La Fiesta Nacional más atípica de la infanta Sofía: de los detalles de su look a su soledad
  1. Casas Reales
SIN SU HERMANA MAYOR

La Fiesta Nacional más atípica de la infanta Sofía: de los detalles de su look a su soledad

Sin poder hacer mucho por evitarlo, la hija pequeña de los Reyes se convertía en la gran protagonista de las celebraciones del 12 de octubre, al ser la primera vez que acudía sin la princesa Leonor

Foto: La infanta Sofía, en la celebración del Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)
La infanta Sofía, en la celebración del Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)

Era inevitable: todos los ojos se ponían este martes en la infanta Sofía. Después de siete años, era la primera vez que la hija pequeña de los Reyes asistía a las celebraciones del Día de la Fiesta Nacional sin la compañía de la princesa Leonor, a la que no veremos en nuestro país hasta la entrega de los Premios Princesa de Asturias. De ahí que todo haya sido observado con mucha más atención que otros años, en esta celebración tan atípica para la infanta Sofía, desde su look hasta los gestos que hacían más evidente su soledad.

Empezando por el look, hemos visto que la infanta Sofía daba un giro radical a su estilismo, que nada tenía que ver con el que lució el año pasado. Para el Día de la Hispanidad de 2020, la benjamina de los Reyes sorprendía al apostar por unos pantalones azules que combinó con un top blanco de Zara y unos mocasines; un estilismo formal que contrastaba con el de Leonor, muy años 50. Sin embargo, este martes, Sofía demostraba que tiene ya las cosas muy claras y que está interesada en el mundo de la moda.

placeholder La infanta Sofía, junto a sus los Reyes. (Limited Pictures)
La infanta Sofía, junto a sus los Reyes. (Limited Pictures)

La hija de los Reyes estrenó un vestido de estilo boho chic de Claudie Pierlot, un diseño fluido de manga larga, falda con volante fruncido y detalles de costuras y bordados en contraste. Se encuentra a la venta en la web de la marca por 285 euros. No era esta la primera vez en que las hijas de los Reyes confiaban en esta firma francesa. La Princesa de Asturias lució el año pasado para un acto en homenaje a las víctimas del coronavirus un vestido de Pierlot de cuerpo liso negro y falda de vuelo estampada.

Lejos de combinarlo de una forma clásica, con unas bailarinas o unos mocasines, Sofía quiso darle un toque aún más juvenil a su estilismo, con unos zapatos lace up de ante negro firmados por Quiero unos Bobo's. Son el modelo Iggi Black, de 130 euros, y según aparecen descritas en la web: "No solo tienen un aire romántico que recuerda a la campiña, sino que además, al estar entrelazadas en el tobillo, crean un efecto óptico superestético que afina y alarga la pierna. Además, tienen un toque delicado y muy veraniego que pide combinarlas con vestido largo o faldas midi". Un consejo que siguió Sofía al pie de la letra.

La Infanta dejó suelta su rubia melena, que peinó con unas ondas que nos impedían ver si ya ha dado el paso de agujerearse las orejas, algo que Leonor hizo con 8 años pero en lo que Sofía parece no estar muy interesada.

placeholder La infanta Sofía y la reina Letizia. (Limited Pictures)
La infanta Sofía y la reina Letizia. (Limited Pictures)

Y ya centrándonos en su primera vez en el Día de la Fiesta Nacional si la compañía de Leonor, su otra mitad en citas públicas, no podemos negar que hemos visto muchos gestos que hacían aún más evidente su soledad. Ya cuando se fue su hermana mayor a Gales, su imagen completamente desolada aferrada al rey Felipe indicada que no iba a ser nada fácil para ella tener a su hermana a miles de kilómetros. Y aunque los Reyes este martes no han dejado de estar pendientes de ella, no ha sido igual que cuando tenía a su lado a Leonor.

placeholder La reina Letizia, pendiente de su hija. (TVE)
La reina Letizia, pendiente de su hija. (TVE)

Para empezar, los Reyes hacían su llegada en un Rolls-Royce de la Casa Real, mientras que la infanta Sofía lo hacía en otro vehículo. En la tribuna, curiosamente, ocupaba el mismo lugar que hubiera ocupado Leonor de haber podido asistir, es decir, a la derecha del rey Felipe. Así, el monarca estaba flanqueado por su hija pequeña a un lado y la reina Letizia a otro. Y desde su puesto, la reina Letizia miraba de cuando en cuando a Sofía, pendiente de que estuviera bien. Acostumbrada como está a que se sitúe a su izquierda en este tipo de citas, tampoco era habitual para ella estar tan alejada de su hija.

Pero esta atención no solo venía por parte de doña Letizia: también el monarca necesitaba estar pendiente de su hija una vez colocados en sus puestos de tribuna. Aunque por su rango él tiene un papel más activo en esta cita, siempre que la situación se lo permitía, intercambiaba impresiones con Sofía sobre lo que estaban viendo, el espectacular desfile que por fin ha podido recuperarse, tras un paréntesis de un año.

placeholder El rey Felipe y la infanta Sofía. (Limited Pictures)
El rey Felipe y la infanta Sofía. (Limited Pictures)

Durante toda la mañana veíamos a una Sofía triste y más seria de lo habitual. Cierto que la mascarilla no permitía ver su rostro por completo, pero los ojos no engañan y, al igual que en otras ocasiones podemos saber que está sonriendo, en esta cita había un punto de tristeza en sus ojos. El acto terminaba además con la hija pequeña de los Reyes yéndose de nuevo sola hasta el Palacio de la Zarzuela.

Aunque a continuación tenía lugar la tradicional recepción en el Palacio Real, no estaba prevista su presencia, tal y como lleva sucediendo en los siete últimos años, cuando por primera vez se unía a esta celebración, que en este 2021 ha sido sin duda absolutamente atípica para ella.

Infanta Sofía
El redactor recomienda