Premios Oscar 2018: cinco hoteles de película para vivir tu propia fiesta del cine
  1. Estilo

Premios Oscar 2018: cinco hoteles de película para vivir tu propia fiesta del cine

Hemos elegido Saratoga Springs, Panamá, Merano, las islas Turcas y Caicos y el pueblo de Pyrgos en Santorini para vivir una experiencia cinematográfica. Estos son los decorados

Foto: Premios Oscar 2018: cinco hoteles de película para vivir tu propia fiesta del cine
Premios Oscar 2018: cinco hoteles de película para vivir tu propia fiesta del cine

Ha llegado la hora de ponerse peliculeros, más que de costumbre, y de vivir una experiencia viajera en plan hollywoodiense, aunque no nos vayamos precisamente al bulevar de las estrellas ni pisemos el Dolby Theatre de Los Ángeles. Lo que sí vamos a hacer es montarnos nuestra propia fiesta como si estuviéramos en la propia ceremonia de los Oscar o, mejor aún, como si fuéramos los flamantes ganadores de la preciada estatuilla. Vamos del estado de Nueva York a Santorini pasando por Panamá, Merano y las Islas Turcas y Caicos. Tarde o temprano, esto se tenía que poner caribeño (o casi). Nos calamos el sombrero de Panamá y a disfrutar fuera y dentro de estos cinco hoteles. Hay tanto para ver.

Foto: Hoteles del viejo Hollywood con mucha historia

1. The Adelphi Hotel, en Saratoga Springs

Irse a Saratoga Springs, allá en el estado de Nueva York, suena ya bien, por lo que tiene de primavera, pero alojarse en este hotel recién estrenado nos sabe a música celestial. Veamos: aquí hay esplendor victoriano, una elegancia moderna... y, un momento, este es el destino de la élite neoyorquina que a finales del XIX lo elegía para darse un baño reparador en sus manantiales naturales o para disfrutar de un día en las carreras. Así pues, perfecto para nuestra película: 32 habitaciones con vistas a los jardines y a la histórica avenida Broadway. El 'the end' hay que ponerlo (epílogo aparte) en los restaurantes del propio hotel, The Blue Hen y Salt & Char.

Una curiosidad: el boxeador, gángster pero también senador y hombre de Estado John Morrisey murió apoyado en la barra del antiguo bar del hotel Adelphi. Ríndele un homenaje con una buen vino, una cerveza local o un cóctel en el Morrisey's Lounge.

Precio: desde 177 euros.

Un rincón del hotel Adelphi, un clásico para la élite neoyorquina del XIX.
Un rincón del hotel Adelphi, un clásico para la élite neoyorquina del XIX.

2. American Trade Hotel, en Panama City

Toda la elegancia del viejo mundo y la modernidad del nuevo, como el abrazo de dos continentes, y para colmo en lo más antiguo de la Ciudad de Panamá, en un vecindario que ha sido designado por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Lo que se dice una estrella, alojada en un edificio encantador de 1917, muy art déco, con ventanas con dosel y balaustradas, donde se apuesta por la cultura local y que tiene todo tipo de lujos para los viajeros sibaritas (y cinéfilos). Ahí están el Café Unido, donde se sirve el café tostado artesanalmente en las fincas panameñas, o el Danilos Jazz Club, con músicos en vivo y en directo y donde podrás tomar un cóctel de los que animaban el cotarro en los años 20 y 30.

Una curiosidad: las habitaciones de la planta superior tienen ventanas desde el suelo hasta el techo y vistas de 180 grados a la ciudad o a la bahía. En las del jardín podrás disfrutar de una siesta en la hamaca de su patio privado.

Precio: desde 239 euros.

Aquí está resumido el espíritu del American Trade.
Aquí está resumido el espíritu del American Trade.

3. Sailrock Resort, en las Islas Turcas y Caicos

En este territorio británico de ultramar, tan de novela (y peli) de aventuras, en aguas del Atlántico, y al norte de La Española, antes de llegar al Caribe y ponerse la cosa habanera, se halla el Sailrock Resort. Concretamente en South Caicos, en la arena blanquísima de Long Beach, en un entorno paradisiaco. Lo demás es también un sueño, el de una noche de verano o de invierno: una villa frente a la playa con piscina privada y terraza, donde te tentarán con tratamientos exfoliantes con sal marina y donde podrás cenar pescado fresco y otras delicias locales en su restaurante Great House. Puertas afuera, todo es horizonte y hay unas salinas donde campan a sus anchas los flamencos antillanos. ¡Ay!

Una curiosidad: el propio hotel organiza actividades como pesca deportiva, salidas en kayak, buceo o kitesurf.

Precio: desde 476 euros.

Sailrock Resort, sí, está en el paraíso.
Sailrock Resort, sí, está en el paraíso.

4. Villa Eden, en Merano

Nada menos que en la ciudad balneario de Sissi Emperatriz, en medio de un paisaje alpino magnífico, exactamente de postal, en la Italia que ya habla alemán y que parece el Tirol, fronteriza como es con Austria. Aquí nos está llamando a gritos el Villa Eden, que es esto mismo (un edén), todo muy Heidi. Más en este hotel con balcones, spa, piscina, clases de yoga y bicicletas para irse de aventura por el campo o la bella ciudad medieval con casitas de tejado a dos aguas, anticipando el cuento. Cerca, muy cerca, está la histórica ciudad de Bolzano. ¡Y los Dolomitas!

Una curiosidad: esto es la Asturias italiana. Es tierra de muchas manzanas, debido a su clima mediterráneo-alpino, así que las verás hasta en la sopa (y en los tratamientos de belleza).

Precio: desde 350 euros.

Villa Eden, en los Alpes italianos. (Foto: SLH)
Villa Eden, en los Alpes italianos. (Foto: SLH)

5. Carpe Diem, en Santorini

Es decir Santorini o Mar Egeo y se nos hace la boca agua. Con aquel blanco y azul, el sueño del infinito, escrito hasta en las piscinas. Para zambullirnos en aquella Atlántida sumergida y todo el universo mitológico. Esta vez desde un resort con suites de lo más exclusivas, un spa llamado Althea Boutique y un restaurante, el 270 Degrees, donde deleitarse con las especialidades isleñas -pescado fresco al poder-, a la luz del sol poniéndose, a la de las velas o la luna. Es un 'solo para adultos', presume de hospitalidad griega y lo que vende (y compramos) es puro lujo. En medio del Egeo y con vistas a la Caldera. Nos podríamos poner más románticos, pero lo dejamos aquí. Pues eso: "Carpe diem". O sea, aprovecha el momento.

Una curiosidad: está en Pyrgos, el pueblecito más alto de Santorini, una preciosa villa medieval histórica con fortificación medieval que no (y lo subrayamos) hay que perderse.

Precio: desde 244 euros.

Así son las habitaciones del hotel Carpe Diem en Pyrgos.
Así son las habitaciones del hotel Carpe Diem en Pyrgos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Hoteles Premios Oscar 2018 Premios Oscar Fiesta del cine Viajes Viajes en el mundo Turismo
El redactor recomienda