Charlène de Mónaco rompe su silencio horas después de las palabras de su marido Alberto
  1. Casas Reales
Agradecimiento y amor

Charlène de Mónaco rompe su silencio horas después de las palabras de su marido Alberto

Tras el comunicado oficial y la entrevista concedida por Alberto de Mónaco, Charlène ha empleado su propia voz para mandarles un mensaje a los monegascos

Foto: Charlène de Mónaco, en un bonito primer plano. (Getty)
Charlène de Mónaco, en un bonito primer plano. (Getty)

Desde hace días conocíamos que Charlène sería una de las ausentes en el Día Nacional de Mónaco, celebrado hoy 19 de noviembre. Por supuesto, que no pueda estar en persona no quiere decir que no tenga al principado en su corazón y lo ha demostrado con su última publicación en Instagram. La princesa actualiza esta red social con eventos institucionales, pero también con detalles de su vida privada, esta última tiene un poco de ambas.

“Agradecimiento y amor a Mónaco. Al hermoso país y a toda la gente de Mónaco. Dios los bendiga”, escribía la princesa junto a una bandera ondeante del país que la recibió con los brazos abiertos y al que regresó con la mejor de sus sonrisas el pasado día ocho, tras más de seis meses en Sudáfrica. El reencuentro con su familia en el que ha sido su hogar los últimos años fue para ella motivo de alegría y felicidad, pero, como confirmó hace escasas horas su marido, no ha sido el final de su enfermedad.

La información en torno a la salud de la princesa no es demasiada, tuvo que permanecer en Sudáfrica alejada de su familia porque la infección ORL (otorrinolaringológica) contra la que ha estado siendo tratada le impedía volar. No han sido tiempos sencillos para ella, pues ha tenido que pasar por quirófano hasta en tres ocasiones durante este tiempo. Con su llegada a Mónaco parecía que dejaba atrás esta experiencia; no obstante, el propio Alberto aseguraba que todavía tenía camino por delante.

placeholder Charlène y sus hijos, celebrando el Día Nacional de Mónaco el año pasado. (EFE/ EPA/Pool/Valery Hache)
Charlène y sus hijos, celebrando el Día Nacional de Mónaco el año pasado. (EFE/ EPA/Pool/Valery Hache)

“Está mejor -revelaba en una entrevista para ‘Monaco Matin’-, todavía necesita descanso y paz. (...) Hay fatiga, no solo física, que solo se puede tratar con un periodo de descanso y seguimiento”. Aclaraba así el motivo por el que días antes habían comunicado desde palacio que Charlène se mantendría al margen de la agenda pública, comenzando “un periodo de calma y descanso necesario para garantizar la mejor recuperación de la salud”. Asimismo recordaban que “está actualmente convaleciente y continuará haciéndolo durante las próximas semanas, dándole tiempo a recuperarse de un estado de profunda fatiga general”.

placeholder Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella el día de su regreso a Mónaco. (Palacio de Mónaco)
Charlène, junto a Alberto, Jacques y Gabriella el día de su regreso a Mónaco. (Palacio de Mónaco)

En el comunicado en el que aclaraban estos detalles sobre la salud de Charlène evitaban confirmar dónde se encuentra la princesa, pues llevaba tiempo especulándose que no estaba viviendo en palacio. Estas dudas surgieron a raíz de un comentario hecho por su cuñada, Chantell Wittstock, para la versión digital del ‘Daily Mail’: “No está claro dónde se asentará. Acaba de regresar, por lo que todos deben adaptarse primero. Probablemente, viajará entre los dos, donde sea que se sienta cómoda”.

Se pensó entonces que la princesa se estaría alojando en un apartamento de dos habitaciones a escasos metros del palacio, en el que al parecer ya pasaba bastante tiempo antes de confirmarse la enfermedad que la retuvo en Sudáfrica; de hecho, no era raro que los vecinos la vieran a menudo por el barrio. Tras las declaraciones de su cuñada, las alarmas saltaron y las especulaciones comenzaron, poniendo de nuevo el foco en su matrimonio y alimentando los rumores de crisis en la pareja.

placeholder Charlene, Alberto y los mellizos, juntos el pasado mes de enero. (Reuters/Pool/ Sebastien Nogier)
Charlene, Alberto y los mellizos, juntos el pasado mes de enero. (Reuters/Pool/ Sebastien Nogier)

Alberto confirmaba durante su entrevista que, efectivamente, su mujer “no está en el principado, pero podremos visitarla muy pronto. No puedo decir más por discreción”. La información que nos dejan ver con respecto al estado de salud actual de Charlène es poca, aunque parece suficiente para confirmar que, a pesar de haber podido volver a casa, todavía tiene una gran parte de su recuperación por delante y su regreso es algo que planea tomarse con calma, dando pasos lentos, pero seguros.

El tiempo dirá cómo evoluciona Charlène. De momento el gran día de Mónaco se celebrará con su ausencia, que en estos últimos días ha estado suplida por las hermanas de su marido. Por ejemplo, durante su viaje a Dubái fue Estefanía quien le acompañó.

Mónaco
El redactor recomienda