Sofía de Suecia, su último e indudable retoque estético para cambiar de imagen
  1. Estilo
  2. Belleza
Bye bye, recuerdos del pasado

Sofía de Suecia, su último e indudable retoque estético para cambiar de imagen

Aunque aún mantiene su esencia, Sofía de Suecia poco a poco va limando sus imperfecciones y su rostro se ha convertido en su nuevo lienzo

Sofía de Suecia. La exmodelo lucha a diario por sofisticar su imagen. Un look mucho más sobrio, un cabello siempre bajo control y un maquillaje discreto han ido puliendo poco a poco a la sueca.

[LEER MÁS. Una enfermera llamada Sofía de Suecia: su nuevo trabajo frente al coronavirus]

Sin embargo, y a pesar de su innegable belleza, siempre había parecido acomplejada por dos aspectos de su físico. Su dentadura con un visible diastema era solo uno de sus hándicaps, el otro eran un par de lunares muy gruesos a un lado de su rostro, de ahí que jamás despejara su cara. Hasta que llegó el momento de echar una mano en el hospital Sophiahemmet de Estocolmo y recoger su cabello como el resto de ayudantes de enfermería y, de repente, ya no había manchas.

Sofía de Suecia, en el hospital Värmland sin mancha a la vista. (EFE)
Sofía de Suecia, en el hospital Värmland sin mancha a la vista. (EFE)

El eterno peinado sesentero de Sofía de Suecia no era una casualidad, ni siquiera formaba parte de un homenaje a Brigitte Bardot, sino que se trataba de un recurso deliberado para ocultar sus nevus melanocíticos intradérmicos, como se llaman en lenguaje médico los dos lunares, gruesos y con volumen que sobresalían en el rostro de la princesa.

Sin embargo, durante su incorporación a un centro de la Sanidad sueca para ayudar en la crisis del coronavirus, Sofía cambió de look y, por primera vez en mucho tiempo, despejó su rostro por completo con una coleta y la ausencia de sus características protuberancias fue más que evidente. ¿Adónde habían ido? ¿Cuándo lo ha hecho? O ¿cómo ha logrado deshacerse de ellas? Son las primeras preguntas que nos vienen a la cabeza. Para contestarlas contamos con el criterio de un miembro de la Clínica Dermatológica Internacional.

Sofía de Suecia, en la última edición de los Nobel con su tiara nupcial. (Getty)
Sofía de Suecia, en la última edición de los Nobel con su tiara nupcial. (Getty)

Sofía de Suecia se ha convertido en un miembro más del hospital Sophiahemmet, de Estocolmo, como personal de apoyo al equipo de enfermería, una tarea para la que necesitaba recogerse el cabello por un tema de higiene y comodidad. Y su fotografía hizo saltar las alarmas porque sus manchas habían desaparecido.

Se trata de nevus melanocíticos intradérmicos, según nos explica la doctora Lidia Maroñas, de la Clínica Dermatológica Internacional: “Son lesiones normalmente benignas que pueden ocasionar molestias estéticas o molestias por fricción según el sitio de la cara donde se encuentren”, expone, confirmando así que se trataba tan solo de un retoque estético, no había peligro ni necesidad, solo coquetería de la princesa.

Detalle de las manchas de Sofía Hellqvist el día de su boda con el príncipe Carlos Gustavo de Suecia. (Getty)
Detalle de las manchas de Sofía Hellqvist el día de su boda con el príncipe Carlos Gustavo de Suecia. (Getty)

Una de las primeras veces que observamos los nevus melanocíticos intradérmicos de Sofía Hellqvist fue precisamente durante su enlace con el príncipe Carlos Gustavo. Se trataba de dos manchas con una pigmentación bastante más oscura que la del resto de su rostro, además de con un notable volumen.

Detalle de las pecas 'aclaradas' de Sofía de Suecia al lado de su aspecto sin manchas. (Getty/EFE)
Detalle de las pecas 'aclaradas' de Sofía de Suecia al lado de su aspecto sin manchas. (Getty/EFE)

Con el paso de los años, Sofía de Suecia apenas dejaba a la vista sus manchas al recurrir a peinados estratégicos que siempre las cubrieran. Sin embargo, cada vez parecían estar más blanquecinas, ¿habría comenzado a tratarlas? Según explica la dermatóloga, existen dos procedimientos para eliminar estos melanocitos: con láser o a través de una pequeña extirpación quirúrgica. Con ambas técnicas queda en la piel una pequeña cicatriz que se deberá cuidar en casa, la principal diferencia es el tiempo en consulta.

“Si se prefiere eliminar con una pequeña cirugía porque el tamaño, la profundidad u otras características de la lesión haga que sea preferible, en este caso bajo anestesia local podemos afeitarla o extirparla, con o sin puntos, igualmente en una sola sesión. En este caso también quedaría una pequeña herida o cicatriz que requiere unos mínimos cuidados en casa”, desarrolla la doctora Lidia Maroñas.

Al no poder apreciar si en el rostro de Sofía de Suecia quedan cicatrices de la extirpación o el láser, la única explicación posible es que la princesa se sometiera a la eliminación de sus característicos nevus melanocíticos intradérmicos hace varios meses (aunque en sus últimos actos de enero aún los lucía y en febrero soltaba su melena, así que se abren las apuestas) y que haya estado siguiendo los cuidados recomendados por los dermatólogos hasta eliminar cualquier tipo de cicatriz. Es decir, Sofía ha seguido con el confinamiento a rajatabla y no se ha saltado la cuarentena para hacerse un retoque estético. La salud siempre antes que la belleza.

Sofía Hellqvist Manchas en la piel Cambio de look
El redactor recomienda