Lo que hace la infanta Elena el 12 de octubre tras su destierro del desfile
  1. Casas Reales
SU PARTICULAR HISPANIDAD

Lo que hace la infanta Elena el 12 de octubre tras su destierro del desfile

En diez años, la fotografía de la familia real en el Día de la Fiesta Nacional ha cambiado por completo. La gran perjudicada (o beneficiada, según se mire) ha sido la hija mayor de los eméritos

Foto: La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)

12 de octubre de 2011. Es la última vez que el palco en el que se sitúa la familia real para presenciar el desfile militar del Día de la Fiesta Nacional es tan multitudinario. Don Juan Carlos, doña Sofía, Felipe, Letizia, la infanta Elena y hasta la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. Saltaba poco después el escándalo Noos y se tomaba la decisión de apartar de la vida oficial a los entonces duques de Palma. El daño colateral, la infanta Elena, que no tardó en tener que empezar a hacer planes paralelos a su familia cada 12 de octubre tras su destierro del desfile y otros actos oficiales de ese día.

El último ha sido este martes, cuando por tercer año consecutivo no estaba en las gradas presenciando el paso de las fuerzas armadas que tanto le gusta. El año anterior su ausencia era lógica, puesto que la pandemia había obligado a celebrar la Fiesta Nacional de forma muy reducida. Pero ya en 2019 no hubo rastro de ella, ni en los alrededores ni, por supuesto, en el palco. Este martes, al menos, sabemos que sí estaba en Madrid, puesto que disfrutaba poco después del desfile de una tarde de toros junto a su hija Victoria y su amigo Tomás Páramo, de los que se despedía después, llevándose una reverencia de cada uno.

placeholder La infanta Elena, Victoria Federica y Tomás Páramo. (Gtres)
La infanta Elena, Victoria Federica y Tomás Páramo. (Gtres)

No faltaban en su atuendo taurino banderas de España, desde el sombrero hasta la mascarilla, adornada con la enseña nacional, de la que presume siempre que tiene ocasión. De hecho, en los últimos años, cuando asistía al desfile a título personal y no representando a la Corona, también gustaba mucho de colocarse complementos rojigualdas donde podía. Conseguía que fuera difícil que pasara desapercibida, se colocara donde se colocara, por regla general cada vez más lejos del palco.

Porque si la imagen de la familia real ha cambiado en estos diez últimos años, la de la infanta Elena en el Día de la Fiesta Nacional, mucho más. Salía del palco por primera vez en 2012, cuando se decidió retirar a la infanta Cristina y su marido de la vida institucional. Se alegaron entones cuestiones de 'simetría' para que no estuviera en el palco, aunque los responsables de protocolo la situaban junto a las autoridades. Un traje de chaqueta de Oscar de la Renta y un cuello de visón formaron su elegante outfit. La escena era similar en 2013, aunque el look con el que presenciaba el desfile -también junto a las autoridades- y participaba en la posterior recepción era esta vez en color azul.

placeholder La infanta Elena, junto a la familia real en la recepción por el Día de la Fiesta Nacional. (EFE)
La infanta Elena, junto a la familia real en la recepción por el Día de la Fiesta Nacional. (EFE)

Pero la imagen cambiaría de nuevo un año después y ya de forma mucho más radical. Con la llegada al trono de Felipe VI y la salida de sus hermanas de la vida institucional, la infanta Elena ya no tenía motivos para estar en la tribuna durante las celebraciones del Día Nacional junto a los Reyes y sus hijas, que se estrenaron en 2014 en esta cita. Tampoco estaba obligada a asistir al desfile, pero lo siguió haciendo por voluntad propia y puro gusto. Lo hacía, eso sí, acompañada de amigos o de sus hijos, sentada en las gradas, pero no ya con las autoridades ni cerca del palco real -más bien lo contrario-.

Y como ya no representaba a la Corona, podía vestir como quisiera: pantalones cómodos, zapatillas de deporte, sombreros... Todo valía. Así fue, al menos hasta 2019, cuando por primera vez no se la vio ni en las gradas ni en los alrededores, sin que lógicamente hubiera explicación oficial, ya que no forma parte de la Casa Real. En 2020, con una celebración más que reducida y en 2021, con cierta vuelta a la normalidad, tampoco ha asistido a los actos centrales del Día de la Fiesta Nacional. Aunque, eso sí, ella ha celebrado la Hispanidad a su forma, con su hija y en los toros, una de sus aficiones favoritas.

Infanta Elena
El redactor recomienda