Los 14 años de la infanta Sofía: el difícil papel del segundón
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Los 14 años de la infanta Sofía: el difícil papel del segundón

En el 'backstage', Sofía se nos muestra un poco más espontánea, incluso hasta más pícara, siempre a la sombra y un paso detrás de su hermana

placeholder Foto: La infanta Sofía. (Getty)
La infanta Sofía. (Getty)

Este jueves, 29 de abril, la infanta Sofía cumple los catorce años que certifican su entrada plena en la adolescencia, y comienza para ella un tiempo nuevo marcado no solamente por las particularidades de esa difícil etapa de la vida sino también por la próxima marcha de su hermana, la Princesa de Asturias, a su colegio del país de Gales. Un alejamiento que no será fácil para estas hermanas cuya vida, al menos de cara al ojo público, ha transcurrido hasta ahora en la mayor cercanía y cuyas personalidades ya se van definiendo y ya vamos pudiendo percibir.

Educadas por sus padres en el más estricto sentido del deber, ambas son ya conscientes de las servidumbres que implica su posición en la vida, y allí donde Leonor, en su calidad de heredera, parece ir mostrando una actitud algo más contenida, en el backstage Sofía se nos muestra un poco más espontánea, incluso hasta más pícara, siempre a la sombra y un paso detrás de su hermana como bien pudo verse el pasado jueves durante la ceremonia de botadura en Cartagena del submarino S-81 en la que la Princesa de Asturias ofició de madrina.

placeholder Los Reyes y sus hijas, en Cartagena. (EFE)
Los Reyes y sus hijas, en Cartagena. (EFE)

Sin embargo, su rango de segunda en el orden sucesorio tampoco es sencillo y no la exime de responsabilidades, pues ha de estar preparada para posibles eventualidades además de que, en una familia real tan marcadamente nuclear como la española, sobre ella van a recaer muchas tareas representativas. Por ello, en un futuro próximo su formación no podrá ser excesivamente distinta de la de la Princesa de Asturias y ya hay quien incluso se atreve a avanzar que, al igual que ella, podría estar llamada a pasar por una formación castrense en el ejército, aunque desde Casa Real no comentan nada al respecto. Algo nada extraño en una figura de reserva como la suya pues ahí está la princesa Ana de Inglaterra, agraciada por su madre con el título de princesa real por sus muy reconocidos servicios a la Corona británica, que gusta mucho de los uniformes militares

Hasta ahora hemos sabido poco de ambas hermanas y de lo que parece ser su pequeño círculo, pues sus padres se han mostrado celosos de exponerlas en exceso a la mirada pública, pero a partir de ahora eso comenzará a cambiar y no faltarán informaciones sobre los estudios de Leonor en Gran Bretaña y sobre pequeños gestos de una y de otra. Juntas han parecido compartir hasta ahora aficiones e intereses, han asistido al mismo colegio Santa María de los Rosales, y sabemos que son seguidoras de 'MasterChef' y que hace dos años participaron en un taller del restaurante dirigido por Diego Guerrero que tiene dos estrellas Michelin.

placeholder La infanta Sofía, con su madre.
La infanta Sofía, con su madre.

También han compartido relaciones pues sus compañeras de juegos han sido sus primas Carla Vigo, hija de la desaparecida Érika Ortiz, y Amanda Ortiz, hija de su tía Telma, Irene Urdangarin y los hijos menores de Pedro de Borbón-Dos Sicilias, duque de Calabria. Muy poco sabemos de sus movimientos en la esfera de lo íntimo, pues Zarzuela traza una clara divisoria entre lo público y lo privado, pero además de sus salidas al cine y a algunos espectáculos tanto en Mallorca como en Madrid, generalmente acompañadas por su madre, su abuela doña Sofía y con sus primos Marichalar y Urdangarin, sí tenemos noticia de que, ocasionalmente, visitan en Ciudad Real la finca La Toledana, propiedad de su tío segundo el duque de Calabria.

La estrecha relación de Sofía con Leonor recuerda en muchos aspectos a la que durante toda una vida ha unido de forma cercanísima a su abuela la Reina emérita y a su hermana, la princesa Irene de Grecia. Un paralelismo que llama particularmente la atención porque, además, en Sofía, y así lo detectan incluso algunos de los miembros de su familia extendida, emergen de forma clara los rasgos físicos de la familia real griega. Hay algo en su rostro que recuerda poderosamente a los rasgos tanto de su tía abuela la princesa Irene de Grecia como de esa otra prima querida de doña Sofía que es la princesa Tatiana Radziwill.

Foto: La infanta Sofía, esta semana en Petra (Mallorca). (EFE)

La Reina emérita y su hermana siempre han mantenido un vínculo inquebrantable, nunca ha habido malos entendidos entre ellas, que compartían la adoración por su padre, el rey Pablo, y en su juventud escribieron juntas su librito sobre antiguas cerámicas griegas de Decelia. Desde sus años de infancia en el exilio sudafricano, Irene ha sido la amiga inseparable de doña Sofía, además de su confidente en sus penas y sus alegrías. Pero también ellas tuvieron que separarse en 1951, cuando a sus trece años la futura Reina de España hubo de marchar en solitario a Alemania para seguir sus estudios en el internado de Salem dirigido por su tío el príncipe Jorge Guillermo de Hannover.

En la infanta Sofía se dibuja ya la figura de la hermana fiel cuya vida estará vinculada a la de su hermana Leonor y a los servicios a la Corona que le sean reservados, pero ya asoma en ella una sonrisa suelta y espontánea que augura una personalidad propia, divertida y menos constreñida por las rigideces del protocolo. Hasta la prensa extranjera comienza a seguir sus pasos, y no falta quien ya se ha permitido jugar con las quinielas matrimoniales y avanzar para ella el nombre de un príncipe de su misma edad. Se trata del joven y atractivo archiduque Karl Konstantin de Austria, un gran amigo de los caballos y hermano de las archiduquesas Ildiko y Sofía, que estudian en Madrid, cuyo abuelo fue el gran Otto de Habsburgo y cuyo padre, el archiduque Jorge, fue en otro tiempo, y paradójicamente, uno de los más sólidos candidatos para casar con la infanta Elena. Permitámonos un poco de fantasía ligera.

Infanta Sofía
El redactor recomienda