Rodillos con microagujas de uso doméstico… ¿Qué piensan los expertos?
  1. Estilo
  2. Belleza
Palabra de dermatólogo

Rodillos con microagujas de uso doméstico… ¿Qué piensan los expertos?

Nos conquistaron hace años con la misión de optimizar tu rutina de cuidado, pero ha llegado el momento de ser críticos y analizar al detalle los beneficios que realmente aportan

placeholder Foto: Descubre el lado oscuro del microneedling casero en tu piel. (Christopher Campbell para Unsplash)
Descubre el lado oscuro del microneedling casero en tu piel. (Christopher Campbell para Unsplash)

Seguro que ya los conoces e incluso los has probado en tu propia dermis porque hay infinidad de opciones en el mercado. Sin embargo, parece que detrás de todas sus promesas 'beauty', hay un lado más controvertido donde los dermatólogos tienen algo que apuntar.

placeholder El microneedling comenzó como un tratamiento de cabina. (Imaxtree)
El microneedling comenzó como un tratamiento de cabina. (Imaxtree)

En términos generales, el microneedling llegó a a nuestras vidas como un cuidado de cabina, mínimamente invasivo, que se centra en abrir microcanales en la superficie de la piel para conseguir varios beneficios. La Dra. Adriana Pineda, médico estético del Instituto Médico Láser, resalta que su misión es “estimular la producción de colágeno, mejorar apariencia de poros, cicatrices y manchas, favorecer el crecimiento de cabello activando la microcirculación de la zona, además de vehiculizar medicamentos u otros activos para el tratamiento”.

El Dr. Antonio Clemente Ruiz de Almirón, dermatólogo del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la AEDV, recuerda que lo que surgió como una herramienta de uso solo profesional (la profundidad de sus agujas es a partir de 1,5 mm) se ha transformado en una tendencia donde aparecen dispositivos para utilizar en casa (las suyas rondan entre 0,25 mm y 0,5 mm).

placeholder La principal diferencia entre los tratamientos profesionales y los domésticos es la longitud de la aguja. (Ben Scott para Unsplash)
La principal diferencia entre los tratamientos profesionales y los domésticos es la longitud de la aguja. (Ben Scott para Unsplash)

“El problema de estos dispositivos domiciliarios es que tienen un largo de aguja muy corto que, en mi opinión, solo es útil para favorecer la penetración de activos. No es suficiente para notar beneficios en cuanto a mejora de arrugas o cicatrices o para el tratar el cabello”, sostiene el dermatólogo. De este modo, el proceso es indoloro en sus versiones caseras, mientras que en los dispositivos profesionales buscan “una mayor estimulación de colágeno y, para notar un mayor resultado, es necesario hacer un tratamiento agresivo”, apunta. Puede surgir un sangrado, por lo que se suele aplicar anestesia tópica con el fin de reducir las molestias. Por otro lado, como las sesiones en manos de profesionales suelen ser más intensas, lo más frecuente es que se programen cada 4-6 semanas, mientras que los dispositivos caseros se puede utilizar hasta una vez cada siete días.

Si nos centramos en los principales peligros iniciales, hay que tener en cuenta que esta técnica no es aconsejable aplicarla en cutis con patologías como el acné, la rosácea, una dermatitis… E incluso en aquellos considerados sensibles o con fototipos altos. Pero, en términos generales, la Dra. Adriana Pineda tiene claro que no es partidaria de utilizar dispositivos de microagujas domiciliarios. Considera que es sumamente necesario que lo maneje personal médico cualificado, que garantice un uso correcto de los dispositivos, para minimizar el riesgo de complicaciones y que se respeten las estrictas medidas de asepsia. En el caso de decidirte a probarlos, el Dr. Clemente Ruiz de Almirón, recomienda hacerlo “con la piel limpia y desinfectada (para reducir la posibilidad de que aparezca una infección), y aplicar el roller trazando múltiples pasadas (un mínimo de 30 en cada dirección) en vertical, horizontal y diagonal”.

placeholder No se deben utilizar en cutis con patologías previas. (Imaxtree)
No se deben utilizar en cutis con patologías previas. (Imaxtree)

El dermatólogo admite que en las sesiones profesionales, los dispositivos son de un solo uso y que lo aconsejable es desecharlos tras cada sesión para reducir la posibilidad de que aparezca una infección. “Sin embargo, en el caso de los domiciliarios, mucha gente los reutiliza. En este supuesto, es fundamental que se desinfecte adecuadamente antes y después de cada aplicación”, reconoce. Desde el Instituto Médico Láser afirman que no siempre esa limpieza es suficiente ya que tienen un alto riesgo de producir infecciones, generar granulomas (es una enfermedad dérmica que genera lesiones en forma de bultos) o fibrosis. “Una mala praxis de manos inexpertas, pueden suponer una verdadera complicación”, apuntan.

placeholder El consejo experto es ponerte en manos de un profesional de la piel. (Imaxtree)
El consejo experto es ponerte en manos de un profesional de la piel. (Imaxtree)

Conclusión: si comparamos los beneficios que ofrecen los rodillos de microagujas domésticos, frente a los peligros que implican, podemos afirmar que no son el mejor gadget para el consumidor 'beauty'. Es preferible acudir a un centro médico, que cuente con personal cualificado, para ser valorados y tratados con la mayor profesionalidad y seguridad.

“En mi opinión, puede ser útil solo como herramienta para aumentar la penetración de ciertos activos en la piel. Pero, teniendo en cuenta que la diferencia en cuanto a resultados visibles va a ser mínima y los riesgos que supone, yo desaconsejaría claramente su uso domiciliario”, concluye el Dr. Antonio Clemente Ruiz de Almirón.

Piel seca Tendencias de belleza Gadgets belleza Arrugas
El redactor recomienda