenga en el poder, más difícil va a ser la supervivencia de la monarquía tailandesa. La mayoría de los monárquicos tailandeses odian al rey porque entienden que está destrozando la imagen de la institución.

Rey de Tailandia Tailandia