Logo El Confidencial
LA QUE LO DIO YA HA PEDIDO DISCULPAS

El beso 'pecaminoso' de dos actrices marroquíes incendia las redes de Marruecos

Lubna Azabal y Nisrin Erradi estaban presentando la película 'Adam' en el Festival de Cannes cuando juntaron los labios y quedó inmortalizado por una nube de fotógrafos

Foto: Nisrin Erradi y Lubna Azabal, en Cannes. (Getty)
Nisrin Erradi y Lubna Azabal, en Cannes. (Getty)

Primero se agarraban por la cadera, se sonreían mutuamente, pero de sopetón Lubna Azabal, de 45 años, plantó un beso en los labios a Nisrin Erradi, de 29. Ante un puñado de fotógrafos las dos actrices se besaron este martes pasado durante el posado de los protagonistas de la película 'Adam', que aspira al premio de la Cámara de Oro en el Festival de Cannes.

Si ambas actrices hubiesen sido europeas su beso habría pasado inadvertido, pero son marroquíes y además estamos en pleno Ramadán. Es el mes del ayuno para los musulmanes, en el que deben extremar el recato y el pudor y en el que está prohibido mantener relaciones sexuales o esbozar gestos sensuales durante las horas del día. Nacida en Bélgica de padre marroquí y de madre española, y formada en el Real Conservatorio de Bruselas, Azabal ostenta la nacionalidad marroquí, como Erradi, que estudió en el Instituto Superior de Arte Dramático de y Animación Cultural de Rabat, donde tiene aún fijada su residencia.

(PUEDES VER EL VÍDEO EN EL MINUTO 6'30'')

Apenas empezó a circular el vídeo con el beso cuando cientos de usuarios de las redes sociales arremetieron contra ellas. Los más benévolos, como Rachid Barbouch, afirmaban en su blog que gracias a las actrices los “voyeurs se habían puesto las botas”, mientras que sus mayores detractores les invitaban con insultos a rodar películas pornográficas. En Twitter denunciaban su supuesta “homosexualidad pecaminosa”, castigada por el código penal marroquí con hasta tres meses de cárcel. Los comentarios estaban a veces salpicados de amenazas.

Disculpas y explicación

Para apaciguar la ira de los musulmanes más rigoristas, Lubna Azabal grabó el miércoles un vídeo en el que con el rostro compungido ante la cámara asume la responsabilidad del beso y pide disculpas a las “mujeres, al pueblo marroquí, a todas las personas [que se sintieron] heridas”. “Fue culpa mía”, afirma. “Nisrin Erradi no estaba al corriente de nada”, añadió. “Le di un beso de amor a Nisrin porque la considero como mi hermana, mi hermana de corazón”. “(…) no quería chocar a nadie durante este mes de Ramadán”. “Era un beso ingenuo”, sostiene tratándole de quitar toda carga sensual. Su empeño en eximir de cualquier culpa a la otra protagonista de 'Adam' se explica porque esta última vive en Marruecos y puede correr algún riesgo cuando regrese a su país.

A algunas feministas marroquíes les ha parecido una claudicación la rectificación de Azabal. “No nos dejemos intimidar”, escribió, por ejemplo, la activista Betty Lachgar en Twitter. “¡La homosexualidad no es un crimen!”. “Lubna padece una persecución, pero sus palabras [en el vídeo] dan la razón a los obscurantistas retrógrados”.

El largometraje 'Adam' no solo cuenta con dos protagonistas mujeres, sino que lo ha dirigido una mujer, Maryam Touzani, de 39 años, esposa de Nabil Ayouch, de 50 años, el más célebre de los directores de cine marroquíes. La película, que el propio Ayouch ha producido, relata el drama de las madres solteras de Marruecos, rechazadas por la sociedad, narrando la historia de una de ellas. Una joven soltera embarazada se traslada de una zona rural a Casablanca para dar en adopción al hijo que va a nacer, pero en la gran ciudad es acogida por una viuda que la ayuda.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios