Habla la familia Kennedy tras la tragedia: "Es indescriptiblemente duro"
  1. Celebrities
ACCIDENTE

Habla la familia Kennedy tras la tragedia: "Es indescriptiblemente duro"

Tim Shriver ha hablado en la revista 'People' sobre la desaparición de su prima Maeve y de su hijo Gideon en un accidente. También su viudo ha compartido unas palabras en redes

Foto: La desaparecida Maeve Kennedy, junto a su familia. (Getty)
La desaparecida Maeve Kennedy, junto a su familia. (Getty)

La leyenda negra que persigue a la familia Kennedy desde que el presidente John Fitzgerald Kennedy fuera asesinado en Dallas en 1963 sumó el pasado 2 de abril un nuevo episodio. Una nieta y un bisnieto del ex senador y ex fiscal general estadounidense Robert F. Kennedy perecieron mientras remaban a bordo de una canoa en la bahía de Chesapeake, cerca de Washington. Maeve Kennedy Townsend McKean, de 40 años, y su hijo Gideon, de 8 años, se aventuraron en la piragua para recuperar un balón con el que jugaban los niños en la vivienda familiar, situada en primera línea de mar, y que había caído al agua. El viento y las olas les arrastraron hasta su triste final.

Kathleen Kennedy Townsend, hija de Robert y madre y abuela de los desaparecidos, ya hizo un comunicado la semana pasada rindiendo honores a su hija y su nieto: "Maeve era muy alegre. Siempre sabías cuándo estaba a tu lado. Tenía una sonrisa fuerte, descarada y contagiosa", dijo Kathleen, quien fuera vicegobernadora de Maryland entre 1995 y 2003. "Gideon, como su madre, era un deportista al que le encantaba el fútbol, el golf y el atletismo. Cuidaba de sus padres de forma extraordinaria. Era muy aficionado a los acertijos, las matemáticas, el ajedrez y las aventuras", añadió sobre su nieto.

placeholder Kathleen Kennedy, con sus hijas Maeve (centro) y Kate. (Cordon Press)
Kathleen Kennedy, con sus hijas Maeve (centro) y Kate. (Cordon Press)

Estos días, Tim Shriver, primo de Maeve, también ha concedido una emotiva entrevista a la revista 'People'. "La familia se ha unido en estos tiempos difíciles, pero a pesar de todo el dolor es indescriptiblemente duro", confiesa. Más de 120 miembros de la extensa familia Kennedy se reunieron de forma virtual el pasado fin de semana para poder despedirse de Maeve y de Gideon y tratar de asumir la tragedia.

Otros dos hijos

Abogada especializada en derechos humanos, Maeve se centró profesionalmente en la salud pública mundial en los últimos años. Era directora ejecutiva de la Iniciativa de Salud Global de Georgetown y, antes de su muerte, estaba implicándose mucho en la lucha contra el coronavirus. Se había mudado temporalmente con su familia a una casa frente a la bahía que su madre posee en Maryland, para tener más espacio durante el confinamiento. Maeve tenía otros dos hijos fruto de su matrimonio con David McKean: Gabriella (7) y Toby (2).

Sus muertes ocurrieron menos de un año después de que otra de las nietas del senador Kennedy, Saoirse Kennedy Hill, falleciera por sobredosis mientras se encontraba en el complejo de la familia con la matriarca Ethel Kennedy. Hill tenía 22 años. Después del fallecimiento de Saoirse, Maeve "siempre estaba allí, lista para apoyar y cuidar a cualquiera de nosotros", según su primo Tim.

placeholder Saoirse Kennedy Hill falleció el pasado mes de agosto por una sobredosis. (EFE)
Saoirse Kennedy Hill falleció el pasado mes de agosto por una sobredosis. (EFE)


También estos días tanto el padre como sus familiares han querido acordarse del pequeño Gideon. Al verlo en reuniones familiares "no hacía falta decir que era hijo de su madre", explicó Shriver: "tan valiente, tan atrevido, tan fuerte y tan amable como ella".

David McKean, el padre del pequeño, difundió un mensaje en Facebook mientras aún no habían encontrado los cuerpos de Maeve ("mi todo, mi alma gemela") y de Gideon. Un mensaje de esos que estremece leer: "Gedeon tenía 8 años, pero bien podría haber tenido 38. Era profundamente compasivo y se negaba a cantar canciones infantiles si hablaban de animales o personas tratadas cruelmente. Odiaba si accidentalmente dejabas escapar una mala palabra. Pasaba horas arriba leyendo, aprendiendo todo lo que pudo sobre deportes y tratando de descifrar los misterios del mercado de valores. Pero también era increíblemente social, atlético y valiente. Para su foto de la escuela, reunió a un par de sus muchos amigos para estar en la foto con él. Jugó todos los deportes que pudo, quejándose de que a pesar de que a menudo jugaba seis días a la semana, todavía quedaba un séptimo día libre, y por qué no lo había inscrito para otra cosa. Y era valiente, guiaba a sus amigos en los juegos y se enfrentaba a las personas que creía que lo estaban haciendo mal (incluidos sus padres) [...]. Es imposible resumir a Gideon aquí. Estoy desconsolado incluso por tener que intentarlo. Solía ​​maravillarme de él cuando era un niño pequeño y preocuparme de que fuera demasiado perfecto para existir en este mundo. Me parece ahora que lo era".

Desde el accidente, Shriver relata que tanto él como otros miembros de la familia Kennedy han recibido miles de correos electrónicos, mensajes de voz, enlaces a "canciones y poemas", homenajes y recuerdos de quienes conocieron a Maeve, incluidos muchos abogados y compañeros de trabajo en Georgetown.

J. F. Kennedy