Felipe VI ya tiene regata: vuelve la Copa del Rey a los veranos de Mallorca
  1. Casas Reales
CASA REAL ESPAÑOLA

Felipe VI ya tiene regata: vuelve la Copa del Rey a los veranos de Mallorca

Por fin, el club náutico de Palma volverá a ser la sede de la Copa del Rey de Vela, que se celebrará del 31 de julio

Foto: El rey Felipe, con el Aifos 500. (EFE)
El rey Felipe, con el Aifos 500. (EFE)

Por fin, el club náutico de Palma volverá a ser la sede de la Copa del Rey de Vela, que se celebrará del 31 de julio al 7 de agosto. Una regata que se había disputado ininterrumpidamente desde hace treinta y nueve años hasta que la pandemia logró cancelarla. El 27 de mayo del 2020, el Consejo Superior de Deportes anulaba la convocatoria por cuestiones sanitarias. El covid-19 estaba en su máximo apogeo.

Este miércoles se convertía en alegría y esperanza, tanto para los organizadores como para las tripulaciones y armadores que participan en esta edición. A mediodía, el presidente del club náutico, Emérico Fuster, acompañado de Ricardo Garzo (Mapfre), José Hila (alcalde de Palma) y el presidente de la autoridad portuaria, Francesc Antich, presentaban oficialmente esta esperada Copa del Rey Mapfre.

placeholder El rey Felipe VI posa con la tripulación del Estrella Damm. (EFE)
El rey Felipe VI posa con la tripulación del Estrella Damm. (EFE)

En los pantalanes del club náutico se congregan los ciento cuarenta barcos y los dos mil regatistas que participan en este macroevento deportivo. Según explicaban, esta competición tiene un impacto económico directo e indirecto de más de veinte millones de euros. De ahí la importancia que supone para Palma, que ha sufrido los efectos devastadores de la pandemia en su economía turística. La presencia del rey Felipe aporta un interés mediático fundamental. Es un valor añadido que agradecen los participantes y el público en general cada vez que en ediciones anteriores el monarca aparecía por las instalaciones del club náutico.

Tradición náutica

Desde sus inicios, la participación de miembros de la familia real era la tónica general. El Rey emérito, entonces titular de la Corona, don Felipe, las infantas y los primos griegos competían con sus tripulaciones. Era y es una de las convocatorias náuticas más importantes en el circuito de vela mundial. Además del aspecto estrictamente náutico, marcaba hasta hace unos años la agenda veraniega de la familia Borbón.

Uno de los deportistas de élite es don Felipe. Si no hay cambios estructurales en su agenda por temas laborales, el Rey llegará a la isla unos días antes para las jornadas de entrenamiento. Hasta hace dos años, el jefe del Estado navegaba en un barco clase clubSwan50 que la firma italiana Ferragamo alquilaba a la Armada. Después de pasar por los astilleros para su puesta a punto, se vendió.

placeholder El rey Felipe VI, a bordo del Aifos 500. (EFE)
El rey Felipe VI, a bordo del Aifos 500. (EFE)

La nueva opción para el monarca es un velero que fue votado en el 2005, cuyo modelo se conoce como TP52. El comandante Maldonado, que forma parte de la tripulación del Aifos, en la que don Felipe es patrón, explicaba a Vanitatis: “No es nuevo. Lo que se ha hecho es actualizarlo”. El resto de la tripulación está compuesta por el almirante Rodríguez Toubes y doce militares más.

La afición por el mar la heredaron el príncipe Felipe y sus hermanas de su padre, y este a su vez del conde de Barcelona, que antes de que le diagnosticaran cáncer pasaba más tiempo navegando en el Giralda que en tierra firme. La Princesa de Asturias y la infanta Sofía no parece que sean muy aficionadas al deporte de vela a diferencia de sus primos Urdangarin y Marichalar. Nunca se las ha visto formar parte de los cursos en Casanova en los que sí participaban los hijos de las infantas Cristina y Elena.

Rey Felipe VI
El redactor recomienda