Eva Sannum habla de su relación con Felipe VI: cómo empezaron, quién terminó
  1. Casas Reales
CASA REAL

Eva Sannum habla de su relación con Felipe VI: cómo empezaron, quién terminó

La que fuera novia del actual Rey de España durante cinco años dice que terminó su relación porque no le gustaba nada la vida con limitaciones que se le presentaba

Foto: Eva Sannum, en una imagen de archivo. (Getty)
Eva Sannum, en una imagen de archivo. (Getty)

Eva Sannum ha dado su primera entrevista en 20 años y las condiciones que puso se referían al actual Rey de España. No quiere, dice, que la opinión pública se piense que quiere volver a ser el centro de atención. 'Aftenposten', el periódico que la entrevista, en su revista dominical, lo deja bien claro: “Eva Sannum podría ganarse la vida contando cómo fue ser la novia del príncipe Felipe durante cinco ajetreados años. Otros han hecho lucrativas carreras siendo el centro de atención después de romances reales mucho más cortos. Y no hubo escasez de ofertas, pero ella simplemente las rechazó”.

Ahora, con la libertad que da la perspectiva y la edad, una Sannum de mirada mucho más relajada y madura habla de todo sin complejos. “Torgeir [su marido] está impresionantemente relajado con esa historia, lo cual es muy bueno. Estoy muy contenta de no haberme convertido en reina”.

placeholder Eva Sannum, junto a sus dos hijos. (Twitter)
Eva Sannum, junto a sus dos hijos. (Twitter)

“La gente probablemente piensa que sería una vida con yates y champán. Pero no se dan cuenta de que es muy agotador. Es una vida llena de limitaciones”, señala sincera. Sus palabras recuerdan en cierto modo a las de Meghan Markle en la entrevista con Oprah, encuentro que Sannum vio y del que defiende a Markle porque dice que la entiende. “Me identifico con venir de algo completamente diferente, con formar parte de una familia tan especial. Pero como muchos han señalado: tal vez Harry debería haberle informado sobre eso”, dice Sannum para añadir que “no”, que a ella nunca nadie le dio un consejo sobre cómo comportarse.

Aportar su experiencia

La exmodelo tiene una agencia de comunicación y es por este motivo por el que da la entrevista: dice que su experiencia con la prensa es valiosa y puede ayudar a enfocar mejor las cuestiones y las informaciones sobre personajes públicos. “Tengo una experiencia y una oportunidad de transmitir algo de lo que la gente de prensa y otros pueden aprender. Es una frase, pero es increíblemente importante para la democracia que tengamos medios controlados por el editor que funcionen. Vivimos en una época de caos de información y noticias falsas. Pero los medios de comunicación no funcionan si carecen de la confianza de la gente, y la confianza proviene de que los medios se comporten de manera adecuada y honesta”.

Foto: Don Felipe y doña Letizia. (Casa Real)

Por eso reclama que no se malinterprete la entrevista: “Llevo muchos años intentando no dar la impresión de que estoy usando esta vieja historia mía de España. Puede parecer un poco arrogante, pero no quiero que nadie piense que 'hablo' de mi pasado con la prensa y el príncipe, o que doy una entrevista porque extraño ser el centro de atención”.

¿Quién cortó?

En el extenso reportaje, en el que aparecen fotografías de la vida de Sannum (de pequeña, con su padre, con su marido y sus hijos…), cuenta que se conoció con el entonces Príncipe de España por casualidad, en Madrid en 1996, cuando ella trabajaba de modelo. Que sus orígenes son humildes y que pasó por un infierno del que finalmente decidió escapar. Es decir, en la entrevista se da a entender que es ella quien cortó la relación con don Felipe. Pero mientras el actual Rey habló con algunos periodistas de confianza, a quienes les contó que la relación se había terminado, ella nunca se pronunció y cree que eso fue en su contra. “Tal vez fui un poco terca allí, quizás debería haber hecho una declaración. Porque dio la impresión de que me habían excluido de la Casa Real española. Y eso no es cierto”.

Insiste en que no fue Haakon de Noruega, como siempre se ha dado por hecho, quien les presentó: “Felipe y yo nos conocimos completamente por casualidad cuando vivía en Madrid. Y sucedió en 1996”. Insiste porque, dice, “cuando eliges no comentar nunca algo, como hice yo, muchas veces se establecen en la prensa algunas verdades que no corresponden a la realidad. Incluso si una declaración se repite con suficiente frecuencia no significa que sea cierta”.

Escribía un diario

Recuerda la persecuciones mediáticas de aquellos tiempos y dice que incluso empezó a escribir un diario. “- ¿Escribiste un diario de esa época? -Sí, hasta que Felipe me aconsejó que no lo hiciera. -¿Por qué no? -Porque tenía miedo de que le robaran los diarios”. Fueron víctimas del ‘robo’ de unas fotos privadas, en un viaje a India, en las que se les veía en el Taj Mahal. Fue una persona de su círculo quien las pasó a la prensa, una persona que años más tarde se disculpó. Pero en aquel momento la persecución a la pareja, en especial a Sannum, se intensificó. Ella vivía con un compañero de piso y cada mañana debían revisar los alrededores de la casa para saber si podría salir o no tranquilamente. “Decidí desde el principio no mirar nunca a la cámara de los paparazzi, no quería que nadie pensara que agradecía que me fotografiaran. Por un tiempo, consideré usar la misma ropa todos los días”.

placeholder Eva Sannum, en la boda de Haakon y Mette-Marit. (Reuters)
Eva Sannum, en la boda de Haakon y Mette-Marit. (Reuters)

Ese fue el peor momento, recuerda: “Todos los días pasaba lo mismo. Cuando iba a la escuela, ellos corrían detrás de mí como si fuera un animal raro en la sabana. Especialmente los periódicos españoles siempre encontraban algo sobre lo que escribir, podía ser sobre cómo era mi esmalte de uñas. O que estaba recién duchada con el pelo mojado”.

Entonces se dio cuenta de que perdía su esencia, de que se perdía a sí misma: “Quizás que me volví más que profesional en todo mi comportamiento. Pensé que todo lo que hacía podía ser una portada de 'Dagbladet', en un periódico o revista española. No me hurgaba la nariz y pensaba hasta en lo que tiraba a la basura. Volverse tan increíblemente consciente de sí mismo no es saludable”.

Foto: Eva Sannum, en una imagen de archivo. (Getty)

Y así fue como terminó el cuento de princesas de la joven noruega, que no quiso entrar en una vida en la que no iba a poder ser ella misma. Después le ofrecieron “alrededor de 300.000 coronas (30.000 euros en 2001)” por hablar, pero siempre había rechazado cualquier oferta hasta ahora: “La motivación para que ahora comparta algunos detalles de mi experiencia con la familia real y la prensa es porque constituye la base de mi compromiso con la ética de la prensa y los medios”.

Eva Sannum Rey Felipe VI
El redactor recomienda