Analizamos al controvertido rey de Tailandia con uno de los mayores expertos del mundo
  1. Casas Reales
ENTREVISTA

Analizamos al controvertido rey de Tailandia con uno de los mayores expertos del mundo

El periodista Andrew MacGregor Marshall se ha convertido en la némesis de Rama X y recientemente ha recibido amenazas por su postura tan crítica con la monarquía de ese país

Foto: Rama X, en una imagen de archivo. (Getty)
Rama X, en una imagen de archivo. (Getty)

Los tentáculos de Andrew MacGregor Marshall son tan alargados que, si se nos permite la hipérbole, podríamos decir que casi tiene monitorizado al rey de Tailandia, ya que nos mantiene informados de todos y cada uno de sus movimientos en las redes sociales antes de que lleguen a los medios de comunicación. El periodista escocés ha tenido que pagar un alto precio, profesional y personal, por dar voz a la disidencia del país y que pone negro sobre blanco la conducta de un monarca que se ha convertido en una patata caliente para las autoridades de Baviera, pues es allí, en un hotel de lujo, donde está pasando estos meses de pandemia con un harén de más de 20 mujeres. Un retiro voluntario que solo abandona para regresar esporádicamente a su país, en el que son cada vez más las voces que se alzan en su contra, aunque criticar a Rama X puede derivar en penas de cárcel que alcanzan los quince años de prisión.

En las últimas semanas se han producido numerosas manifestaciones en el país del sudeste asiático pidiendo reformas a una institución más absolutista que nunca. MacGregor Marshall, que ha sido corresponsal de guerra en países como Irak o Afganistán, se ha convertido en una de las figuras de referencia de los principales medios internacionales cuando se aborda la compleja situación que se está viviendo en Tailandia, pero está muy al tanto también del devenir de las monarquías occidentales y está siguiendo con interés todo lo que está sucediendo en España con los escándalos que rodean al rey Juan Carlos, como él mismo nos desvela.

PREGUNTA: ¿Nos encontramos en un punto de inflexión en la monarquía tailandesa?

RESPUESTA: Sí, definitivamente está siendo un movimiento histórico porque nunca antes habíamos visto cuestionar la monarquía tailandesa a este nivel. Es muy interesante, pero desafortunadamente creo que difícilmente veremos a la institución dar un paso atrás o que deje el poder, así que estoy preocupado porque nos podríamos estar dirigiendo a otra confrontación violenta en la que nadie saldría ganando. Porque al final (los manifestantes) no pueden ganar. La monarquía y el ejército tendrán que permitir un mayor nivel democrático en Tailandia, pero de momento es solo una confrontación y es complicado pensar que vaya a acabar bien.

P: ¿Piensas entonces que podría haber una escalada de violencia si las manifestaciones fueran más allá?

R: Hemos visto la violencia en la historia de Tailandia en diversas ocasiones: en 1973, 1976, 1992, en 2010... Soldados abriendo fuego contra los manifestantes en las calles de Bangkok, así que tienen un historial en este sentido, que nos hace pensar que podría ser así.

P: ¿Crees que alguna de las 10 peticiones de reformas de la institución que los manifestantes han llevado hasta el Tribunal Supremo llegarán a alguna parte?

R: Es muy poco probable que la monarquía acepte ninguna de ellas. Creo, sinceramente, que el siguiente paso que van a dar es seguir arrestando gente e intimidándolos, y lo que esperan es que la gente pare de manifestarse. No veo que el régimen vaya a hacer ninguna reforma.

Andrew MacGregor Marshall. (Cortesía)
Andrew MacGregor Marshall. (Cortesía)

P: ¿Ha sido crucial para esta crisis de la institución que nos encontremos en plena pandemia del coronavirus?

R: La pandemia ha tenido beneficios y perjuicios para el movimiento prodemocracia. En realidad, hubo ya muchas protestas el año pasado antes de la pandemia porque el régimen disolvió el partido Futuro Adelante, al que mucha gente joven apoyaba. Hubo protestas masivas, pero tuvieron que parar por la pandemia. En Tailandia han estado bastante bien, porque ha habido muy pocos casos y muy pocas muertes, pero como su economía está basada fundamentalmente en el turismo, les pone en una situación difícil en este sentido. Creo que uno de los motivos por los que el Gobierno es tan impopular en estos momentos es por los problemas económicos. También el rey ha estado viviendo en Alemania durante muchos años e incluso cuando la pandemia comenzó, no volvió a Tailandia. Continúa en un hotel de lujo de Baviera y recibió un permiso especial para quedarse allí. Incluso cuando el Gobierno bávaro había cerrado todos los hoteles para intentar frenar la propagación del virus. El hecho de que el rey no esté allí durante la pandemia no está ayudando en absoluto.

P: ¿Consideras que todo el país es consciente de lo que está haciendo el rey en Baviera o solo están al tanto los que viven en Bangkok, la capital?

R: Cada vez son más los que están al tanto de las cosas... Son muchos los jóvenes tailandeses que están en las redes sociales. El Gobierno tailandés ha bloqueado miles de páginas webs, pero no pueden bloquear perfiles individuales en Facebook o Twitter, a no ser que bloquearan las plataformas enteras, lo que sería un paso enorme que no quieren dar. Nunca antes la monarquía había sido tan impopular como ahora, en todos los niveles de la sociedad, pero especialmente entre la gente más joven.

Imagen de una de las recientes manifestaciones de estudiantes en Bangkok. (Reuters)
Imagen de una de las recientes manifestaciones de estudiantes en Bangkok. (Reuters)

P: ¿Son conscientes de que los reyes viven separados y que existe, además, una consorte que fue repudiada, metida en la cárcel y ahora aceptada de nuevo en su harén en Alemania?

R: La historia de la consorte la conoce la población porque ha sido publicada en las noticias reales oficiales. Es una historia avergonzante para toda la monarquía. El hecho de que la reina vive en Suiza no se publica en Tailandia, pero cualquiera que siga páginas de gente como yo o de personas que están en el exilio lo sabe.

El rol de la reina Suthida

P: ¿Qué importancia tiene la reina en Thailandia? ¿Se la percibe como un elemento meramente ornamental? ¿Hay movimientos feministas que reivindican los derechos de las mujeres?

R: Muy buena pregunta... Tailandia es básicamente una sociedad dominada por los hombres. Si miras al Parlamento o al Senado, casi todos lo son. Hay muy pocas mujeres. La reina Suthida es una antigua azafata de Thai Airways y sinceramente no creo que tenga mucho poder. Tiene que compartir su marido con al menos otras veinticinco mujeres. Creo que la eligió porque no iba a montar ningún escándalo por cuestiones como estas. Es algo muy triste, espero que cambie.

P: ¿La gente se escandalizaría en Tailandia si supiera que está con su harén en un hotel o sería socialmente aceptado?

R: No, no se acepta. La gente está escandalizada. Cuando se supo abiertamente, los tailandeses estaban en shock. Si miramos hacia atrás, hace doscientos años la monarquía tailandesa poseía un gran harén. Los tatarabuelos y bisabuelos del rey tenían centenares de esposas y consortes, pero en la era moderna la mayoría de los tailandeses no consideran que sea aceptable.

Rama X y su mujer, la reina Suthida. (Reuters)
Rama X y su mujer, la reina Suthida. (Reuters)

P: ¿Qué va a pasar con la sucesión? La prensa alemana dice que el príncipe heredero vive allí, separado de su padre y que podría ser autista.

R: Creo que el rey tiene ya siete hijos. Cuatro hijos y una hija con su segunda mujer, una hija con la primera, y este último príncipe al que haces referencia. Todos los hijos varones fueron enviados a América y apartados de la línea sucesoria en 1996, al igual que las mujeres, que no cuentan. Tiene que ser un hombre quien llegue al trono. Así que el único heredero es el hijo de su tercera mujer, que, en efecto, vive en Alemania. Creemos que es autista, pero no lo sabemos, porque Palacio nunca ha dicho nada al respecto. Por mis fuentes y los vídeos que he visto podría serlo o tener algún problema de desarrollo. Por eso cuesta verle como un posible sucesor. Esta es una de las grandes ironías de la monarquía tailandesa. El rey está intentando aglutinar todo el poder de una manera que no tiene precedentes. Tiene 68 años y cuando muera, no parece que haya nadie que pueda controlar ese mismo nivel de poder.

P: Si llegado el caso, aunque nada nos hace pensar que vaya a ser así pronto, Rama X falleciera en Alemania, ¿agravaría los problemas de la monarquía?

R: Es una persona muy sana y está muy en forma, así que no creo que vaya a morir pronto. Se está construyendo un complejo palaciego gigantesco en el centro de Bangkok, al que creemos que podría mudarse en un futuro. Aunque vive la mayor parte del año entre Alemania y Suiza, no es descartable que vuelva a Tailandia de manera semipermanente en algún momento, pero eso todavía no ha ocurrido. Ayudaría a que Tailandia avanzara si el rey muriera, pero no es algo que parezca que vaya a producirse. Por supuesto, no es algo que yo le desee.

P: ¿Qué ocurre con los paises vecinos, están sometiéndole a presión o le ayudan a perpetuarse en el poder?

R: Los países del sudeste asiático se están ayudando los unos a los otros a capturar disidentes. Yo viví en Camboya durante un año en 2014 y en aquella época había muchos tailandeses que escapaban hacía allí, porque era un lugar seguro, pero ha dejado de serlo. El pasado mes de junio, un activista tailandés fue capturado en Camboya y creemos que fue asesinado. Sabemos que hasta nueve han sido secuestrados por fuerzas especiales y de algunos de ellos se ha podido confirmar su muerte. No hay ningún lugar del sudeste asiático seguro para ellos en este momento. Muchos de los regímenes son autoritarios o semiautoritarios. La democracia en el sudeste asiático está ahora en una situación desoladora.

El periodista, en una imagen de archivo. (Cortesía)
El periodista, en una imagen de archivo. (Cortesía)

P: Recientemente recibiste un amenazador paquete en tu casa subrayando que sabían dónde vivías. Aunque has sido corresponsal de guerra, ¿estás viviendo esta situación con miedo?

R: Da miedo y, efectivamente, he sido corresponsal de guerra y he vivido situaciones así en el pasado, pero ahora soy padre, tengo una mujer y un hijo. Ahora temo que les pueda pasar algo. Ya no pienso en mi seguridad, también en la suya. Sería una escalada gigantesca si la monarquía tailandesa quisiera hacer daño a alguien en un país occidental. Lo han hecho en el sudeste asiático y en otros lugares, pero no lo van a llevar más lejos. Aun así, tengo que admitir que estoy preocupado.

P: En 2016, tu mujer y tu hijo fueron arrestados en Tailandia. ¿Cómo recuerdas esos momentos tan angustiosos?

R: Mi mujer es tailandesa y estuvo retenida y fue interrogada durante varias horas. Y tuve miedo en esa situación porque además le requisaron su teléfono, sus ordenadores, en los que estuvieron buscando cualquier evidencia, y pudieron haberla encarcelado. Por suerte hubo un estallido público cuando se supo y dejaron que se marchara ese mismo día y se pudo venir directamente a Escocia. Ahora tiene asilo político en el Reino Unido porque la amenazaron y no puede volver a su país con seguridad. Es muy triste porque ha dejado allí su familia. Yo tampoco puedo ir porque me meterían en la cárcel y seguramente a ella también si lo intentara.

El rey de Tailandia, con su mujer en una de las pocas visitas que ha hecho este año a su país. (EFE)
El rey de Tailandia, con su mujer en una de las pocas visitas que ha hecho este año a su país. (EFE)

P: ¿Estás al tanto de lo que está sucediendo con el rey Juan Carlos en España? ¿Se sigue con interés en el Reino Unido?

R: Sí, lo estoy. Lo que pasa con la monarquía española es muy interesante. Creo que la institución ha sido seriamente dañada y habrá que ver qué sucede en el futuro y si España acaba convirtiéndose en una república. Yo soy escocés y aquí estar pendiente de lo que ocurre en la monarquía de nuestro país tiene un extra porque muchos son independentistas y no la quieren. Lo que ocurre es que en España y en el Reino Unido, así como en la mayoría de los países occidentales, es algo simbólico. Realmente no tienen poder. Incluso gente que no es monárquica no le presta mucha atención, porque no es su preocupación principal. No les importa siempre que la institución no tenga un poder significativo. En Tailandia, la cuestión es muy diferente porque es la institución con más poder y está por encima de la ley.

P: ¿Goza la monarquía británica de buena salud pese al Megxit o el escándalo del príncipe Andrés y Jeffrey Epstein?

R: La entrevista del príncipe Andrés con la BBC fue como un choque frontal con el coche y parece que se está negando a hablar con el FBI, pero a la mayor parte de la gente en el Reino Unido le gusta la reina. Creo que muy pocos son los que están enfadados porque tengamos una monarquía, no hay un movimiento republicano significativo en el país. En absoluto. Quizás cuando muera la reina sea algo diferente, pero no lo creo.

Tailandia Rey de Tailandia Familia Real de Tailandia
El redactor recomienda