Logo El Confidencial
TENDENCIAS

¿A qué huelen los perfumes con cannabis?

Te presentamos 10 fragancias con olor a yerba (y que no colocan)

Foto: Semillas de cáñamo, de la planta cannabis. (iStock)
Semillas de cáñamo, de la planta cannabis. (iStock)

El cannabis se ha convertido en EL ingrediente de moda. Llevaba años coqueteando con la cosmética, pero limitado siempre a firmas alternativas y minoritarias. Sin embargo, y a la vista de las docenas de estudios que avalan los numerosos beneficios del cannabis, no solo la cosmética ha echado mano de este principio: la perfumería también ha querido explorar todos los matices de su aroma y ahí lo tenemos, convertido de la noche a la mañana en protagonista de un puñado de perfumes espectaculares que huelen genial y, no, no colocan.

Cannabis Flower, de Demeter, una de las fragancias pioneras. Mark Crames, director ejecutivo de la firma, elaboró una versión más discreta del olor a cannabis: “No quería que detuvieran a nadie por conducir bajo la influencia de la marihuana”, declaró (25,95 €). Dirty Grass, de Heretic Parfums. Contiene 500 ml de aceite CBD derivado del cáñamo en cada frasco. Tiene un profundo olor a hierba potenciado con notas de vetiver (185 $. No se vende en Europa). Chronic Eau de Parfum, de 19-69. Una mezcla de cítricos, madera, musgo y almizcle arropan las notas de cannabis de este perfume que se lanzó en 2018 (150 €). Cannabis Eau de Parfum, de Malin + Goetz. Otra pionera en esta línea de perfumes. Fue lanzada hace 5 años y sigue en los más alto gracias a una combinación de flores blancas con hierbas picantes y un toque ahumado (165 €). Cannabis Eau de Parfum, de Kolmaz. Flores mezcladas con yerba, un cóctel hiperfresco que proporciona energía y alegría de vivir de la mañana a la noche (22,50 €).

Tranqui, no tendrás sensación de haber fumado

Sin embargo, todo lo que lleve cannabis sigue provocando recelo entre mucha gente. Pero la historia es muy sencilla: el cannabis está compuesto por más de 100 sustancias. Hay dos que predominan sobre las demás: el THC, que es el compuesto psicoactivo que altera el sistema nervioso central, es decir, el que coloca, y el CBD, un principio no psicoactivo con una larguísima lista de efectos beneficiosos para la salud. Esta, y solo esta, es la sustancia que está presente en cremas y perfumes. Lo más probable es que con cualquiera de ellos dejes a tu paso un delicioso olor a yerba, pero ahí acaba la historia.

Cannabis Eau de Parfum, de Il Profvmo. 180 flores, hojas de cannabis y un toque de ámbar dan como resultado un perfume hipnótico y un pelín provocador (119 €). Cannabis Santal, de Fresh. Ciruelas rojas, pachuli, vetiver y vainilla crean unas notas cálidas, perfectas para el frío, que se acentúan con un toque de cannabis (50 $. No disponible en Europa). Music Festival Replica, de Maison Margiela. Notas de cannabis, incienso, cuero y tabaco o cómo una fragancia tiene el poder de transportarte al festival de Woodstock de 1969 (95,95 €). Cannabis Eau de Parfum for Him & Her. Una fragancia muy verde, muy fresca y muy adictiva (29 €). Cannabis, de Bois 1920. El cannabis en esta ocasión está arropado por una infusión olfativa de flores y hierbas que dan como resultado un olor vibrante (145 €).

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios