Heidi Klum planta cara a sus recién estrenados 47 años sin cambiar de 'look'
  1. Estilo
  2. Belleza
Eterno ángel

Heidi Klum planta cara a sus recién estrenados 47 años sin cambiar de 'look'

Da igual a qué etapa de la vida de Heidi Klum viajemos porque si algo ha permanecido imperturbable en la belleza de la modelo es su pelo rubio platino y su flequillo recto

Foto: Heidi Klum, con su eterna melena rubia y su imperturbable flequillo. (Getty)
Heidi Klum, con su eterna melena rubia y su imperturbable flequillo. (Getty)

Heidi Klum, ángel de Victoria’s Secret, presentadora de televisión y actriz en momentos puntuales, vive en un eterno estado de juventud. El año pasado se casaba con Tom Kaulitz, miembro de grupo Tokio Hotel y 16 años más joven que ella, pero su efervescente vida marital no es la responsable de su eterna juventud, la culpa la tiene su look, en concreto su cabello.

Desde que su nombre comenzara a sonar con fuerza en las pasarelas, Heidi Klum nunca ha cambiado de look. Nunca, da igual el año en el que presentara 'Germany's Next Top Model' o el desfile de Victoria’s Secret que protagonizara. Su pelo siempre es el mismo. Vale, puede que en el algún momento le diera una oportunidad a su rubio ceniza natural o incluso que dejara crecer raíces, pero el 90% de su carrera, Heidi Klum siempre ha llevado el cabello rubio platino con un impoluto flequillo recto.

Heidi Klum con su histórico flequillo. (Getty)
Heidi Klum con su histórico flequillo. (Getty)

Sí, una de las modas capilares de ida y vuelta más difíciles de defender, el flequillo recto, encuentra en Heidi Klum a su mejor modelo. La alemana lo domina con maestría y no solo lo luce en alfombras rojas o en su trabajo, en su día a día también maneja el flequillo, incluso se atreve a recortarlo y peinarlo.

[LEER MÁS. Cómo cuidar un flequillo como el de Mamen Mendizábal: sin grasa ni encrespamiento]

El de Heidi es un flequillo que nace un par de centímetros por encima de la frente, tomando una sección triangular del cabello. De esta forma, el pelo cae recto y cubre el ancho del rostro de la modelo. Es decir, Heidi Klum pasa del ‘curtain fringe’ que ahora está de moda y apuesta por el corte de pelo que a ella le favorece.

Heidi Klum, y su flequillo, como jurado de 'Under The Gunn'. (Getty)
Heidi Klum, y su flequillo, como jurado de 'Under The Gunn'. (Getty)

El eterno flequillo de Heidi es mucho más grueso y, por tanto, necesita un constante acicalamiento. Al tener el cabello fino, sin duda es un excelente corte de pelo porque suma volumen y aporta movimiento. Aunque pueda parecer un flequillo muy frondoso, jamás quedará apelmazado precisamente por el tipo de cabello de la alemana.

Además, como el cabello de Heidi siempre es rubio platino, su flequillo llega justo hasta sus ojos -de un color miel difícil de catalogar- potenciando su oscuridad, al crear un sensual contraste, técnica ya usada por Brigitte Bardot o Patricia Conde.

Los peinados retro suman volumen y sensualidad al look de Heidi. (Getty)
Los peinados retro suman volumen y sensualidad al look de Heidi. (Getty)

Pero, claro, mantener siempre perfecto ese flequillo es una tarea muy complicada, por ello Heidi Klum tiene peinados alternativos para no tener que estar alisando y controlando la longitud idónea de su flequillo. Una de las opciones preferidas de la modelo es recurrir a los peinados retro para jugar con el volumen del cabello, pero poder despejar su rostro.

Heidi Klum con el flequillo abierto. (Getty)
Heidi Klum con el flequillo abierto. (Getty)

Otra opción es simplemente alisar el flequillo pero dibujando la raya de su pelo en el medio y, por tanto, dividiendo el flequillo en dos mechones, uno a cada lado de la cara. Poco misterio, pero una excusa perfecta para que Heidi incluya en su peinado uno de sus accesorios preferidos, las horquillas o pasadores XL.

Heidi Klum con una coloración experimental. (Getty)
Heidi Klum con una coloración experimental. (Getty)

Vale, el flequillo mágico de Heidi Klum es una de las claves de su imagen juvenil a pesar del paso de los años, pero no nos engañemos, su mayor aliado, ese que no ha desaparecido jamás de su look, es su melena rubio platino. Puede haber recortado el largo de su pelo, pero su rubio platino es el encargado de llenar de luz su rostro y de generar aún más movimiento y frescura a su melena.

Por ello Heidi jamás ha llevado el cabello oscuro, más allá de sus disfraces de Halloween o de algún momento puntual en el que dejó que sus raíces rubio ceniza crecieran, atreviéndose con un rubio más oscuro y fácil de mantener.

Por supuesto, la belleza congelada en el tiempo de esta modelo no reside solo en su cabellera rubio platino y su siempre cuidado flequillo recto. La genética tiene mucho, si no todo, que decir. Con motivo del Día de la Madre, Heidi Klum compartía una instantánea con la suya, demostrando que la belleza se la debe a ella y que conforme vaya sumando años, Heidi no va a perder ni un gramo de turgencia en el rostro y, ya puestos, el rubio platino y el flequillo, le seguirán sentando igual de bien.

Heidi Klum Tinte pelo Flequillo