Logo El Confidencial

Bradley Cooper cumple 45: adicciones, falta de autoestima y coqueteos con Lady Gaga

El actor, una de las estrellas indiscutibles del Hollywood de esta pasada década, se enfrenta a numerosos desafíos al cumplir 45 años de vida

Foto: Cooper en los pasados Oscars.(EFE)
Cooper en los pasados Oscars.(EFE)

No sabemos si los resacones de Bradley Cooper fueron en Las Vegas, pero sí que existieron en la vida real. En 2013, el actor, una de las estrellas indiscutibles del Hollywood de la última década, confesó que había sido adicto al alcohol y las drogas en el pasado. Quedaban años para su personaje autodestructivo (y alcohólico) del 'remake' de 'Ha nacido una estrella'.

La confesión de este hombre de ojos claros y visión artística que cumple 45 años fue bastante dura. "Solo trabajaba durante tres días a la semana y durante la segunda temporada el guión me marginaba un poco más, (eso) destrozó mi autoestima y me hizo pensar en suicidarme (...) Llega un punto en que aceptas el hecho de que el negocio no te quiere", concluyó en la entrevista ofrecida a 'GQ'. Aquella crisis vital coincidió con su despido de la serie 'Alias', cuando no imaginaba, ni por asomo, que llegaría tan lejos en la meca del cine.

En 2011, años después de dejar el alcohol, también vivió un momento complicado con el fallecimiento de su padre a causa de un cáncer de pulmón. Su reconversión en buen chico se completó cuando se fue a vivir con su madre a Los Ángeles para que superase el bache. Por aquella época, ya se había estrenado 'Resacón en las Vegas' y su rostro empezaba a ser habitual en el cine norteamericano. Gracias a 'El lado bueno de las cosas', por ejemplo, fue nominado al Oscar como mejor actor protagonista y elegido por la revista 'Empire' como uno de los hombres más atractivos.

Cooper e Irina Shayk en febrero de 2019.(EFE)
Cooper e Irina Shayk en febrero de 2019.(EFE)

En el amor, sí que tardó más en ver ese lado bueno de las cosas. Se casó en 2006 con la actriz Jennifer Expósito pero cinco meses después, se separaron. Tras relaciones pasajeras con Zoe Saldana o Suki Waterhouse, se enamoró de Irina Shayk, con la que tuvo descendencia: su hija Lea de Seine en marzo de 2017. Durante dos años, se les vio pasear un idilio perfecto de alfombra roja en alfombra roja. El amor se ha acabado en 2019. Justo después, comenzaron los rumores sobre un escarceo amoroso con Lady Gaga que llenó ríos de tinta. Todo comenzó cuando Bradley y la artista compartieron piano y actuación en los Oscars como parte de la presencia de 'Ha nacido una estrella' (su debut como director) en los premios. La complicidad traspasó la pantalla.

Bradley Cooper y Lady Gaga después de su actuación en la 91º Gala de los Premios Óscar. (Getty)
Bradley Cooper y Lady Gaga después de su actuación en la 91º Gala de los Premios Óscar. (Getty)

La cantante dijo, meses más tarde, que no solo no tuvo nada que ver en la separación de Bradley Cooper e Irina Shayk, sino que su coqueteo fue una especie de fabricación a lo Hollywood. "Francamente, creo que la prensa es muy tonta. Quiero decir, creamos una historia de amor para el público. Para mí, como intérprete y como actriz, por supuesto, queríamos que la gente creyera que estábamos enamorados. Queríamos que la gente sintiera ese amor en los Oscar. Queríamos que atravesara la lente de esa cámara y cada televisor que se estaba viendo", dijo.

Una mentira que el público creyó y que acabó por coronar la fama de 'Ha nacido una estrella', un debut fílmico que augura buenos momentos profesionales. Esperemos que el amor también le sonría al bueno de Bradley.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios