Logo El Confidencial
DIEZ AÑOS DE SU MUERTE

La dura vida de Patrick Swayze: alcoholismo y una infancia de maltratos

Cuando se cumple una década ya de la muerte del actor, un nuevo documental investiga sus aspectos más íntimos y turbulentos

Foto:  Patrick Swayze, en 2005. (Getty)
Patrick Swayze, en 2005. (Getty)

El 14 de septiembre de 2009, a los 57 años, fallecía uno de los actores más queridos de Hollywood, Patrick Swayze. El inolvidable galán de películas como 'Dirty Dancing' o 'Ghost'. Su pública batalla contra el cáncer de páncreas que le fue diagnosticado un año antes se convirtió en su último legado. "Quiero durar hasta que se descubra una cura", declaró en una de sus últimas entrevistas.

Fue junto a Tom Cruise, Matt Dillon o Rob Lowe uno de los adolescentes que descubrió Francis Ford Coppola en 'Rebeldes', y 'Dirty dancing' fue su primer gran éxito y el primero de los tres Globos de Oro a los que estuvo nominado. Criado en el catolicismo, se interesó por el budismo y la cienciología, y estuvo casado 34 años con el amor de su vida, Lisa Niemi, a quien conoció en las clases de baile de su madre.

Patrick y Lisa. (Getty)
Patrick y Lisa. (Getty)

Una madre que centra gran parte del documental que ahora se estrena, titulado 'I am Patrick Swayze', y en el que saldrán detalles como el maltrato que sufrió por parte de ella durante su infancia. Niemi afirma que su suegra, Patsy Swayze, abusó físicamente de él durante años. "Podía ser muy violenta", ha revelado Lisa.

[Leer más: Así fueron los últimos momentos de la vida de Patrick Swayze]

Según revela Niemi, ese maltrato físico terminó gracias al padre del actor, que detuvo a su esposa amenazándola con el divorcio si volvía a tocar a su hijo. “Ella nunca volvió a pegarle”, confiesa la viuda de Swayze a la revista 'People'. Con los años, la relación madre-hijo mejoraría notablemente.

El actor, en una escena de 'Dirty Dancing'. (Cordon Press)
El actor, en una escena de 'Dirty Dancing'. (Cordon Press)

Por desgracia, las sospechas de maltrato alcanzaron también a su matrimonio. En 2016, el Daily Mail publicaba las declaraciones de un amigo de la pareja que afirmaba que la mujer de Patrick Swayze también abusaba de él.

El otro gran demonio del intérprete fue su alcoholismo, que estuvo a punto de costarle el divorcio. En los 90, coincidiendo con su mayor momento de fama, ingresó en varias clínicas de desintoxicación. Su mujer, poco después de su muerte, confesaba a 'The Times' que “tenía una personalidad diferente cuando bebía mucho. Era el mejor hombre sobre el planeta, a menos que se tomara una copa”.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios