Logo El Confidencial
bukake no, gracias

Esta es la verdad sobre los tratamientos faciales con semen, y te va a sorprender

Los profesionales de la dermatología no se ponen de acuerdo con las bondades del esperma, y mucho menos el humano, para nuestra piel. Incluso creen que puede resultar dañino. Aquí, las claves

Foto: Por muy lánguida que te pongas, ¿de verdad es una buena idea?
Por muy lánguida que te pongas, ¿de verdad es una buena idea?

Desde hace bastantes años corre por Internet el mito de que las cremas para la cara elaboradas a base de semen son un tratamiento ideal para refrescar y rejuvenecer la piel. Tampoco es ninguna novedad. De hecho, ya en el Papiro Ebers, uno de los tratados médicos más antiguos de la historia, que fue redactado en el antiguo Egipto cerca del año 1500 antes de nuestra era, se mencionaba el uso de cremas elaboradas a base de proteínas y nutrientes del semen como uno de los métodos más extravagantes, pero efectivos, que utilizaba Cleopatra para preservar su juventud y belleza.

Lo cierto es que el fluido contiene propiedades astringentes, rehabilitadoras y rejuvenecedoras que resultan de lo más beneficiosas para la piel. Desde antioxidantes como el ácido desoxirribonucleico, ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas utilizadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos; pasando por minerales como el fósforo -que ayuda al cuerpo a absorber el calcio para fortalecer los huesos-, el zinc o el magnesio; hasta vitaminas como la C, que estimula el crecimiento de las cadenas de proteínas del colágeno, o la B12.

Así que no es de extrañar que forme parte de determinadas gamas de cremas. Sin ir más lejos, una conocida marca noruega consideró que la espermina –un antioxidante presente en este fluido– realmente ayuda a disminuir las arrugas, suaviza la piel e incluso alivia el acné, por lo que sintetizó este componente y lo comercializó como ingrediente principal de algunos de sus productos faciales.

Tampoco te resultará nada extraño saber que el semen de ballena es un ingrediente común en los productos faciales porque, entre otras cosas, ayuda a hacer las cremas más densas y duraderas. Pero ¿y el de humano?

Desde que la bloguera de belleza Tracy Kiss hizo público un tutorial en el que explicaba cómo había acabado con su problema de rosácea –una enfermedad crónica que afecta a la piel de la cara cuyos síntomas incluyen enrojecimiento, granos o espinillas y, en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel– a través de un tratamiento casero elaborado con semen, la polémica está servida.

¿Significan estos resultados que quizás en el futuro el 'bukake' será la mejor manera de someternos a un tratamiento facial intensivo? Probablemente no, y no solo porque sea una idea bastante degradante para aquellas féminas que quieran cuidar de su piel: los profesionales de la dermatología no están tan de acuerdo con las bondades del esperma -mucho menos el humano- para nuestra piel. Incluso creen que puede resultar dañino.

Los dermatólogos no comparten el entusiasmo por las cremas con semen
Los dermatólogos no comparten el entusiasmo por las cremas con semen

Una idea terrible

Al menos así lo asegura  en 'Yahoo Health' la dermatóloga Cybele Fishman, quien explica que aplicar una sustancia como el semen en la cara es “una idea terrible”, especialmente para las personas que sufren problemas de piel como rosácea o eczemas.

“El semen es una sustancia alcalina y nuestra piel, por el contrario, es ácida. Al ponerlo sobre ella dañamos nuestra barrera protectora natural hasta el punto de eliminarla. Si bien esto es especialmente malo para las personas con eczemas o rosácea, dañar o alterar esa capa es perjudicial para todos, ya que hace que la piel sea más vulnerable a las infecciones y a sustancias oxidantes, que afectan a su estado destruyendo el colágeno y la elastina”, comenta Fishman. ¿Esto qué quiere decir? Según la experta, que, al contrario de lo que nos quieren hacer pensar, la idea de que el semen rejuvenece nuestra piel es mentira y en realidad podría acelerar su envejecimiento.

No está tan claro que el semen rejuvenezca nuestra piel
No está tan claro que el semen rejuvenezca nuestra piel

No solo eso, la dermatóloga va más allá y habla de verdaderos peligros para la salud escondidos detrás de cremas basadas en este fluido: “Si el semen contiene una enfermedad de transmisión sexual y se pone en contacto con heridas de la piel podríamos infectarnos de una ETS”, asegura Fishman, quien, desde una posición algo 'conspiranoica', pone en cuestión si podemos estar seguros de que los donantes de esperma facial de determinados tratamientos existentes son realmente de fiar.

Tratamientos naturales sí, pero con modos

Técnicamente, tal y como hemos visto, el semen contiene antioxidantes y, por lo tanto, podría ser bueno para la piel, “pero se trata de dosis muy pequeñas, en comparación con otras muchas cremas faciales que se pueden comprar en farmacias o tiendas especializadas”, puntualiza la experta.

“Soy totalmente fan de la utilización de ingredientes naturales en la piel, pero creo que los beneficios del semen y otros fluidos corporales resultan difíciles de creer. Una vez tuve una paciente que estaba usando su propia orina en la cara para intentar acabar con su acné... Habiendo tantos buenos productos antiedad en el mercado, ¿por qué escoger al semen?”, plantea Fishman.

Curiosos beneficios del semen (para ellas)

Parece que las bondades del semen van más allá de la suavidad y juventud de nuestro cutis o, al menos, así se ha esforzado en demostrar la ciencia. Según un estudio elaborado en 2002, algunos de sus componentes, como el cortisol, la estrona, la melatonina o la serotonina, pueden provocar una reacción hormonal que modifica el estado de ánimo de las mujeres depresivas. A modo de dar una explicación científica al clásico 'lo que necesitas es un buen polvo', los científicos averiguaron que la forma más eficaz de conseguir resultados positivos para acabar con la depresión es a través del contacto vaginal.

Ellos pueden influir en nuestro ciclo menstrual
Ellos pueden influir en nuestro ciclo menstrual

Lo sabes y, en muchas ocasiones, los odias por ello: los hombres no tienen que padecer los problemas derivados de la menstruación. Fenomenal para sus vidas, pero ¿y si te dijesen que pueden influir en tu ciclo hormonal? Y no hablamos de que nos desquicien, sino de todo lo contrario: resulta que nos ayudan. Una investigación realizada en la Universidad de Saskatchewan, demostró que una proteína presente en el semen incide directamente en las zonas del cerebro femenino que regulan la ovulación. Los autores explicaron que la presencia de semen hace que se envíe “una señal” al hipotálamo y la glándula pituitaria de la mujer que anuncia el momento en que los ovarios deben soltar un óvulo.

Otro dato que quizás nunca te hayas planteado es que el semen hace que cojas peso. No obstante, tal y como explica la experta en sexología Brigette Bard en 'The Daily Star', “tendrías que ingerir una gran cantidad de esperma para engordar”. Y tanto. Una cucharada pequeña (más o menos la cantidad media que se expulsa en una eyaculación) contiene entre 5 y 25 calorías, dependiendo de la mayor o menor cantidad de proteínas que contenga.

Eso sí, recordemos que las propiedades saludables del esperma dependen muy mucho de la alimentación de los machos. Como en tantas otras cosas en la vida, en la validez y utilidad de este fluido importa más la calidad que la cantidad.

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Pincha aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios