Logo El Confidencial

Cómo cuidar las cicatrices en verano

El sol y la humedad son enemigos de las cicatrices y pueden alterar su natural proceso de curación, su color, forma y textura, si no tomas precauciones.

Foto: Cómo cuidar las cicatrices en verano

El sol y la humedad son enemigos de las cicatrices y pueden alterar su natural proceso de curación, su color, su forma y su textura, si no tomas las precauciones necesarias. Te contamos todo lo que puedes hacer para que tus cicatrices no se conviertan en un estigma este verano.

PROTECCIÓN SOLAR ALTA

"Es importante evitar el sol en las cicatrices quirúrgicas al menos durante seis meses, ya que se corre el riesgo de que queden permanentemente pigmentadas, sobre todo en pacientes con piel y ojos oscuros", aclara el cirujano plástico Miguel Chamosa, que aconseja usar una crema con SPF 50 + y renovar la aplicación cada dos horas y tras cada baño. Producto recomendado: Crema Zonas Sensibles SPF 50 + (9,65 €), de Avène. Para proteger las pieles intolerantes, atópicas, cicatrices y tatuajes.

DERMOABRASIÓN

Este método se utiliza cuando la cicatriz ya está instalada -normalmente a los dos años-. Consiste en eliminar las capas más superficiales de la piel con un rodillo motorizado que lleva micropartículas de diamante. Se realiza con anestesia local y sedación, y al finalizar se coloca sobre la cicatriz un apósito plástico, que se deja puesto durante 4 o 5 días, para evitar el dolor y la formación de costras. Iguala las capas más superficiales de la piel y les da una apariencia más suave. Va muy bien en cicatrices causadas por accidentes, acné o cirugías. Precio: desde 1.800 €. ¿Dónde? Clínica Dr. Chamosa (Madrid, tel. 915 55 25 09). SECPRE (Otros cirujanos, tel. 914 31 51 53).

Imagen: Campaña Etam primavera/verano 2013
Imagen: Campaña Etam primavera/verano 2013

LÁMINAS DE SILICONA

"Se pueden emplear a partir del primer mes o una vez que la herida se ha cerrado", según el cirujano. Son apósitos adherentes de poliuretano microporoso que protegen las cicatrices de los rayos solares y son resistentes al agua. Pueden corregir una cicatriz en 8 o 10 semanas de uso diario -pueden estar hasta 7 días continuamente adheridos-. Es recomendable mantenerlos al menos 12 horas al día en contacto con la cicatriz, y podrán retirarse para la higiene diaria y volver a adherirse. Van muy bien para reducir las cicatrices hipertróficas, recientes o antiguas, o queloides periareolares -después de cirugías de pecho-. Hay varias marcas y se adquieren en la farmacia.

Imagen: Campaña Heine Swimwear primavera/verano 2013
Imagen: Campaña Heine Swimwear primavera/verano 2013
HIDRATACIÓN, QUE NO HUMEDAD 
 
"Es recomendable tener la piel muy hidratada tras la cirugía", recomienda el Dr. Chamosa. Hidratada que no húmeda, ya que las cicatrices tienen que secarse y las inmersiones frecuentes pueden alargar el período de cicatrización. Si te vas a bañar, mejor en la playa que en la piscina. "El cloruro sódico, mucho más concentrado en el agua marina que en la sangre, tiene una acción bacterioestática, que reduce los gérmenes presentes en una herida abierta", afirma el cirujano. Aplícate sobre la cicatriz aceites hidratantes con propiedades regenerantes, como el de rosa mosqueta, tepezcohuite o aloe vera. Mejoran la flexibilidad, permeabilidad y reparación de la piel, e igualan el tono y la textura. Producto recomendado: Aceite Puro de Rosa Mosqueta (10,95 €), de Repavar. Hidrata y regenera profundamente todo tipo de cicatrices y quemaduras.
 
 
 

UN LÁSER PARA CADA TIPO

Las cicatrices hiperpigmentadas -oscuras- pueden aclararse con láser Q-Switched e IPL (Luz Intensa Pulsada) y el uso de despigmentantes tópicos en casa. Las hipopigmentadas -blancas- pueden recuperar color si se estimulan con láser de Luz Ultravioleta de Banda Estrecha. Las atróficas -las más típicas son las del acné- se tratan con Láser CO2 Fraccional Ablativo -tipo Active CO2- o No Ablativo Infrarrojo -como Lux 1540- y los resultados son inmediatos tras una sesión. Y las hipertróficas y queloides -rojas, duras y que pican- responden muy bien a la infiltración de corticoides y el láser de Colorante Pulsado VBeam. Precio: entre 80 y 900 €/sesión, según el láser. ¿Dónde? IML (Madrid, tel. 917 02 46 27). Instituto Médico Miramar (Málaga, tel. 902 304 054).

Imagen: Campaña Aerie Swimwear primavera/verano 2013
Imagen: Campaña Aerie Swimwear primavera/verano 2013
Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios